Hoy en día, el uso del aceite de coco es increíblemente popular y parece que no hay nadie que se resista a sus beneficios. Sin embargo, los diferentes tipos de aceite de coco que existen generan, en muchas ocasiones, confusión sobre cuál es el mejor aceite.

Seguramente quieres usar aceite de como y te preguntas: ¿Qué tipo de aceite de coco es el mejor? ¿Es todo el aceite de coco igual? ¿Cuántos tipos de aceite de coco hay?¿Cuál es la diferencia entre crudo, orgánico, extra-virgen? A continuación vamos a ver detenidamente todo acerca de los tipos de aceite de coco que vas a encontrar para que puedas elegir el más adecuado para tí. 

Tipos de Aceite de Coco

Existen diferentes tipos de aceite de coco que puedes encontrar según su procesamiento: refinado, sin refinar, fraccionado e hidrogenado. Cada uno de ellos tiene sus propias características y peculiaridades.

Aceite de Coco Sin Refinar

Llamado aceite de coco "puro" o "virgen", el aceite de coco sin refinar está hecho de carne de coco fresca en lugar de seca.

El aceite se extrae mediante dos métodos: mediante un proceso de molienda húmeda (centrifugación) o por secado rápido (presión en frío).

Extraído por Centrifugación

La molienda húmeda requiere que la carne de coco se transforme en leche de coco. Después al hervirla, colarla o fermentarla, y utilizando enzimas o una centrifugadora, la leche se separa del aceite.

Este aceite se considera crudo y retiene todos lo nutrientes del coco.

Obtenido por Prensión en frío

El secado rápido, como su nombre indica, seca la carne de coco muy rápidamente a baja temperatura. Luego el aceite se extrae mecánicamente a través del método de prensado en frío.

Este aceite de coco también conserva todos los nutrientes al igual que el aceite crudo.

La rapidez de ambos procesos hace que el aceite de coco no necesite aditivos ni blanqueadores. También retiene más sabor a coco porque no está expuesto a altas temperaturas.

Aceite de Coco Refinado

El aceite de coco refinado ha tenido mucho más procesamiento que el aceite sin refinar y se hace exclusivamente a partir de carne de coco seca, conocida como copra.

La carne ha sido blanqueada y tratada para reducir las bacterias potenciales que se producen en el proceso de secado. A continuación, el aceite de coco se somete a un proceso de alto calor y presión para extraer el sabor y el olor del coco. Este proceso de extracción mecánica se conoce como prensado con expulsor.

Muchos productores también usan productos químicos para extraer la mayor cantidad posible de aceite de la carne de coco. Con frecuencia, se agrega hidróxido de sodio para aumentar la vida útil, aunque éste no es el caso con todos los aceites de coco refinados.

En cualquier caso, si compras aceite de coco refinado es muy importante que te asegures que se haya refinado mediante fricción, calor  o gravedad y NO con productos químicos.

Aceite de Coco Fraccionado

Este es obtenido a partir de aceite de coco normal al que se le elimina la mayor parte o la totalidad del ácido láurico, su principal ácido graso, así como también los ácidos grasos de cadena larga.

Así, el aceite de coco fraccionado contiene principalmente ácidos grasos de cadena media (triglicéridos o MCT): ácido caprílico y ácido cáprico.

El fraccionamiento se usa para separar los diferentes tipos de grasas del aceite. Este proceso se realiza calentando el aceite por encima de su punto de fusión, para después dejarlo enfriar de forma que la fracción sólida del aceite se separe del líquido.

Este aceite es de textura ligera, transparente, insípido, inodoro y líquido a cualquier temperatura.

Aceite de coco Hidrogenado

El aceite de coco puede estar hidrogenado lo que significa que, a altas temperaturas, se le agregan átomos de hidrógeno para convertir sus componentes de grasa no saturada en grasas saturadas. Esto le da una vida útil más larga.

Existen 2 clases:

Parcialmente Hidrogenado

Es semisólido y se considera el tipo más peligroso ya que contiene las dañinas grasas "trans" que no queremos en nuestro cuerpo. Estas grasas provocan enfermedades cardíacas, aumento de peso, obesidad y derrames cerebrales.

Totalmente Hidrogenado

Este aceite es sólido y, aunque se considera ligeramente mejor que el anterior, tampoco es bueno pues tiene grasas saturadas asociadas con enfermedades cardíacas.

Otras Clasificaciones dentro de los Tipos de Aceite de Coco

Aceite de coco Orgánico y No Orgánico.

Dentro de los tipos de aceite de coco debes considerar si quieres aceite de coco orgánico o no orgánico. Para asegurarte de que sea realmente orgánico, busca en la etiqueta el sello que certifique la producción orgánica. Esto significa, entre otros, que los cocos se cultivaron sin el uso de pesticidas y fertilizantes químicos. Aunque si bien, la FAO nos indica:

La agricultura orgánica involucra mucho más que no usar agroquímicos

Aceite de coco Virgen Extra vs Virgen.

A diferencia del aceite de oliva, en el caso del aceite de coco no hay distinción alguna. Estos tipos de aceite de coco son el mismo producto y puedes utilizar cualquiera.

Qué Tipo de Aceite de Coco es el Mejor: Cuál Usar

  • El aceite de coco sin refinar, refinado prensado por expulsor, fraccionado o de otro tipo pueden resultar útiles para uso externo.
  • Los aceites refinados contienen la mayoría de los nutrientes que se encuentran en los aceites sin refinar, pero no son tan potentes. Si estás comprando aceite de coco refinado es muy importante asegurarse que no se haya refinado con productos químicos.
  • El aceite de coco fraccionado se utiliza para diversos usos domésticos  y de cuidado personal. No obstante, ten en cuenta que no contiene ácido láurico, una de las grasas más beneficiosas.
  • Lo mejor es que elijas el aceite de coco orgánico puro o virgen que puedes comprar fácilmente aquí. Este tipo de aceite mantiene la integridad del aceite de coco con todas sus propiedades y beneficios.

Apariencia y Almacenamiento del Aceite de Coco Puro

El aceite de coco puro sin refinar es líquido siempre que la temperatura esté por encima de los 25º C. Por debajo de ésta, se convierte en una grasa sólida o manteca, de color blanco, espesa y cremosa. Para cambiar el estado del aceite de coco, basta con templarlo o enfriarlo.

Puede guardarse tanto sólido como líquido, pero no debe mantenerse bajo la luz solar directa.

Otra característica del aceite de coco es que puede conservarse durante dos o más años, más que cualquier otro aceite.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceites Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Aquí tienes los diferencias entre los distintos tipos de aceite de coco para que puedas elegir el más adecuado para la piel y el cabello.

Fuente de la imagen

¡Compartir es bueno!