¿Sabías que existe una técnica para rejuvenecer el rostro sin utilizar agujas ni ningún método invasivo? Se trata del masaje kobido, también conocido como el lifting facial japonés, y tiene como objetivo devolverle la elasticidad a la piel. Pero esto es solo uno de sus múltiples beneficios.

Si quieres saber más sobre esta técnica tradicional de masaje japonés no dejes de leer, y descubre que se esconde tras uno de los secretos ancestrales de la juventud nipona.

¿Qué Es el Masaje Kobido?

Kobido significa “antiguo camino de la belleza” y esta técnica de masaje tiene sus raíces en la medicina natural china.

Sin embargo, el masaje facial Kobido nace en Japón, donde los samuráis solían darse este tipo de masajes en el rostro para calmar la mente y recuperarse después de las batallas.

En el año 1472 la emperatriz Nikwata Asako buscaba una forma de mantener su belleza a lo largo del tiempo y descubrió la técnica de los masajes de los samuráis guardada en secreto por muchas generaciones.

Durante la década de los años 80 comenzó a extenderse por Occidente. Hasta hoy en día, donde existen muchos centros especializados en este tipo de técnicas de masaje.

¿Cómo Funciona el Kobido?

Es una técnica que combina movimientos rápidos y lentos que se realizan solo con las manos para estimular la circulación sanguínea y linfática de la cara y el cuello.

Mediante el uso de presión se van estimulando y activando puntos concretos. Gracias a ello, se estimula la piel y la producción de proteínas para alcanzar ese efecto rejuvenecedor.

Fases del Masaje Kobido

Se compone de cuatro fases con diferentes objetivos en cada una de ellas:

1. Fase Limpieza y Drenaje

Se limpia el rostro y se prepara con una pequeña sesión de shiatsu. De este modo, se eliminan toxinas y la piel queda lista para empezar con la técnica Kobido.

2. Fase de Estiramiento e Iluminación

Se utilizan aceites naturales para reducir la fricción en el rostro, y mediante los movimientos que se realizan en el masaje se busca elevar la piel.

Además, también se consiguen disminuir las pequeñas arrugas y las bolsas que salen debajo de los ojos.

3. Fase Kobido: Lifting Facial

Este sería el momento donde comienza el lifting japonés. Esto se consigue con un masaje a diferentes velocidades con el que se oxigena y se da firmeza a la piel del rostro.

4. Fase Anti estrés

Para terminar, se realiza de nuevo un masaje shiatsu con el fin de eliminar el estrés en las zonas donde se haya podido acumular, calmando estos puntos del rostro y el cuello.

Ahora que ya conoces que es el masaje kobido y como se realiza, te queda la mejor parte, conocer todos los beneficios que tiene. ¿Te los vas a perder?

Beneficios del Masaje Facial Japonés

Aunque te comentaba que el principal objetivo del masaje kobido es aumentar la elasticidad de la piel del rostro, este procedimiento de lifting facial no quirúrgico tiene otros muchos beneficios como los que podrás encontrar a continuación:

  • Refuerza y tonifica el tono de la piel y los músculos faciales.
  • Ayuda a regenerar y reparar la piel, eliminando toxinas y bacterias.
  • Proporciona relajación y bienestar, reduciendo el estrés y la ansiedad.
  • Reduce la flacidez y las manchas.
  • Ayuda a reducir arrugas y previene la aparición de nuevas.
  • Beneficioso para aquellos que sufren bruxismo.

Aunque notarás los resultados a medio y largo plazo, desde el principio sentirás todos los beneficios terapéuticos de esta técnica ancestral.

No solo verás tu piel más joven y luminosa, sino que te sentirás mucho mejor física y mentalmente.

Contraindicaciones

Si bien es cierto que es un masaje que ayuda en muchos aspectos como acabas de leer, no es adecuado para todo el mundo.

En caso de tener sarpullidos o alguna erupción causada por alguna alergia es recomendable que descartes este tipo de masaje, puesto que podría ser perjudicial para tu piel.

Para aquellas personas que tengan una cicatriz reciente o sufran de acné, el masaje kobido se realizará a un ritmo menor y utilizando menos presión. Por lo que en este sentido serán necesarias más número de sesiones para poder conseguir todos sus beneficios.

Palabras Finales

Seguramente con todo lo que has leído, tengas cierta curiosidad por el masaje kobido y probar en tu propia piel todos sus beneficios.

Puedes buscar un centro especializado en este procedimiento y comprobar las maravillas del lifting facial japonés.

Lo mejor de todo es que algunas de las técnicas las podrás incorporar en tu rutina de cuidado facial. Como, por ejemplo, extender la crema de manera uniforme por la cara y el cuello, haciendo movimientos circulares de abajo hacia arriba para que penetre correctamente.

¿Te animas a probarlo y a descubrir más métodos de masajes faciales?

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Belleza Natural de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Prueba el masaje kobido para la piel de tu cara.
  • Save

Prueba el masaje kobido para la piel de tu cara.
  • Save