Durante muchos siglos, la gente ha confiado en los beneficios del aceite de almendras para ayudarles en las diversas facetas de su vida diaria. Y es que este aceite nos da sus maravillosas cualidades en muchos niveles, para nutrir el cuerpo por dentro y por fuera, para mantener el corazón, para la relajación general, para una piel flexible …

Es hora de dejar de pensar en las almendras como un fruto seco y verlo como el rey de los aceites naturales. Descubre nuestra lista de beneficios y usos del aceite de almendra y agrégalo a tu rutina lo antes posible para empezar a disfrutar de la mejor versión de tu piel y tu cabello.

Nutrientes del Aceite de Almendras

Este aceite contiene un alto nivel de ácidos grasos que pueden mejorar la función de barrera de la piel, y además también es rico en vitaminas D y E así como varios minerales.

Funciona como un antiinflamatorio y calmante, principalmente ayudando a calmar la piel de la irritación, protegerla del daño de la radiación UV y a restaurar la barrera de humedad de la misma, entre otras muchas cosas.

El aceite de almendras está repleto de beneficios que aporta a la piel y al cabello. Tiene todo lo que siempre has soñado en un producto natural.

Beneficios del Aceite de Almendras

Para la Piel

  • Limpiador facial. La limpieza con aceite es beneficiosa para la piel y el aceite de almendras dulces es uno de los mejores aceites para esta rutina. Ayuda a deshacerse de las impurezas, el exceso de sebo, la piel muerta y también a abrir los poros obstruidos.
  • Reduce la apariencia de algunas cicatrices. Una de las características más populares del aceite de almendra es su capacidad para ayudar en la curación de las cicatrices en la piel. Gracias a sus propiedades mantiene los niveles de humedad de la piel equilibrados, ayudando a rejuvenecer el tejido cicatrizante, pudiendo igualar el color y la textura.
  • Para las estrías. Ayuda a prevenir que aparezcan, sobre todo en el embarazo. También sirve de alivio para el enrojecimiento y la picazón. Aplica directamente en la zona a tratar.
  • Trata afecciones cutáneas. Reduce los síntomas y alivia la picazón casos de psoriasis, dermatitis y eczema.
  • Hidratante para la piel. Es un excelente humectante y emoliente, ya que retiene la humedad dentro de la piel. Aplícalo tanto en el cuerpo como en la cara inmediatamente después de la ducha para obtener los máximos beneficios.
  • Ayudar a reparar los labios agrietados. Si sufres de labios agrietados o secos, intenta usar aceite de almendras en lugar de tu barra de labios habitual. Además de que tiene un sabor agradable, ¡te encantarán los resultados!
  • Protege de los daños del sol. Según un estudio, el aceite de almendras puede proteger la piel del sol y ayudar a revertir parte del daño sufrido como resultado de la exposición a los rayos UV.
  • Aceite de masaje. Es perfecto para realizar un masaje corporal y facilitar la relajación muscular. Para potenciar sus efectos, puedes mezclarlo o diluirlo con tu aceite esencial favorito porque es un excelente aceite portador.

Para el Pelo

  • Aumenta el brillo. Si lo que estás buscando es brillo, entonces puedes contar con el aceite de almendra dulce para conseguirlo. Ayuda a dar la tan necesaria hidratación a tu cabello que le ayuda a lucir brillante y a sentirse suave.
  • Calma la descamación y el picor del cuero cabelludo. Es extremadamente hidratante y nutritivo. Cuando se masajea el cuero cabelludo con el aceite, las células muertas se desprenden de él y se puede lavar fácilmente. También controla las infecciones y la inflamación del cuero cabelludo.
  • Fortalece el pelo. Proporciona minerales esenciales para el crecimiento saludable del cabello. Mediante la aplicación regular del aceite, tu pelo crecerá de manera natural más grueso y fuerte.
  • Desenredante para el cabello. Aplica unas gotas de aceite de almendras en tu pelo y déjalo durante unos minutos para desenredarlo con más facilidad y sin dañarlo.
  • Para las puntas abiertas. Aplica una pequeña cantidad de aceite en los extremos del cabello y ayudarás a reducir las puntas abiertas. Podrás disfrutar de un pelo sano y más largo durante más tiempo.
  • Lucha contra el encrespamiento. Si tienes un cabello con textura áspera, seca o sin brillo, ya sabes la importancia de sellarlo para evitar el efecto de la humedad. Y este es un gran aceite sellador que ayuda a retener la humedad en el cabello para que no se filtre, evitando de este modo el encrespamiento o frizz.

Conclusiones

Definitivamente, el aceite de almendras dulces es uno de los mejores aceites naturales que puedes usar. Así que, consíguelo porque sin duda se convertirá en tu gran aliado en tu rutina diaria de belleza y aprovecha todos sus beneficios.

Elige siempre aceite de almendra dulce obtenido por primera presión en frío y orgánico o ecológico. Lo puedes comprar fácilmente y desde la comodidad de tu casa en Amazon.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo! Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceites Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento. :)

Botella ámbar de aceite de almendras y almendras dulces sobre mesa. Conoce los beneficios del aceite de almendras para el cabello y la piel. También cómo usarlo.

¡Compartir es bueno!