Al igual que el aceite de argán, hay otro producto natural de 5 estrellas que me encanta en la piel y el cabello: es la manteca de karité pura. Esta manteca es un excelente humectante con propiedades curativas únicas para la piel. De hecho, gracias a estas propiedades curativas el árbol de karité recibe su nombre, que significa «Árbol de la Vida«.

La manteca de karité se ha utilizado como un ingrediente cosmético durante siglos. Su alta concentración de vitaminas y ácidos grasos, junto con su consistencia fácil de extender, la convierten en un excelente producto para suavizar, calmar y acondicionar la piel y el cabello. Gracias a sus especiales propiedades, la manteca de karité sin refinar es más que una hidratante. Proporciona ingredientes antiinflamatorios y antienvejecimiento fundamentales para la piel. Sigue leyendo y descubrirás esta maravillosa manteca vegetal.

¿Qué Es la Manteca de Karité?

La manteca de karité proviene de las semillas o huesos del árbol de karité (Vitellaria Paradoxa). Los árboles de karité son nativos de África Occidental y la mayoría de la manteca de karité todavía proviene de esa región.

La manteca de karité cruda o sin refinar se extrae y se prepara sin el uso de productos químicos:

  • Se puede elaborar de forma manual, en donde una vez que el grano se retira de la semilla, se tritura en polvo y se hierve en agua. Después la mantequilla sube a la parte superior del agua y se vuelve sólida.
  • O bien, se puede preparar mediante métodos de prensado en frío sin la utilización de conservantes.

Esta manteca se ha utilizado en África durante siglos como un ingrediente cosmético. En muchos otros lugares, se ha usado durante años para mejorar la piel y el cabello. También tiene una larga historia de uso medicinal como por ejemplo en el cuidado de heridas.

La manteca de karité pura es de color marfil a amarillo claro. Tiene un olor característico, que al utilizarla por primera vez puede no resultar del todo atractivo. No obstante, pasados unos 10 o 20 minutos desaparece. Aun así, le puedes añadir unas gotas de tu aceite esencial favorito.

Es sólida a temperatura ambiente, pero su textura cremosa hace que se absorba rápidamente por la piel. Por ello es ideal para usar, por ejemplo, como contorno de ojos, bálsamo para los labios o manteca corporal. Además, ofrece una protección natural frente a los rayos UV (SPF 4-6).

Composición de la Manteca de Karité

Semillas de Manteca de Karité

Los beneficios de la manteca de karité provienen de su composición química. Contiene importantes ingredientes hidratantes y nutrientes bioactivos, destacando:

  • Vitaminas A, un poderoso antioxidante que mejora afecciones de la piel, como manchas, arrugas, dermatitis y eczema.
  • Vitamina  E, potente antioxidante que  y el crecimiento saludable de las células de la piel. Es antienvejecimiento y un agente anti-radicales libres, lo que ayuda a prevenir los nocivos efectos de la exposición ambiental y del sol.
  • Vitamina K, promueve la microcirculación y la renovación de las células en las pieles dañadas y envejecidas. Ayuda a la piel a tener un aspecto más sano, joven y brillante.
  • Vitamina F, que no es realmente una vitamina sino una mezcla de ácidos grasos. Estos actúan como hidratantes y previenen el envejecimiento de la piel. Contribuyen al mantenimiento de la película lipídica cutánea, es decir, equilibran los aceites en la piel. También son antidescamativos y reparadores de la piel. Estos ácidos grasos son:
    • Oleico: 40 – 60%
    • Esteárico: 20 – 50%
    • Linoleico: 3 – 11%
    • Palmítico: 2 – 9%
    • Linolénico: menos del 1%
    • Araquídico: menos del 1%
  • Calcio, magnesio, hierro, cobre y catequinas (un antioxidante que también existe en el té verde).
  • Ácido cinámico, que actúa como una eficaz pantalla contra los rayos ultravioletas. También es antiinflamatorio y curativo por sus propiedades antifúngicas y antisépticas.
  • Los triglicéridos, la parte grasa de la nuez de karité que nutre y acondiciona la piel.
  • Ésteres cetílicos, la parte cerosa de la manteca de karité que acondiciona la piel y retiene la humedad.

Cómo Funciona la Manteca de Karité

La manteca de karité, como la mayoría de los aceites de semillas, se puede dividir en 2 fracciones importantes:

  1. La fracción saponificable, que contiene la mayor parte de la hidratación.
  2. La fracción no saponificable o insaponificable, que contiene la mayoría de las propiedades curativas y, que es excepcionalmente grande en la manteca de karité (puede variar del 5% al 10%). Ésta contiene importantes nutrientes, vitaminas y otros valiosos fitonutrientes. Los componentes mayoritarios de esta fracción son los triterpenos.

Esta fracción curativa tan grande junto con la fracción hidratante hacen que el uso regular de esta manteca natural pueda tratar muchos problemas de la piel: manchas, arrugas, quemaduras solares, cicatrices, eczemas y un largo etcétera de otras condiciones de la piel. También puede reducir la inflamación de la piel.

La manteca de karité contiene un 60% de grasa lo que la hace altamente emoliente sellando la humedad en la piel. Muchos estudios muestran que es especialmente buena para penetrar en la piel. Puede ayudar a suavizar y alisar la piel seca.

Beneficios de la Manteca de Karité

Propiedades de la Manteca de Karité

1.- Hidratación  y nutrición

La manteca de karité se utiliza típicamente por sus efectos hidratantes y nutritivos. Estos beneficios están relacionados con la concentración de vitaminas naturales y de los ácidos grasos del karité indicados anteriormente: ácido linoleico, oleico, esteárico y palmítico.

Cuando se aplica tópicamente, estas grasas se absorben rápidamente en la piel restaurando los aceites naturales de la piel (lípidos). Estos actúan como una barrera entre la piel y el ambiente exterior, manteniendo la humedad y reduciendo el riesgo de sequedad. Por ello, a menudo se usa para remediar la piel seca y para ayudar a proteger los aceites naturales de la piel.

2.- Antiinflamatoria

Se ha encontrado que los ésteres de la manteca de karité tienen propiedades antiinflamatorias. Esto puede ayudar a minimizar la irritación causada por factores ambientales, como el clima seco.

También ayuda a calmar la piel y aliviar la picazón. Esto es especialmente útil para afecciones inflamatorias de la piel, como eczema, dermatitis y psoriasis. La investigación incluso sugiere que la manteca de karité podría ser tan efectiva como las cremas específicas para tratar el eczema.

Concretamente, un estudio de 2010 reveló la manteca de karité es antiinflamatoria gracias al ácido cinámico y otras propiedades. Un compuesto en particular, el lupeol (uno de los triterpenos más importantes), reduce la inflamación de la piel e incluso ayuda a evitar las mutaciones de la piel. Esto también lo hace beneficioso para algunas personas con acné.

3.- Antioxidante

Los altos niveles de vitaminas A y E, dos potentes antioxidantes, son importantes agentes antienvejecimiento . Protegen las células de la piel de los radicales libres que pueden provocar un envejecimiento prematuro y una piel opaca.

4.- Es antimicrobiana y antifúngica

Un estudio de 2014 sugiere que las dosis orales de extracto de corteza de karité pueden reducir la actividad antimicrobiana en animales. Aún se necesita más investigación, pero podría indicar posibles beneficios antibacterianos en las personas. Debido a esto algunos indican que la aplicación tópica puede disminuir la cantidad de bacterias que causan el acné en la piel.

Los productos de árbol de karité se han establecido como ingredientes poderosos para combatir las infecciones de la piel causadas por hongos. Se sabe que mata las esporas de los hongos que causan la tiña y el pie de atleta.

5.- Para prevenir el acné

La manteca de karité es rica en diferentes tipos de ácidos grasos que ayudan a limpiar la piel del exceso de sebo. A la vez le devuelve la humedad y la bloquea en la epidermis para que la piel no se seque. Con ello se restaura el equilibrio natural de los aceites en la piel lo que puede ayudar a detener el acné antes de que comience.

6.- En producción de colágeno y en regeneración celular

Los triterpenos que contiene la manteca de karité se cree que desactivan la destrucción de la fibra de colágeno. Esto puede minimizar la aparición de líneas finas.

Las propiedades hidratantes y antioxidantes del karité ayudan a que tu piel genere nuevas células. Así, la manteca de karité puede ayudar a reducir el fotoenvejecimiento: las arrugas y líneas finas que el estrés ambiental y el envejecimiento pueden crear en la piel.

7.- Puede ayudar a reducir la aparición de estrías y cicatrices

Se cree que la manteca de karité evita que los fibroblastos queloides (tejido cicatricial) se reproduzcan, al tiempo que fomenta el crecimiento de células sanas para que ocupen su lugar. Esto puede ayudar a que tu piel sane minimizando la aparición de estrías y cicatrices.

8.- Protección solar adicional

La manteca de karité no se puede usar sola como un filtro solar efectivo. Sin embargo, el uso de manteca de karité en la piel y el pelo te ofrece una protección solar adicional por su SPF estimado en 4-6. Puedes usarlo como protector solar de bajo índice, aunque lo recomendable es utilizar altos índices de protección frente al sol.

9.- Para el pelo y el cuero cabelludo

La manteca de karité no se ha estudiado específicamente por su capacidad para fortalecer el cabello . Sin embargo, un estudio de 2017 descubrió que una planta del África occidental químicamente similar, la Fruta Milagrosa (Synsepalum Dulcificum), era eficaz para el tratamiento de las mujeres que sufrían roturas y daños en el pelo.

Una forma de tratar la caspa es restaurar la humedad en el cuero cabelludo seco e irritado. Cuando esta manteca se usa en combinación con otras cremas hidratantes podría ayudar a disminuir los caspa y reducir el riesgo de brotes. También ayuda a eliminar la irritación del cuero cabelludo causada por algún agente químico.

Adicionalmente, la manteca de karité restaura el brillo y la suavidad del cabello.

10.- Como alivio de las quemaduras solares y superficiales

Los aceites pueden ser beneficiosos para las quemaduras superficiales de la piel, como las quemaduras solares. Los componentes antiinflamatorios de la manteca de karité pueden reducir el enrojecimiento y la hinchazón. Sus ácidos grasos también pueden calmar la piel al retener la humedad durante el proceso de curación.

11.- Para calmar las picaduras de insectos

Esta manteca se ha usado tradicionalmente para aliviar las picaduras de insectos al reducir la hinchazón. Sin embargo, no ninguna investigación clínica al respecto. Si tienes dolor intenso e hinchazón por picaduras considera ver a un profesional de la salud.

12.- Puede ayudar en la curación de heridas

Además de reducir la inflamación,el karité también está vinculado a la regeneración de tejidos, que es fundamental para el tratamiento de heridas . Sus ácidos grasos también pueden ayudar a proteger las heridas de los irritantes ambientales durante el proceso de curación.

13- Podría ayudar a aliviar el dolor

La artritis puede causar dolor e inflamación de las articulaciones. Un estudio de 2016 indica que podría ayudar a reducir la inflamación al tiempo que protege las articulaciones de daños mayores.

Cuando los músculos se extienden demasiado pueden verse afectados por la inflamación y la rigidez a medida que el cuerpo repara el tejido muscular. La manteca de karité puede ayudar al dolor en el músculo al reducir la inflamación.

14.- Puede ayudar a aliviar la congestión

La investigación científica indica que la manteca de karité puede ayudar a aliviar la congestión nasal reduciendo la inflamación en las fosas nasales y despejando las vías respiratorias. Parece que mejora la congestión tan eficazmente como ciertas gotas descongestionantes nasales. Estos efectos podrían ser beneficiosos cuando se trata de alergias, sinusitis o el resfriado común.

Usos de Manteca de Karité

Usos de la Manteca de Karité en piel, cara y pelo

La manteca de karité es uno de los productos naturales más versátiles. Puedes usarla en la piel y el cabello con total tranquilidad. Veamos algunos de sus usos.

1. Aplicada pura en la cara y el cuerpo para una hidratación natural.

2. En una barra de loción hidratante de manteca de karité.

3. Como ingrediente básico de un remedio casero para el acné.

4. Sola o en un bálsamo para mejorar la elasticidad de la piel y evitar las estrías durante el embarazo.

5. Como una crema natural para hidratar las uñas y las cutículas.

6. En el contorno de ojos para alisar las arrugas y reducir de bolsas.

7. Como crema casera para el cuerpo junto a otros aceites y mantecas naturales y aceites esenciales.

8. Durante un resfriado o alergia como descongestionante nasal y para la nariz dolorida.

9. Como ingrediente en una loción o crema hidratante casera.

10. En las cicatrices para ayudar a la producción de colágeno.

11. Como base para desodorantes caseros.

12. Para piel y el cabello usado solo para protección solar de bajo grado. Y después de la exposición al sol, para reponer la piel y el cabello.

13. Como un producto natural para el cuidado de la piel del bebé y del niño, ya sea pura o en recetas caseras: bálsamos labiales infantiles, para prevenir la irritación de los pañales, …

14. Aplicada en los labios directamente o en bálsamos labiales caseros.

15. En el cabello o cuero cabelludo, también mezclado con otros ingredientes naturales: aceite de jojoba, aceites esenciales de tu preferencia, etc.

16. Como crema de depilatoria o de afeitar para una depilación o afeitado suave y sedoso. Y también, si lo prefieres, aplicado después como una loción o como bálsamo after-save.

Cómo Aplicar Manteca de Karité

Sobre la piel

Como acabas de leer, puedes aplicar esta manteca directamente sobre la piel o mezclada con otros ingredientes naturales, como aceite de coco, de oliva  o aceites esenciales.

La manteca de karité cruda y sin refinar es fácil de extender. Simplemente frótala sobre tu piel hasta que se absorba por completo.

Si la aplicas en el cara puede evitar que el maquillaje, si lo usas, se adhiera a tu rostro. En este caso es mejor aplicarla por la noche antes de acostarte.

En el cabello

La manteca de karité sin refinar también se puede aplicar directamente a tu pelo:

    • Si su cabello es naturalmente rizado o poroso deberías usarla como acondicionador. Deja que actúe unos minutos antes de aclarar y peina como de costumbre. También puedes usar una pequeña cantidad como acondicionador sin aclarado.
    • Si tienes el pelo liso, delgado o fino usa la manteca de karité en las puntas. No la apliques en la raíz ya que puede acabar con un aspecto aceitoso.

Si la manteca de karité es demasiado densa para el uso que le quieres dar puedes derretirla al baño maría o en una olla doble fondo. Ten cuidado para que no se acerque a la ebullición pues perderá parte de sus beneficiosas propiedades. También puedes emulsionarla con otros aceites.

Precauciones: Seguridad y Efectos Secundarios

El uso más seguro de la manteca de karité es aplicarla externamente, es decir, un uso tópico.

La manteca de karité cruda no contiene sustancias químicas que irritan la piel. Es excelente para usar en niños y bebés, y se puede aplicar casi en cualquier tipo de piel. Aún así y como siempre, es aconsejable realizar un prueba antes del primer uso en una pequeña zona de la piel.

No hay estudios clínicos sobre alergias tópicas a esta manteca. Si crees que puedes tener alergia debes evitar su uso y consultar con un alergólogo antes de utilizarla.

La manteca de karité contiene pequeños restos de látex natural por lo que no está indicada para personas alérgicas o con hipersensibilidad a este compuesto.

Es aconsejable que consultes con tu médico o tu dermatólogo antes de usarla, especialmente en afecciones subyacentes de la piel.

En cualquier caso, suspende el uso de la manteca de karité si tienes cualquier tipo de irritación e inflamación. Si notas dolor intenso, hinchazón o dificultad respiratoria, busca atención médica con urgencia.

Qué Tipo de Manteca de Karité es Mejor ¿Cuál Comprar?

Existe una gran variedad de tipos de manteca de karité según el fabricante. Encontrarás que existen clasificaciones de diferentes grados en función de la calidad. La mejor calidad la encontrarás en el grado A, que es la manteca de karité cruda o sin refinar.

Hay muchas mantecas de karité refinadas que no tienen olor y son completamente blancas. Pero el proceso de refinamiento elimina muchas de sus beneficiosas propiedades curativas y nutritivas.

Se pueden encontrar buenas marcas de manteca de karité sin refinar, tanto cruda como obtenida por presión en frío en tiendas especializadas en la calle o en Internet.

Cuando se trata de elegir la mejor manteca de karité solo busca manteca de karité cruda, sin refinar o de grado A y orgánica. La puedes comprar aquí.

Ten en cuenta que si es orgánica sirve de apoyo a las comunidades que realmente cosechan y cultivan las nueces de karité. Es más, puedes comprar manteca de karité de grado A que está etiquetada como «comercio justo».

Algunas mantecas de karité crudas puede que no se hayan filtrado y por ello podrían contener trazas de la semilla de karité. Puedes eliminarlas de la siguiente manera:

  • Calienta al baño maría hasta que se derrita
  • Después la cuelas a través de una gasa o un colador fino para eliminar cualquier partícula
  • Una vez colada vierte la manteca de karité en recipiente de cristal bien limpio o en un molde de silicona

Almacenamiento de la Manteca de Karité

Guarda la manteca de karité fuera de la luz directa y del calor. Debe almacenarse ligeramente por debajo de la temperatura ambiente para que se mantenga sólida y fácil de aplicar.

Puede volverse rancia o caducar dentro de los 12 a 24 meses debido a que los tocoferoles naturales (vitamina E) que contiene se encuentran en menor cantidad que en otras mantecas, como la manteca de cacao. Pero seguro que con tantos usos la acabas mucho antes.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Mantecas Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! 🙂

Propiedades, beneficios y usos de la Manteca de Karité. Úsala en tu piel y cabello. Es humectante, curativa, antiinflamatoria y antienvejecimiento.

Referencias

«La manteca de karité«. Por M. V. Ruiz Méndez y J. Huesa Lope. Instituto de la Grasa y sus Derivados. C.S.I.C. Avda. P. García Tejero, 4. 41012 – Sevilla.

«Effects of Topical and Dietary Use of Shea Butter on Animals. American Journal of Life Sciences«. Malachi Oluwaseyi Israel. Vol. 2, No. 5, 2014, pp. 303-307. doi: 10.11648/j.ajls.20140205.18.

 

Imágenes

Flower photo created by freepik – www.freepik.com

By Marco Schmidt – Self-photographed, CC BY-SA 2.5

De Hopkinsuniv – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0