Seguramente ya conozcas algunos de los múltiples beneficios del jengibre y hayas probado sus magníficas propiedades. Ya sabiendo los diferentes usos que tiene, lo que quieres ahora es dar el siguiente paso y cultivar tu propio jengibre en casa. Lo creas o no, esta planta es mucho más fácil de cultivar de lo que pueda parecer.

No dejes de leer y descubre qué pasos tienes que seguir para que esta beneficiosa planta crezca robusta.

Guía Paso a Paso para Cultivar Jengibre

Cómo Seleccionar la Raíz (Rizoma) de Jengibre Adecuada

Este primer paso es muy importante para garantizar que podrás cultivar el jengibre y que crecerá correctamente. El tipo de ejemplar que tienes que seleccionar no debe estar ni empapado ni seco, pues es posible que estén enfermos o muertos y vayan a dar luego una planta.

Busca que tenga signos de crecimientos, que pueden parecer pequeños cuernos o puntas en el jengibre. Puedes recoger tantas raíces (rizomas) de jengibre como quieras, sin embargo, lo aconsejable es que empieces con tres o cuatro para asegurarte tener éxito con al menos uno.

Plantar el Jengibre

Una vez ya tienes en casa tus rizomas de jengibre empieza el proceso de cultivarlo.

Si vas a cultivar esta planta en exterior es fundamental que tengas en cuenta que no resiste bien las heladas por lo que si quieres empezar a cultivarla tendrá que ser después de la última helada de primavera (preferiblemente durante los primeros meses)

Escoge la ubicación. Como seguramente ya sepas cada planta tiene sus necesidades de luz, humedad y temperatura. Por esto es importante que antes de ponerte manos a la obra, elijas con cuidado cuál será el lugar donde plantarás tu jengibre.

Tienes que tener en cuenta que prefiere la luz solar indirecta o aquellas zonas donde dé el sol durante las primeras horas del día. Además, tendrá que estar protegido del viento y tener humedad, no se desarrollará bien en zonas secas con poca humedad.

Preparar el suelo en el que vas a plantar tu jengibre también es otro punto relevante. Tendrá que ser un suelo que drene bien para evitar que se inunde y se pueda llegar a pudrir. Se desarrollará bien en suelos arenosos y ricos en materia orgánica.

En el caso de que vayas a plantarlo en una maceta, lo recomendable es que combines una parte de abono o hummus de lombriz con tres partes de tierra ecológica. Así conseguirás que se desarrolle adecuadamente.

Recuerda antes de plantar, humedece y aire un poco la tierra.

Planta cada rizoma (raíz) de jengibre a 5 - 10 cm de profundidad en la tierra. Como posiblemente tengas varios, procura que entre cada planta haya al menos unos 20 cm de distancia. En el caso de que vayas a cultivarlo en macetas, lo más recomendable es que pongas una planta en cada maceta grande.

Riega ligeramente justo después de haber plantado y procura mantener la tierra húmeda. Importante que no quede encharcada, solo húmeda porque si no podría hacer que se pudriera rápidamente tu planta. Comprueba diariamente como está la tierra y riega antes de que esté completamente seca.

Fuera de los trópicos el jengibre crece lentamente, así que tienes que ser paciente y vigilar su germinación. Pueden aparecer brotes en pocos días o en las primeras semanas. Sigue regando al menos durante un par de semanas la planta. Como ya has visto anteriormente, mantén el mismo nivel de riego también después de la germinación.

Puedes cosechar el jengibre desenterrando toda la planta, el mejor momento para hacerlo es cuando la planta tiene entre 8 y 10 meses. Una vez la hayas recogido, tienes que escoger los rizomas para replantar y hacerlo rápidamente. Para ello, sigue las indicaciones que veías al principio sobre cómo realizar esta selección.

Guarda el jengibre sin pelar en el frigorífico o en el congelador, en función de cuando lo vayas a consumir, durará hasta 3 semanas en la nevera o hasta 6 meses congelado.

El jengibre es una excelente fuente de magnesio, potasio y vitamina B6 entre otras. Además, se ha utilizado durante muchos años para aliviar síntomas de malestar gastrointestinal. Si quieres tener a mano un magnífico remedio natural, no lo dudes y anímate a cultivar jengibre en casa. Es fácil de cultivar, muy beneficioso para la salud y sabroso, ¿sé le puede pedir más?

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo! ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de DIY de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Aprende cómo cultivar jengibre con esta guía paso a paso.
  • Save

Aprende cómo cultivar jengibre con esta guía paso a paso.
  • Save