Las pestañas son el marco de los ojos y de la mirada. Afortunadamente, no es necesario conformarse con pestañas pequeñas o muy cortas. El aceite de ricino para las pestañas puede ser la solución.

El tratamiento es sencillo y práctico. Cuesta poco dinero y es fácil de realizar. No necesitas clínicas ni personas especializadas. Tú misma podrás mejorar tus pestañas aplicando aceite de ricino. Te invito a descubrir este maravilloso recurso.

El Aceite de Ricino: Qué es

Quizás habrás visto publicidades o etiquetas de productos que tienen aceite de ricino. Actualmente es frecuente encontrarlo en jabones, cremas, bálsamos corporales y hasta en champús.

Es probable que alguna cosmetóloga o una amiga te hayan hablado de él. También puede suceder que estés conociendo los beneficios del aceite de ricino para las pestañas ahora, a través de este artículo.

Pero, ¿qué lo hace tan útil? Veamos sus características generales y comenzarás a entender que realmente es un producto valioso.

Cuando dispones de un frasquito de aceite de ricino, debes ver en él mucho más que un líquido. En verdad, tienes en tus manos un concentrado de nutrientes. El aceite de ricino en las pestañas obrará milagros.

Este aceite bien elaborado es totalmente natural. Se obtiene prensando las semillas de la planta. En este punto es importante pensar en las propiedades de las semillas de cualquier planta.

¿Te has detenido a pensar por qué las plantas tienen semillas? Son las reservas de la naturaleza. En las semillas del ricino, como en las de cualquier otra planta, se concentra todo el potencial nutritivo para que una planta germine.

Piensa que si prensas una semilla de ricino lo que obtienes es un concentrado de esos nutrientes. Es un rejuvenecedor natural. Si aplicas esta bomba de nutrientes en tus pestañas, verás que adquieren cuerpo, longitud y luminosidad.

Componentes del Aceite de Ricino para Pestañas

Hemos visto que este aceite reúne todos los nutrientes que almacena la semilla. Veamos cuáles son y en qué favorecen a las pestañas.

El 90% del aceite está compuesto por ácido ricinoleico. ¿Qué es el ácido ricinoleico? No te asustes, no es complicado entenderlo. Se trata de ácidos grasos que tienen mucho omega-9.

Seguramente has oído hablar de los beneficios del omega 9 para prevenir el envejecimiento. Precisamente el aceite de ricino es en su mayor parte omega-9 y contiene además sales y algunos otros componentes muy beneficiosos para la piel y el cabello.

Según algunos estudios, el ácido ricinoleico puede promover el crecimiento del cabello. Este compuesto es también un humectante efectivo.

El ácido ricinoleico se encuentra casi exclusivamente en el ricino.Es un ácido graso muy poco frecuente en la naturaleza y, como siempre ocurre, si algo no abunda se vuelve más valioso y codiciado.

Además, por sus múltiples utilidades la gente lo descubre y ya no deja de usarlo. Eso te sucederá a ti también.

Aceite de Ricino para las Pestañas: Beneficios

Desde que lo conozco, el aceite de ricino es como un pequeño tesoro para las pestañas. No es magia, aunque lo parezca. Es pura ciencia y naturaleza.

¿Por qué es tan bueno?

• El secreto está en que el aceite de ricino penetra hasta los folículos pilosos de las pestañas y alimenta la raíz de esos pelitos. Esta nutrición es la que produce pestañas más largas, espesas, fuertes y sanas.

• Los ácidos grasos omega 9 ayudan a combatir el exceso de grasa de las pestañas. Este es un factor que las afecta mucho y que provoca caídas. El exceso de grasa impide el crecimiento y la renovación.

• Es un hidratante natural que lubrica cada pelito desde la raíz. Protege las pestañas de factores climáticos y ambientales. No olvides que el sol, los aires acondicionados fríos o calientes y la sequedad del aire afectan también a las pestañas.

• Es un excelente escudo que impide que el maquillaje perjudique las pestañas. Muchos productos para maquillar pestañas contienen elementos que con el uso constante pueden perjudicarlas.

• Los efectos antihongos y antibacteriano de este aceite también contribuye a la sanidad de las pestañas. Bacterias y hongos también son causas frecuentes de deterioros.

Ya lo conoces. Sabes qué contiene y qué aporta. Has descubierto que cuida la salud de tus pestañas y las nutre.

Ahora es momento de entrar en acción. Te mostraré en qué consiste el tratamiento para pestañas con aceite de ricino. Verás que es sencillo, práctico, cómodo y que no te complicará para nada.

Uso del Aceite de Ricino en las Pestañas: Aplicación

Para iniciar un tratamiento con este óleo solo necesitas dos elementos: el aceite y un cepillito para aplicarlo.

Es un tratamiento que requiere constancia ya que las pestañas no cambian de la noche a la mañana.

Si logras transformarlo en una rutina permanente será más efectivo aún. Te aconsejo que lo hagas por las noches, antes de irte a dormir. El aceite actuará durante tu reposo y no interferirá con tu maquillaje.

– Primer Paso: Comprar el Aceite

A la hora de comprar el aceite debes asegurarte de comprar un producto de calidad, 100% puro orgánico o ecológico. Encontrarás dos tipos:

  • Aceite de ricino negro de Jamaica, de color marrón oscuro (compra aquí)

Cualquiera de los dos es igualmente poderoso y tienen las mismas propiedades. La diferencia en el color es resultado del proceso de elaboración, nada más.

Algunas opiniones sostienen que el más natural es el prensado en frío y, por otro lado, es el que más fácilmente encontrarás en el mercado.

– Segundo Paso: Conseguir el Aplicador

Seguramente tienes a mano un cepillito de rímel que ya no usas o que se haya terminado. Lávalo bien y luego trátalo con el mismo aceite para eliminar todo vestigio de productos anteriores.

– Tercer Paso: Retirar todo el Maquillaje

Las pestañas deben estar totalmente limpias. Para esto puedes usar una crema o gel desmaquillante, que retirarás luego con agua. Las secarás con una toallita o papel absorbente. Puedes realizar el mismo proceso con las cejas, ya que el aceite también las mejorará.

– Cuarto Paso: Aplicar el Aceite

Lo harás de dos maneras:

  • Con el dedo pasarás un poco de aceite por el borde de los párpados, arriba y abajo.
  • Luego cargarás el cepillito con aceite y lo aplicarás en las pestañas como lo haces con el rímel. Puedes retirar el exceso tocando las pestañas con un papel absorbente.
  • Deja actuar el aceite toda la noche.

– Quinto Paso: El Día Siguiente

Al día siguiente lava tu cara y ojos con agua fría. Luego aplica una crema o gel de limpieza facial que retirará los restos.

El aceite tiene también un efecto descongestivo, que seguramente notarás enseguida.

Precauciones Antes de Usar Aceite de Ricino en las Pestañas

Es necesario que tomes en cuenta ciertas precauciones antes de usar el aceite de ricino. Algunas tienen que ver con el aceite en sí y otras con las reacciones de tu piel cuando lo aplicas.

• Cerciórate de que en la etiqueta conste que es producto 100% natural y orgánico. En el mercado existen mezclas. Para este tratamiento te sugiero el elaborado exclusivamente con ricino.

Observa la fecha de caducidad. El aceite envejecido no te traerá problemas, pero habrá perdido sus propiedades beneficiosas. Con el tiempo, el aceite de ricino se pone rancio. Lo notarás por su olor. Es momento de descartarlo.

Consérvalo lejos de la luz directa y del calor intenso. Preferentemente, mantenlo en ambientes frescos. De este modo se conservará intacto.

Evita que el aceite entre en tus ojos pues podría irritarlos.

Haz una prueba de parche. El día antes de comenzar el tratamiento, coloca una pequeña cantidad en un sector de tu brazo. Observa si hubo alguna reacción. Cada organismo reacciona de manera diferente. Si notas que la piel se ha enrojecido o si te pica suspende el tratamiento. Te sugiero que en este caso consultes al médico para comprobar a qué se debe esta reacción.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico antes de usarlo.

Consideraciones Finales

El versátil aceite de ricino se ha utilizado en todas las culturas, desde la egipcia a la romana hasta llegar a Europa, gracias a sus múltiples beneficios.

Es un producto que se consigue fácilmente a precio accesible.

Este aceite puede ayudarte a borrar esa obsesión que quizá tengas con tus pestañas cuando las ves delgadas y muy pequeñas. No te ocurre solo a ti, sino que a muchas mujeres y a muchos hombres les pasa.

Aproximadamente en dos meses deberías empezar a notar los cambios. Ese es el tiempo que naturalmente lleva el ciclo del crecimiento de las nuevas pestañas. Es importante que seas constante con las aplicaciones para que los resultados sean óptimos.

Abundan los testimonios de personas que han obtenido excelentes resultados en el fortalecimiento de las pestañas. También hay opiniones que niegan la veracidad de estos efectos. Te invito a que compruebes tú misma los resultados.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero Aceites Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! 🙂

El Aceite de ricino fortalece, da volumen y hace crecer las pestañas. Te enseño cómo usar y aplicar el aceite de ricino para tus pestañas.

Referencias

Wikipedia.org.- Aceite de Ricino.

School of Health Sciences, Macao Polytechnic Institute, Macao, China.- «In silico prediction of prostaglandin D2 synthase inhibitors from herbal constituents for the treatment of hair loss«