El aceite de ricino entra dentro de la categoría de aceites vegetales y está recomendado por sus excelentes beneficios. Entre los más destacados, es muy interesante para aquellas personas que buscan potenciar el espesor natural de su cabello, así como la belleza de sus pestañas y cejas.

Seguramente te preguntarás cómo es posible que pueda ayudarte de esta manera.

Este magnífico aceite natural destaca por su composición rica en vitamina E, en ácidos grasos esenciales, además de ser muy rica en proteínas. Estas propiedades son las que hace que se convierta en un remedio natural capaz de potenciar el crecimiento del vello en las cejas.

En el ámbito cosmético podemos encontrar muchos productos que tienen aceite de ricino, precisamente con este fin. Si te interesa saber con más detalle la forma en que el aceite de ricino puede embellecer tus cejas, te invito a seguir leyendo para descubrirlo.

Beneficios del Aceite de Ricino para las Cejas

Nutre los Folículos Pilosos

Las cejas suponen una de las partes más despobladas del cuerpo. No es fácil que crezca pelo ahí, por lo que algunas personas pueden tener problemas para lucirlas vigorosas.

Las propiedades del aceite de ricino permiten nutrir mucho mejor la zona en la que crece el pelo. No solamente potenciará el crecimiento, sino que conseguirá que crezca con mucha más fuerza y volumen.

Después de aplicar el producto se empezarán a notar cambios desde el primer día.

Alto Poder Hidratante

Dedicamos mucho tiempo a hidratar nuestro pelo, pero lo cierto es que raramente hacemos lo mismo en la zona de las cejas, y esto es un error.

Si quieres evitar que esta zona esté reseca, además de potenciar el brillo y la suavidad, también puedes probar con este aceite.

Debido a su textura oleosa, en conjunto con sus interesantes propiedades, tiene la facultad de hidratar en profundidad, creando una película protectora que retendrá la humedad durante mucho más tiempo.

El resultado serán unas cejas hidratadas, con un aspecto único.

Mejora la Estética del Cabello

También es una buena solución para aquellas personas que quieran mejorar el grosor y la estética de sus cejas.

En muchos centros estéticos y peluquerías se utilizan soluciones caseras o comerciales que están compuestas por aceite de ricino.

Una Forma de Prevenir la Caída del Pelo

Además, existen algunos estudios que han concluido que previene la caída del pelo.

La aplicación continuada del producto contribuye a reforzar los nutrientes que hemos comentado, ayudando a que el vello tenga una raíz más gruesa y a que pueda soportar mucho mejor el paso del tiempo.

Contribuye el Exceso de Sebo

El aporte de ácidos grasos omega-9 ayudan a reducir el exceso de sebo contenido en el vello de las cejas.

Lo cierto es que aquí se acumula mucho sebo, hasta el punto de que su peso podría provocar caídas de cejas o evitar que estas puedan crecer en buenas condiciones.

Protege las Cejas de Malos Hábitos

Como ya te he indicado, el área de las cejas no es precisamente la más cuidada de nuestro cuerpo (más bien, lo contrario).

Es una zona que sufre mucho por el maquillaje (sobre todo, por la acumulación de productos químicos), por las alergias, incluso por alternaciones de nuestras hormonas o deficiencias de nutrientes.

Con el aceite de ricino para las cejas contribuimos a proteger la zona en cierta medida de estos malos hábitos.

Sin embargo, es imperativo que adoptemos buenos hábitos y así cuidar esta parte del rostro correctamente.

Protege ante Bacterias y Hongos

Como ocurre en cualquier otro lugar con vello del cuerpo, en las cejas también se puede acumular agentes infecciosos.

¿Te has preguntado alguna vez cuál es la razón de ser de las cejas? Ayudan a proteger a los ojos de ciertos daños, como puede ser el sudor, polvo, arena, incluso hasta de los rayos del sol.

Ahí te he dado la explicación de porque se acumulan bacterias y hongos en ellas de forma continua.

Con el aceite de ricino no solo las limpiaremos, sino que eliminaremos cualquier elemento infeccioso que pueda causar alguna agresión.

¿Cómo Usar Aceite de Ricino para las Cejas?

Seguramente, ya te habrás convencido de porque debes usar aceite de ricino en tus cejas.

Obviamente, como ocurre con otros aceites y productos, debemos tener algunas consideraciones antes de aplicarlo, como las que voy a detallar a continuación.

Elementos Necesarios

· Obviamente, te hace falta comprar aceite de ricino. Puedes encontrarlo en herbolarios físicos u online, además de en plataformas como Amazon. Asegúrate de que el aceite que elijas esté procesado en frío o prensado y sea orgánico, ya que en otro formato no te servirá.

· También necesitas un cepillo de rímel, aunque seguramente tendrás alguno en casa que puedas usar.

Proceso para Aplicar Aceite de Ricino en las Cejas: Paso a Paso

Limpieza inicial

Antes de aplicar nada, nos aseguramos de que tanto nuestro rostro, como las cejas, estén correctamente limpias.

Usa un desmaquillante para eliminar cualquier resto de maquillaje y aplica gel facial para evitar cualquier otro residuo.

Sécate la cara antes de seguir.

También vas a limpiar el cepillo de rímel: no te hace falta usar más que un poco de agua y champú neutro. La idea es que quede sin rastro de ningún producto.

Aplicación

Introducimos el cepillo en el aceite de ricino (tan solo tienes que coger una pequeña cantidad).

La idea es que lo apliques en las cejas de la misma forma que lo harías con el rímel: es decir, haciendo un movimiento de zigzag cubriendo desde la zona de la base hasta llegar a las puntas.

Debes asegurarte de que toda la ceja queda bien cubierta del producto.

Elimina el exceso de aceite

Por muy cuidadosas que hayamos sido, es posible que hayamos aplicado más cantidad de aceite del que deberíamos.

¡No pasa nada! El truco para eliminar el exceso de aceite de las cejas consiste en usar un bastoncillo de los oídos y pasarlo por la zona.

Así te aseguras que cada ceja tiene la cantidad de producto correcto.

Aplicación final

A continuación, volvemos a sumergir el cepillo en el aceite y lo aplicamos en las cejas. Esta vez, nos dedicaremos a extenderlo siguiendo la dirección en la que crece el vello.

No te aclares las cejas: la idea es que las propiedades del aceite actúen durante toda la noche.

Será al día siguiente, nada más despertar, cuando usarás tu gel facial y agua templada para eliminar cualquier resto de sebo.

Incluye este tratamiento en tu rutina de cuidados diaria y verás como no tardas en notar cambios.

¿Tienes las cejas resecas, crecen con poca vigorosidad y/o tienes la zona algo despoblada? Te recomiendo que uses el aceite de ricino para las cejas y notarás la diferencia.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceite de Ricino de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Aceite de ricino para las cejas. Volumen y belleza increíbles.
  • Save

Aceite de ricino para las cejas. Volumen y belleza increíbles.
  • Save