Es muy posible que ya hayas escuchado hablar del Gua Sha, toda una tendencia de belleza que está causando auténtica sensación en las redes sociales (sobre todo en Pinterest o Instagram).

Este masaje facial antiarrugas aporta muchos beneficios para tu piel: por ejemplo, consigue que esté mucho más tersa, siendo una forma efectiva de combatir el paso del tiempo.

Si quieres saberlo todo sobre esta tendencia, te animo a leer este artículo en donde detallo todas sus características.

¿Qué es el Gua Sha?

Aunque si bien es una tendencia en estos momentos, lo cierto es que el Gua Sha es un tipo de masaje asiático que tiene más de 2000 años a sus espaldas.

Forma parte de una técnica milenaria que se desarrolló en Asia, y que tiene por objetivo establecer una serie de mecanismos de prevención para que nuestra belleza pueda ser mucho más longeva.

El Gua Sha hace referencia a una pieza de Jade o de Cuarzo que tiene unas cualidades físicas muy características. Deriva directamente de la medicina tradicional de China y se presenta con una forma muy especial: un corazón.

Aunque se tiende a pensar que esta forma está relacionada con el marketing, para hacerla mucho más comercial, en realidad con este diseño se trabaja mejor algunas zonas específicas del rostro.

Como curiosidad, también existen otras piedras que se utilizan para tratar diferentes partes del cuerpo: algunas tienen forma de rectángulo, otras se parecen a un pez o a la pata de algún ave.

A la hora de dar estos masajes, además de usar la piedra, también se suele emplear el rodillo de jade.

La piedra Gua Sha no se puede aplicar sola en la piel, siendo imprescindible algún tipo de crema hidratante/humectante o un aceite facial. Esto dependerá de los resultados que se quieran conseguir y de la persona que se encargue de dar el masaje.

¿Cuáles Son los Beneficios del Gua Sha?

El jade es una piedra a la que se le otorgan diferentes propiedades. Desde antaño se ha utilizado para mejorar la circulación, reducir las inflamaciones y estimular el drenaje linfático.

En esta sección te indico cuáles son sus beneficios:

Combate las arrugas y la rigidez facial

Una de las razones de la alta demanda por este masaje asiático es este beneficio. Forma parte de muchos tratamientos antiage, es decir, aquellos que están pensados para combatir la flacidez y reducir efectivamente las arrugas.

No solo se aplica en la zona del rostro, sino que hay piedras específicas que combaten la piel flácida en las piernas, brazos, espalda, incluso hasta en los glúteos.

Con independencia del área en donde se dé el masaje, se suele combinar con el uso de algunos productos que tienen por objetivo estimular el torrente sanguíneo. Estos se absorben con mucha facilidad, para que la piel pueda aprovecharse de mejor de sus beneficios.

Tratamiento contra dolores de espalda y/o cuello

El Gua Sha también es un masaje que se puede utilizar como tratamiento ante dolores que podemos presentar en la zona del cuello y de la espalda.

Es un buen remedio para tratar la inflamación, incluso aquellas afecciones que producen dolor crónico: podrían ser enfermedades como la artritis o migraña.

Si tienes algún dolor provocado por haber mantenido una mala postura, con este masaje asiático se puede aliviar la tensión muscular.

En algunos estudios se ha concluido que este tipo de masaje es mucho más eficaz que ciertos instrumentos para tratar el dolor articular, como puede ser el uso de las almohadillas térmicas.

También hay varias líneas de actuación que demostrarían que en algunos pacientes funcionaría mejor que la toma de determinados analgésicos.

Contrarresta algunos de los síntomas de la perimenopausia

La perimenopausia es un concepto que se puede traducir literalmente como alrededor de la menopausia. Es aquel momento en el que el organismo se prepara para la llegada de la menopausia, la etapa que indica el final de la etapa reproductora de la mujer.

Existen determinados síntomas que alertan de la llegada de este momento, como periodos de sueño irregular, fatiga, ansiedad, sensación de ahogo, sofocos, menstruación excesiva o ausente, etc.

En este estudio se llega a la conclusión de que el masaje Gua Sha podría ayudarnos a reducir los síntomas de la perimenopausia, aunque habría que llevar a cabo más estudios para llegar a conclusiones.

Podría evitar la congestión mamaria

La congestión mamaria es un proceso en el que se hinchan los senos. Es algo común en aquellas mujeres que se encuentran en etapa de amamantamiento.

Lo más habitual es que se produzca después del parto, en la primera semana, aunque en algunas mujeres podría durar mucho más tiempo.

La técnica del Gua Sha también podría ayudar con este problema. Algunas líneas de investigación sugieren que las mujeres que reciben este tipo de masaje tienen menos posibilidades de padecer congestión mamaria.

¿Cómo se usa la piedra jade para hacer un masaje Gua Sha?

De la misma manera que a la hora de someternos a un masaje, este masaje asiático tan solo debería llevarse a cabo por alguien que tenga la experiencia y los conocimientos adecuados.

Una de las directrices básicas que hay que seguir es mantener la dirección de la piedra en forma ascendente y no variarla, con independencia de la parte del cuerpo a tratar.

Aquí te muestro algunos ejemplos:

Contorno de los ojos

Un masaje Gua Sha en esta zona puede ayudar a difuminar las líneas de expresión, incluso para preparar la piel retrasando así la aparición de arrugas.

La piedra tendría que extenderse siguiendo la senda que deja la ceja hasta concluir en la sien.

Se utiliza la zona de la piedra que tiene forma de corazón y se seguirá siempre un movimiento ascendente.

Contorno facial

También se suele usar una piedra en forma de corazón. Haremos el movimiento yendo desde la barbilla hasta la oreja, avanzando a través del contorno del rostro.

Este tipo de masaje difiere un poco del anterior en la parte final, y es que habrá que aplicar un poco más de presión en la base para activar la circulación de la zona.

Surcos nasogenianos

Los surcos nasogenianos son aquellas arruguitas que surgirán en la zona que van desde el área final de la nariz marcando los límites de la boca.

Con este masaje asiático también podemos combatir estas marcas.

Se hacen algunos movimientos en diagonal, cubriendo desde el extremo del labio hacia la zona del mentón.

Se seguirá la misma senda a través del borde de las cejas.

Frente y entrecejo

Para trabajar esta zona se empieza aplicando una leve presión en la parte del entrecejo.

Después, siguiendo un movimiento ascendente, se llega a la zona en donde empieza el cuero cabelludo.

En esta última parte se empleará la parte convexa de la piedra.

Pómulos

La zona de los pómulos es más amplia, por lo que requiere de una mayor destreza para trabajarla.

Se llevarán a cabo movimientos que avanzarán desde la nariz hacia los pómulos. Una vez se haya llegado hasta estos, se avanzará hasta las orejas.

Cuando se llegue al final de cada parte, se aplica una leve presión con el fin de activar la circulación.

Cuello

Finalmente, para trabajar el cuello se debe comenzar en la nuca.

Se llevarán a cabo movimientos ascendentes, cubriendo desde dentro hacia afuera.

Se utiliza la piedra jade en forma de corazón aplicando una presión ligeramente mayor en la base.

Recomendaciones antes de empezar con el masaje de Gua Sha

Estas son algunos consejos a los que tendrás que prestar atención antes de comenzar con el masaje:

  • Es recomendable que lo lleve a cabo un experto cualificado.
  • La cara debería estar limpia, sin restos de maquillaje e hidratada con el producto adecuado para el tipo de piel sobre el que se va a realizar.
  • Podrás conseguir los mejores efectos si nos sometemos al masaje antes de irte a dormir. Así se relajarán los músculos.

Contraindicaciones del Gua Sha

El Gua Sha es un tratamiento completamente natural considerándose bastante seguro. No forma parte de un tratamiento invasivo, por lo que la probabilidad de que algo salga mal es muy remota.

Sin embargo, hay algunas cosas a considerar:

  • El hecho de frotar en demasía la piedra contra la piel podría provocar la presencia de hematomas, aunque no deberían de tardar en desaparecer más que unos días.
  • Se desaconseja en personas con bótox o algún tipo de relleno, ya que este masaje activa la microcirculación sanguínea, que es el efecto opuesto que tienes estas otras técnicas.
  • No se recomienda someterse a un masaje Gua Sha en el caso de que nos hayamos sometido a una cirugía recientemente.
  • Tampoco es aconsejable si has tenido algún golpe, herida, trombo o cualquier otro tipo de anomalía en la zona en la que te vas a dar el masaje.
  • No debe aplicarse si la piel es fina y delicada, o si presenta algún tipo de afección, como acné o rosácea, pues podría agravarse el problema.
  • Durante este masaje asiático se podrían romper algunos vasos sanguíneos y por ello tampoco se recomienda si estamos consumiendo algunos productos anticoagulantes.

Para Terminar

En definitiva, el Gua Sha es un tipo de masaje milenario que ayuda a rejuvenecer su piel, además de tener unos beneficios reconocidos.

En principio, es un tratamiento sencillo aunque si lo realiza un experto mejorará su eficacia y reducirá el riesgo de hematomas si se aplica con una fuerza excesiva.

A todo el mundo le gusta lucir más tonificado, radiante y joven, aumentando el interés en formas naturales y menos invasivas para lograrlo.

Si todavía no lo has probado, te recomendamos hacerlo para que puedas comprobar por ti misma/o porque es toda una tendencia en la red.  Y recuerda que puedes comprar la piedra Gua Sha en Amazon.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Belleza Natural y consúltalo en cualquier momento! :)

Masaje asiático Gua Sha. Un lifting natural.

¡Compartir es bueno!