Si estás empezando a adentrarte en el mundo de la cosmética natural o has descubierto el maravilloso universo de los aceites esenciales y quieres probarlo, has llegado al lugar adecuado. Hoy vas a descubrir cómo aprovechar los diferentes beneficios del aceite esencial de lavanda en sencillas recetas.

Seguro que ya conoces algunas de las cualidades de este popular aceite natural como calmante de inflamaciones e irritaciones, es excelente contra las quemaduras del sol o ayuda a tratar el acné. Pero lo que a lo mejor te preocupa es que no sabes cómo utilizarlo.

No pasa nada, gracias a estas recetas de cosmética natural sabrás aprovechar al máximo las propiedades de este aceite. No te las pierdas y sigue leyendo.

Recetas con Aceite de Lavanda

Preparar en casa tus propios cosméticos es una excelente oportunidad para empezar a utilizar productos 100% naturales sin los químicos y siliconas que suelen llevar la gran mayoría de los productos de cuidado personal.

Champú de Coco y Lavanda

Seguro que con este título ya te estás imaginando el dulce y relajante aroma que puede tener esta receta de champú.

Gracias a las propiedades limpiadoras del aceite esencial de lavanda combinadas con las cualidades acondicionadoras de la leche de coco, podrás disfrutar de un cabello hidratado y suave.

Ingredientes

Instrucciones

Empieza por mezclar bien todos los ingredientes en un recipiente.

Vierte la mezcla en la botella.

Agita el champú antes de cada uso.

Recetas con aceite esencial de lavanda.

Jabón de Aceite de Oliva y Lavanda

Si a la riqueza en vitamina E del aceite de oliva virgen le sumas las propiedades relajantes de la lavanda, el resultado es el jabón perfecto para mimarte.

Este jabón es ideal para todo tipo de pieles, así que no lo dudes y ponte manos a la obra.

Ingredientes

Instrucciones para elaborar jabón casero de lavanda

Para esta receta vas a necesitar utilizar guantes y gafas de protección. Es importante que sea lo primero que te pongas antes de empezar a manipular los ingredientes.

En un sitio ventilado, comienza por mezclar la sosa en polvo con el agua templada en una jarra o recipiente de cristal que resista el calor. Remueve y comprueba que toda la sosa se ha disuelto.

Deja que la mezcla se enfríe un poco. Asegúrate de colocarla en un sitio seguro donde nadie pueda tocarla.

Pon el aceite en otro recipiente y poco a poco, mientras vas removiendo, ve añadiendo la mezcla de sosa y agua.

Una vez que ya hayas pasado toda la mezcla, sigue batiendo despacio durante un rato más hasta que veas que comienza a espesar como si fuese una mayonesa.

Si estás batiendo a mano te llevará más tiempo llegar hasta ese punto, así que puedes descansar cada 15 minutos.

Añade 15 ml de aceite esencial de lavanda justo cuando hayas llegado a ese punto, en el que la mezcla está más espesa.

Vuelve a mezclar un poco y después puedes ponerlo en un molde u otro recipiente (que hará de molde).

Tápalo con film transparente y déjalo tapado hasta el día siguiente.

Puedes empezar a desmoldar después de día y medio, antes de que todo se ponga completamente duro.

Corta en pequeños trozos y deja secar en un sitio seco durante 4 semanas antes de utilizarlo.

Tónico Casero de Aceite de Lavanda y Aloe Vera

Una de las propiedades del aceite esencial de lavanda es ayudar a restaurar los tejidos dañados mejorando la cicatrización y el tono de la piel.

Esta sencilla receta para elaborar tónico con ingredientes 100% naturales ayudará a mejorar el aspecto de tu piel y es ideal para el cuidado diario.

Ingredientes

Instrucciones para hacer tónico facial casero

Tienes que rellenar la botella con pulverizador con el agua destilada.

A continuación, añade el gel de aloe vera y agita para que se mezcle correctamente.

Después puedes añadir las gotas de aceite de lavanda. Agítalo de nuevo para que se combine todo bien.

Consérvalo en un lugar seco y fresco donde no le dé la luz.

Repelente Natural de Insectos

Si tienes la sangre tan dulce que los mosquitos no pueden resistirse y acabas lleno de picaduras, tenemos la solución para alejarnos de ti.

Gracias a esta receta de repelente de mosquito con lavanda, ya no tendrás que preocuparte de los picotazos y además podrás descansar bien gracias a sus propiedades relajantes.

Ingredientes

Instrucciones para fabricar un repelente casero de insectos

Mezcla estos ingredientes en un bol, primero el aceite y el aloe.

Después añade las gotas del aceite de lavanda.

Pasa esta mezcla a un recipiente de vidrio o de plástico sin BPA, y utilízalo en tu piel como hidratante corporal antes de irte a dormir.

Con esta solución, no solo tendrás la piel libre de mosquitos, sino que también la mantendrás hidratada. ¡Un producto 2 en 1!

Palabras Finales

Como has podido comprobar en cada receta se aprovecha una propiedad diferente de este maravilloso aceite esencial. Y es que son muchos los usos del aceite de lavanda que puedes disfrutar.

Después de haber descubierto estos magníficos remedios, ahora ya solo te queda una cosa, que empieces a probar a prepararlos.

Ya verás como no te arrepientes y quieres seguir añadiendo a tu día a día más productos caseros.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceite de Lavanda de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Recetas con aceite esencial de lavanda.

¡Compartir es bueno!