Las excelentes propiedades de la manteca de karité hacen de ésta una producto natural muy popular por sus beneficios curativos e hidratantes. Una manteca increíble y versátil que deberías incluir en tu rutina de cuidado de la piel y el cabello.

Pero ¿sabías que hay diferentes tipos de manteca de karité? ¿Conoces la diferencia entre la manteca de karité sin refinar y la manteca de karité refinada? Vamos a entrar en la ciencia detrás de la diferencia entre la manteca de karité sin refinar y la refinada. Comprobarás que todo está en el procesamiento.

Manteca de Karité Sin Refinar

Esta manteca proviene de las nueces del árbol de Karité que es nativo de África Occidental.

La manteca de karité sin refinar se puede extraer a mano utilizando los métodos tradicionales de África, o mediante el uso de un proceso mecánico, la presión en frío.

Ambos métodos dan como resultado la producción de manteca de karité sin necesidad de la introducción de productos químicos, ingredientes sintéticos o conservantes. Este producto resultante se conoce también como manteca de karité orgánica cruda o virgen.

Extracción de la Manteca de Karité Sin Refinar: Manual y por Presión en frío

Extracción manual

Se hace a partir de huesos liberados de la carne del fruto y puestos a secar al sol durante varios meses. Luego se machacan para romper las cáscaras y se hacen hervir en agua para que sean más fáciles de quitar. Las materias grasas emergen y a medida que la grasa se enfría se bate para hacer un producto suave y utilizable.

La manteca de karité cruda puede no estar filtrada por lo que podrían quedar impurezas. En este caso se puede filtrar a través de una gasa u otro medio, siempre que la calidad de la manteca no se vea afectada.

Por presión en frío

En la actualidad se prefiere el proceso de prensado en frío de los huesos a temperatura controlada. El cocido previo de la almendra es absolutamente necesario, sin embargo la grasa se extrae mediante un proceso de alta presión.

Este método reduce la fragancia ahumada de nuez asociada con la manteca de karité cruda. No obstante, la técnica suave y la temperatura fría preservan los delicados aceites de karité, sus propiedades restauradoras y sus beneficios curativos.

La manteca de karité pura prensada en frío es una buena opción para aquellos que son sensibles a su fragancia natural.

Características de la Manteca de Karité Sin Refinar

El color puede variar de un color marfil a un tono ligeramente amarillo. Su aroma natural es a nuez ahumada que puede resultar agradable para algunas personas y no gustar a otras. La consistencia es sólida y gruesa lo que cambia una vez que hacemos productos para el cuidado de la piel o el cabello.

La manteca de karité sin refinar es rica en:

  • Vitamina A, E y K.
  • Fitoesteroles y alantoína.
  • Calcio, magnesio, hierro, cobre y catequinas (un tipo de antioxidante que se creía que solo existía en el té verde).
  • Vitamina F que es una mezcla de ácidos grasos, entre otros, el ácido oleico (omega-9), el ácido esteárico y el ácido linoleico (omega-6), los cuales se absorben rápidamente en la piel.

Gracias a sus maravillosos ingredientes ayuda a que tu piel se vea saludable, vibrante y equilibrada de varias maneras:

– Es una excelente hidratante y humectante.

– Mejora la apariencia del envejecimiento al mejorar la elasticidad y reducir la apariencia de las líneas finas y arrugas, ayudando a estimular la producción de colágeno.

Unifica el tono de la piel al mejorar la apariencia de las estrías, la hiperpigmentación y la aparición de cicatrices de acné. También es muy beneficiosa en quemaduras, rasguños, cicatrices en general y moretones.

– Brinda una suave protección natural al sol (SPF 6 ) debido a su mayor contenido de antioxidantes.

– Tradicionalmente se ha utilizado como ungüento debido a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias naturales.

– Es eficaz para aliviar eczema, psoriasis, rosácea, protuberancias y erupciones cutáneas, así como para la descamación de la piel después del bronceado.

– Ayuda a tratar las ojeras.

– Se puede usar como loción o crema para masajes.

– Nutre, protege y repara el cabello dañado.

Sin embargo, la manteca de karité sin refinar tiene algunos inconvenientes:

• No dura tanto tiempo como la manteca de karité refinada, teniendo una duración de 12 a 24 meses.

• El olor puede ser un factor disuasivo cuando se considera su uso regular. Afortunadamente, se puede agregar aceites esenciales y otros aceites vegetales  para contrarrestar su fragancia, a la vez que se añaden más propiedades para el cuidado de la piel y el cabello.

Manteca de Karité Refinada

Extracción de la Manteca de Karité Refinada

La manteca de karité refinada o ultra refinada se extrae durante un proceso que utiliza altos niveles de calor. En ocasiones entra en juego la adición de químicos como el hexano u otros solventes derivados del petróleo.

Estos productos químicos ayudan a romper las semillas y aceleran el proceso de separación de la grasa o la manteca de toda la nuez. También eliminan cualquier olor y el color. A menudo se agregan perfumes y conservantes. Y lo más importante, las propiedades beneficiosas de la manteca cambian durante el procesamiento.

Características de la Manteca de Karité Refinada

El resultado final es una manteca que carece de su aroma natural y es de color blanco pudiendo ser estéticamente atractiva. De hecho, muchas personas usan esta manteca de karité blanca debido a su falta de color y fragancia.

Desafortunadamente, también se reducen significativamente o se eliminan muchos de los nutrientes bioactivos que tiene la manteca de karité cruda. Es más, durante este proceso de refinación se pierden hasta el 75% de estos ingredientes. ¡Una pérdida bastante significativa!

La manteca de karité refinada con calor es de consistencia muy cremosa. Sigue siendo muy hidratante, pero ya no recibes las mismas propiedades curativas, nutritivas y embellecedoras del karité crudo.

Casi todos los productos cosméticos que contienen manteca de karité están hechos con este tipo de manteca de karité refinada. Ello es gracias a que el procesamiento le da una vida útil más prolongada que la manteca sin refinar. Además, es más fácil trabajar con la manteca de karité refinada.

Clasificación Comercial de la Manteca de Karité

En la comercialización de la manteca de karité puede haber diferencias significativas en el producto según la región de origen, los métodos de producción, el filtrado y las condiciones de almacenamiento.

La confusión acerca de la manteca de karité se debe a los diversos tipos comerciales que utilizan las marcas: «pura», «refinada», «sin refinar»,  «premium», etc.

También puedes encontrarla en diferentes grados que indican distintas apariencias y aromas. En este sentido, se clasifica en cinco grados:

  • A –  Cruda o sin refinar por presión en frío.
  • B  –  Refinada.
  • C  –  Altamente refinada y extraída con solventes como el hexano.
  • D  –  El grado más bajo no contaminado.
  • E  –  Con contaminantes.

La manteca de karité de grado A, cruda o sin refinar prensada en frío, orgánica o bio, son las más altas de calidad.

A día de hoy son muchas las tiendas de productos naturales, herbolarios y farmacias en las que puedes adquirirla. En Internet también hay cientos de sitios donde comprar manteca de karité. Sin embargo, es importante que verifiques la calidad y la pureza del producto antes de comprarla.

Por comodidad y precio yo opto por la compra online, y puedes encontrar las tres mantecas que se han mencionado en este artículo:

Si estás interesada en asegurarte el uso de los productos de belleza más naturales ten en cuenta las diferencias entre la manteca de karité en sus dos estados, sin refinar y refinada. Lee las etiquetas de tus productos y asegúrate de usar solo lo mejor.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Mantecas Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

La confusión acerca de la Manteca de Karité refinada y sin refinar se debe a los diversos tipos comerciales que utilizan las marcas: pura, refinada, sin refinar, premium.

Referencias

«La manteca de karité». Por M. V. Ruiz Méndez y J. Huesa Lope. Instituto de la Grasa y sus Derivados. C.S.I.C. Avda. P. García Tejero, 4. 41012 – Sevilla.- http://grasasyaceites.revistas.csic.es/index.php/grasasyaceites/article/viewFile/1264/1267

«Vitamina F». Instituto Europeo de Dermocosmética.- http://www.institutodermocosmetica.com/fichas-tecnicas/vitaminas/vitamina-f/

 

Photo credit: 10b travelling / Carsten ten Brink The production of shea butter via photopin (license)

¡Compartir es bueno!