Si estás buscando opciones más naturales dentro de tus productos de cuidado personal, seguramente te hayas planteado más de una vez dar el salto y probar a hacer desodorante casero. Pero seguro que no terminas de atreverte porque piensas que es muy difícil o que no terminará de funcionar bien.

No te preocupes, ya verás como la receta que encontrarás es muy fácil de hacer y con ingredientes que puedes encontrar sin problemas. No solo te ahorrarás dinero, sino que además es muy saludable para tu cuerpo pues no contiene parabenos u otros ingredientes químicos agresivos con tu piel.

Lo mejor de esta receta es que podrás personalizar el olor que quieres poner en tu desodorante. Ya verás como después no quieres utilizar otro que no sea el tuyo. ¡No te arrepentirás!

¿Conoces Cuál es la Diferencia entre Desodorante y Antitranspirante?

Antes de empezar con los ingredientes y el paso a paso de la receta, es interesante revisar cuáles son las diferencias entre desodorante y antitranspirante.

El desodorante no detiene el sudor, lo que sí hace es evitar en la medida de lo posible el olor corporal que se genera en determinadas circunstancias. Como funciona, es que vuelve esa zona de tu piel más ácida, eliminando las bacterias que generan el mal olor. Es decir, sudarás, pero no olerás mal.

Por otro lado, como su nombre bien indica un antitranspirante lo que hace es evitar que transpires, “tapando” los conductos que liberan el sudor. También neutraliza el olor de la poca transpiración que se pueda dar.

Ahora que ya conoces las diferencias entre ambos, y sabiendo que muchas marcas utilizan productos que a la larga pueden ser dañinos para tu piel, qué mejor alternativa que probar a hacer tu propio desodorante en casa.

Receta para Hacer tu Propio Desodorante Casero

Ingredientes

· ½ taza de bicarbonato de sodio (no dudes en usar menos si tienes la piel sensible)

· ½ taza de maicena

· 5 cucharadas de aceite de coco

· 20 gotas de aceite esenciales (pomelo, árbol de té, lavanda o naranja pueden ser excelentes opciones, aunque no para mezclarlos todos a la vez)

*Recuerda: Asegúrate siempre de que tus aceites esenciales provienen de una marca con buena reputación e ingredientes de alta calidad.

Pasos

1. En un bol mezcla el bicarbonato de sodio y la maicena.

2. Añade poco a poco el aceite de coco y a continuación las gotas de los aceites esenciales que hayas seleccionado. Mezcla todo bien, hasta que quede homogéneo.

3. En un frasco limpio (y que puedas cerrar herméticamente) vierte la mezcla. Para utilizarlo, hazte con un palito de madera para sacarlo del recipiente y pon un poco en tu dedo.

Asegúrate de utilizar la cantidad adecuada. Cogiendo una cantidad del tamaño de un guisante para cada axila debería de ser más que suficiente para sentirte fresca y oliendo a rosas todo el día.

Como has podido comprobar es bastante fácil hacer tu propio desodorante casero y con solo 4 ingredientes. Podrás personalizarlo con los aromas que más te gusten e ir cambiando y probando diferentes combinaciones.

Sí que tienes que tener en cuenta, que las primeras semanas tus axilas tienen que acostumbrarse al producto y “desintoxicarse” un poco, por lo que puede que huelas un poco más intenso que habitualmente. Pero no te preocupes, aguanta y ya verás que en poco tiempo vuelves a oler tan bien como siempre. ¿Te animas a intentarlo?

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo! ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de DIY de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Aprende cómo hacer desodorante casero con aceite de coco.
  • Save

Aprende cómo hacer desodorante casero con aceite de coco.
  • Save