La chía se la conoce como un “superalimento”, aunque realmente este término no existe, por lo menos, nutricionalmente hablando. Se trata de un alimento muy especial que dispone de una gran cantidad de nutrientes, una alta proporción de minerales, vitaminas, antioxidantes, entre otros elementos.

La proporción de dichos elementos es mucho más grande que en la gran mayoría de alimentos que se pueden encontrar a lo largo del mercado. Los expertos aseguran que la chía se considera una excelente fuente de calcio, fibra, proteínas, antioxidantes ácidos grasos del tipo omega 3 de origen vegetal.

Hoy descubrirás que estas semillas tan especiales aportan toda una gran cantidad de ventajas para nuestro organismo. Además, también se consideran un potente recurso para adelgazar siendo un componente muy habitual en toda una gran cantidad de dietas.

Ahora que ya sabes qué es la chía, voy a profundizar un poco en su forma y en sus principales beneficios, así como en las diferentes maneras en las que podemos utilizarla para adelgazar.

¿Qué Son las Semillas de Chía?

Las semillas de chía presentan un aspecto tan característico que es posible que no hayas visto nada igual en el pasado.

En un primer momento, te puede recordar vagamente al aspecto de las lentejas… Pero su aspecto no es tan grueso. Además, el propio peso es mucho más ligero.

Estas semillas tienen asignadas una cantidad de 5 gramos de carbohidratos, 24 de ácidos grasos insaturados y 21 gr de proteína (por cada 100 gramos).

Propiedades de la Chía

· Alto aporte de proteínas: de alto valor biológico.

· Aporte de fibra: refuerza el organismo de fibras solubles e insolubles.

· Producto vitamínico: aporta vitamina A, C y algunas del complejo B.

· Antioxidante: clave para que el cuerpo pueda estar protegido y realizar algunas de sus funciones biológicas sin impedimentos.

· Sin gluten: como no tiene gluten, es una buena alternativa para aquellos que son celíacos.

Beneficios de la Chía

Potente Antioxidante

Hay muchos estudios en los que se indica que la chía tiene un alto poder antioxidante, el cual protege a las grasas sensibles que tenemos en el organismo.

También evita que los radicales libres afecten a las células y que éstas no tengan un envejecimiento prematuro, lo cual puede terminar derivando en enfermedades como cáncer.

Una Buena Solución contra la Deshidratación

Uno de los principales beneficios de consumir semillas de chía es que te ayudarán a evitar la deshidratación. Son capaces de almacenar entre 10 y 12 veces su peso en agua.

Puede ser un buen remedio para aquellos individuos que hacen deporte de manera continuada.

Yo te recomiendo su consumo antes de salir a correr o de ir al gimnasio, ya que así podrás notar sus beneficios de una manera más intensa.

Reduce el Riesgo de Padecer Enfermedades Cardíacas

Algunos componentes reducen la posibilidad de padecer enfermedades cardíacas, como es el caso de la fibra, Omega-3 y proteínas.

Ciertas investigaciones han demostrado que las semillas de chía pueden reducir la presión arterial en personas que tienen hipertensión pero, como te indicaré en la sección de contraindicaciones, también podrían producir el efecto contrario.

Todavía habría que hacer más pruebas para obtener resultados concluyentes en este sentido.

Ayudan a Fortalecer los Huesos

El aporte de minerales como calcio, proteínas magnesio o fósforo son nutrientes que necesitan los huesos para mantenerse en forma.

La proporción de calcio de la semilla de chía es impresionante. Tiene unos 28 gramos por cada onza, lo que supone un importante incremento en comparación con otros alimentos que tienen calcio (como la leche, por ejemplo).

Si no puedes comer lácteos, las semillas de chía pueden aportarte el calcio que necesitas para evitar carencias.

Buena Fuente de Ácidos Grasos Omega 3

Cómo ya te he indicado al principio del artículo, estas semillas tienen una gran cantidad de ácidos grasos omega 3 y, como ya sabrás, estos elementos se consideran imprescindibles para el buen desarrollo de nuestro cuerpo.

Uno de los principales beneficios de la semilla de chía es que incluso llegan a tener más cantidad de ácidos grasos Omega 3 que el salmón, considerado uno de los alimentos que más cantidad aporta.

Reducen la Inflamación Crónica

Cuando recibimos un golpe o nos enfrentamos a una lesión, el cuerpo tiende a inflamarse como medida de protección, evitando la proliferación de virus y bacterias.

En este estudio encontrarás como la semilla de chía podría ayudarte a reducir la inflamación crónica.

Un Buen Recurso para Bajar de Peso

¿No consigues perder peso con tu dieta? Puedes probar con las semillas de chía.

Y es que ayudan a controlar la sensación de ansiedad y, por ende, también a controlar el hambre. Así, podremos evitar sobrepasarnos con nuestro peso.

Se consigue potenciar sus efectos en el caso de que se combinen con frutas para crear zumos con un sabor especial.

Es un buen remedio para que te mantengas en tu peso ideal tan solo con integrarlas en la dieta.

Aquí puedes encontrar una investigación donde se trata este tema con más detalle.

Da Sabor a tus Batidos o Ensaladas

Estas semillas pueden adaptarse a la perfección para cualquier tipo de receta. Incluso, puedes agregar algunas pequeñas semillas en los alimentos que consumes de forma diaria para poder darles un nuevo toque de sabor.

Si quieres dar un sabor muy especial a tus ensaladas o a tus batidos, te recomiendo que añadas dos pequeñas cucharadas sobre ellas. Por supuesto, deberían estar ya batidas, es decir, que fueran polvo.

Lo que está haciendo en realidad es introducir fibra en nuestra dieta y esto es algo que puede ayudarte a perder peso.

También es clave para que le organismo pueda llevar a cabo ciertas funciones biológicas.

Recetas

Recetas de semillas de chía

Aquí te voy a desvelar 3 recetas con chía que te pueden resultar muy interesantes para adelgazar, además de aportarte otros interesantes beneficios:

Gel de Chía

Aprende a crear un gel muy especial en donde el ingrediente principal van a ser las semillas de chía.

Es perfecto para calmar la sensación de hambre, siendo ideal para que no nos excedamos a la hora de empezar cualquier dieta.

Ingredientes

- 2 tazas de agua tibia

- 1 tercio de taza relleno de semillas de chía orgánica (unos 100 gramos)

Elaboración

  1. Coloca las semillas en una licuadora, echa el agua y bate durante unos minutos hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
  2. Espera que pasen unos minutos y volvemos a batir.
  3. Deja que la composición repose durante unos 10-15 minutos para que se pueda formar el gel.

El gel lo puedes combinar con muchos productos, como cereales, mermeladas, yogur, incluso con salsas de tomate, mostaza, aderezos.

Eso sí, vigila los hidratos del producto con el que lo vayas a integrar.

Agua de Chía

El agua de chía es un producto muy recomendado debido a su alta proporción de nutrientes para la salud: aporta calcio, fósforo, hierro, magnesio y omega 3 entre otros.

Además, la dificultad de la receta es muy baja y, aunque el tiempo de elaboración es un tanto alto (de algunas horas), la mayor parte tan solo habrá que esperar.

Ingredientes

- 30 gramos de semillas de chía orgánica

- 1L de agua

- El zumo de 2 limones

- Edulcorante al gusto

Elaboración

  1. Lo primero que harás será meter las semillas en remojo durante una hora. Así se pondrán blandas y podremos seguir con la receta.
  2. Añade el zumo de los 2 limones al agua y mezcla los ingredientes.
  3. Agrega el edulcorante (puede ser miel, azúcar…).
  4. Añade la chía y deja que la composición repose durante 10 minutos.
  5. Introduce la bebida en la nevera durante algunas horas.

Y ya tienes agua de chía lista para que puedas beneficiarte de sus propiedades.

Crear Cápsulas de Semillas de Chía

Si quieres que los beneficios de estas semillas se vayan potenciando a lo largo del día, siempre puedes consumirlas en forma de cápsulas.

Puedes hacerlas en tu casa, pero quizá no te salgan a cuenta, considerando que hay algunos establecimientos que ya las venden a un precio muy reducido. Ahora bien, así puedes controlar mejor los ingredientes que lleva.

Para poder crearlas debes saber que en su proceso de fabricación se utiliza lo que se conoce como aceite de chía.

Son muchos los nutricionistas quienes las recomiendan por su alto poder en el proceso de perder peso. Eso sí, algunos expertos también alertan de los posibles problemas que pueden llegar a producir en el caso de que su consumo sea excesivo.

Desde aquí, quiero aconsejarte que no te tomes más de 2 pastillas o cápsulas al día.

Además, dependiendo de cada persona, también puede tener algunas contraindicaciones.

Antes de empezar cualquier dieta en donde se utilicen estas semillas, te recomiendo que te pongas en contacto con tu médico nutricionista para que pueda hacer una valoración en función de tu situación personal.

Contraindicaciones

Ya te he hablado de lo buenas que son las semillas de chía para la salud, pero también podemos encontrar algunos efectos adversos, o contraindicaciones, a las que nos tendremos que enfrentar si las consumimos en exceso.

Estas son algunas de las más comunes:

· Alergias: no son habituales, pero podrían llegar a producirse. Hay estudios que determinan que la probabilidad de ser alérgico a la chía será mayor si también lo somos a los frutos secos.

· Personas que toman medicamentos para la hipertensión: no se recomienda su consumo para aquellas personas que están tomando medicamentos contra la hipertensión, ya que podría llegar a alterarla de forma drástica.

· Diarrea: las semillas podrían acelerar en exceso el proceso digestivo de nuestro organismo. Por eso, no se recomienda en el caso de que ya tengamos algún problema de índole gastrointestinal.

· Personas con niveles de azúcar bajo: la chía podría reducir los niveles de azúcar elevados del organismo. Pero si el consumidor ya tiene estos niveles muy bajos, una nueva reducción podría resultar devastadora.

· ¿Embarazo?: por el momento no se ha encontrado ninguna evidencia de que existan riesgos entre consumir chía y el embarazo, pero no se recomienda un consumo excesivo, por si acaso.

¿Cómo Consumir Semillas de Chía?

Como consumir semillas de chía.

Existen muchas maneras de tomarnos las semillas de chía y, de esta manera, poder disfrutar de sus principales beneficios.

Sin embargo, te alerto de que si se consumen de forma inadecuada (normalmente de manera excesiva) pueden tener algunas contraindicaciones importantes y producir todo tipo de problema de salud.

La semilla de chía se ha convertido en el alimento estrella que forma parte de toda una gran cantidad de dietas que ayudan a todo tipo de personas.

De hecho, es todo un fenómeno entre las famosas y hasta forman parte de las llamadas “dietas milagro”.

Muchas personas aseguran que han visto como la grasa desaparecía de una forma que parecía casi mágica.

Además, esto se aplicaba tanto a la zona del abdomen, como de la cintura, la espalda y hasta en piernas y brazos.

Para evitar tener problemas si las consumimos de manera incorrecta, te voy a dar unos consejos para saber cómo te las tienes que tomar.

En Ayunas

Por lo general, estas semillas son capaces de desplegar al máximo su potencial en el caso de que se consuman en ayunas, a primera hora de la mañana.

Por otro lado, podemos aprovecharnos de estos efectos en el caso de que seamos capaces de dosificar su consumo: por ejemplo, podemos repartirlas en cantidades iguales y tomarlas una media hora antes de realizar cualquier tipo de comida.

Cantidad

En relación a la cantidad de semillas que podemos consumir, esto dependerá un poco del efecto que se quiere obtener.

En el caso de que queramos reducir nuestros niveles de colesterol, perder algunos kilos, controlar el nivel de triglicéridos, reducir la presión arterial, o cualquier otro tipo de problema similar, se recomienda tomar un par de cucharadas de forma diaria.

Este plan se debería mantener durante un par de semanas.

En el momento en el que termine este periodo, no se debe reducir su consumo de forma drástica, en lugar de eso reduciremos el consumo a una cucharada diaria hasta que finalmente dejemos de tomarlas.

Momento del Día

Por otra parte, es importante que tomemos las semillas de chía aproximadamente media hora antes de cada comida.

Si tu planning de comida incluye que comas 4 veces al día, te recomiendo repartir el consumo en 4 cucharaditas diarias y tomarlas unos 30 minutos antes de cada comida.

Siguiendo el ejemplo anterior, en el caso de que hagamos cuatro comidas al día, podemos repartirlas así:

Un plan sería tomarse una antes del desayuno, una antes de la comida, una antes de la merienda y otra antes de la cena.

Como recomendación final, si es la primera vez que las pruebas, te aconsejo empezar sólo con una cucharadita. En el caso de que te sienten bien, podrás incrementar la dosis dependiendo del efecto a conseguir.

Te recomiendo que integres la chía en tu día, pero siempre con moderación. Estudia las contraindicaciones y consulta con un experto en el caso de que tengas cualquier duda.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo! ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Alimentos Saludables de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Conoce las propiedades y beneficios de la chía.

¡Compartir es bueno!