El aceite de argán tiene propiedades extraordinarias que lo hace perfecto para usar en todo tipo de piel. No es demasiado pesado ni demasiado liviano y está considerado como uno de los aceites vegetales con mayor capacidad nutritiva y regenerativa.

Este aceite, también llamado «el oro líquido de Marruecos», se absorbe rápidamente en la piel y tiene un índice comedogénico de 0 por lo que no obstruye los poros ni causa brotes. Esto, unido a sus beneficiosas propiedades y a las vitaminas que contiene, hace del aceite de argán en ideal para todo tipo de piel. Sigue leyendo y descubrirás por qué…

Qué es el Aceite de Argán

El aceite de argán se extrae de las semillas de los frutos de uno de los árboles más antiguos del mundo, el árbol de Argán. Este árbol es una especie endémica del suroeste de Marruecos siendo este aceite utilizado desde hace siglos por los pueblos bereberes.

Hoy en día, este aceite es muy apreciado por sus propiedades nutritivas, reestructurantes y regeneradoras.

El mejor aceite de argán puro es el que se obtiene por prensado en frío en donde se extrae directamente a partir de las semillas mediante prensas semi-mecánicas. Así se facilita que conserve todos sus principios activos.

Está especialmente indicado para el cuidado piel y el cabello gracias a su composición con altos niveles de:

  • Vitamina E, un potente antienvejecimiento y antioxidante que repara y protege la piel
  • Ácidos grasos, principalmente 40-60% de ácido graso oleico (Omega-9) y 28-36% de ácido graso linoleico (Omega-6)
  • Carotenoides, que son precursores de la vitamina A.

También se encuentran otros ácidos grasos (como palmítico, esteárico y ácido ferúlico), fitoesteroles (que estimulan la producción de colágeno), así como escualeno que es un poderoso antioxidante natural.

Por esta extraordinaria composición, el aceite de argán para la cara es uno de los pocos aceites vegetales adecuado para cualquier tipo de piel.

Al empezar a usar el aceite de argán en tu rutina facial presta atención a cómo reacciona tu piel.

Aceite de Argán para Todo Tipo de Piel

El Aceite de Argán para las Pieles Sensibles

La piel sensible necesita una limpieza e hidratación muy intensa todos los días y el aceite de argán es la mejor opción.

El aceite de argán tiene grandes propiedades curativas gracias a sus agentes antiinflamatorios, antioxidantes y a la vitamina E.

Estas propiedades pueden ayudar a tratar los problemas de la piel como el eccema, la psoriasis, la dermatitis y la rosácea. Dichas afecciones se asocian comúnmente con la piel sensible.

También ayuda a combatir el enrojecimiento y la irritación reduciendo la sensación de incomodidad.

Sólo aplica un poco sobre la piel y masajea suavemente todas las noches para nutrirla e hidratarla

Aceite de Argán para el Cuidado de la Piel Seca

La piel seca no produce suficiente sebo y, por lo tanto, no puede mantener la piel húmeda. Debe nutrirse e hidratarse profundamente.

El aceite de argán trabaja para nivelar la producción de sebo de la piel, lo que hace que ésta retenga más humedad.

Además de hidratar tu piel, también puede aliviar la picazón y la descamación.

Aceite de Argán para Piel Mixta

Este tipo de piel se caracteriza por tener seborrea en algunas partes de la cara, como la nariz y la frente, mientras que las otras zonas están secas.

El aceite de argán beneficia a la piel mixta al compensar el aceite que la piel genera naturalmente. Esto ayuda a compensar las diferencias entre las áreas secas y grasas de la cara para una tez más atractiva.

Aceite de Argán También para la Piel Grasa

Las pieles grasas necesitan cuidado y delicadeza. El aceite de argán nutre y calma la piel, sin obstruir los poros.

Ayuda a estabilizar la producción de grasa gracias a su contenido en ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, disminuyendo la formación de granos.

El aceite de argán es un buena alternativa frente a los tratamientos agresivos que harán que tu piel reaccione produciendo más sebo.

Qué Aceite de Argán Comprar y Dónde

Si quieres un aceite de argán para todo tipo de piel y de máxima calidad debes elegir aceite 100% puro y orgánico o ecológico, prensado en frío.

El aspecto que debe tener el aceite que compres debe ser:

  • Textura ligera y flexible.
  • Color amarillo dorado.
  • Aroma a nuez y un poco de hierbas
  • Envasado en vidrio oscuro ya que es sensible a la luz.

El aceite de argán puedes encontrarlo en herbolarios y tiendas especializadas de belleza. También lo tienes en algunas farmacias y parafarmacias. Así mismo, lo puedes adquirir sin salir de casa a través de Internet, pudiendo comprarlo con tan solo uno o dos días de envío. Éste es mi preferido.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Cuidado de la Piel de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! 🙂

El aceite de argán se puede usar para todo tipo de piel por sus beneficiosas propiedades y las vitaminas que contiene. Sigue leyendo y descubrirás por qué.

Photo by Moose Photos from Pexels