Todo el mundo suele pensar que las ojeras se deben al cansancio y a la falta de sueño. Sin embargo, aunque estas son algunas de las causas existen otros muchos factores para que la zona de debajo de tu ojo tenga un aspecto algo más oscuro e hinchado.

Si tienes ojeras y quieres reducir su aspecto o eliminarlas, no te preocupes, porque aquí encontrarás toda la información que necesitas. Por un lado, entender mejor cuáles pueden ser las causas de las ojeras para en la medida de lo posible prevenirlas y por otro, descubrirás diferentes remedios naturales que puedes hacer en casa para atenuar o deshacerte de ellas.

¿Cuáles Son las Principales Causas de las Ojeras?

Las ojeras dan la impresión de que uno está cansado o agotado, y puede que esto suceda a pesar de que estés durmiendo lo suficiente o bebas mucha agua. Pero, estos son solo algunos de los muchos factores que pueden implicar que notas hinchada y algo más oscura la zona de debajo de tus ojos.

Para entender mejor por qué puedes tener ojeras estas son algunas de las causas:

  • Falta de sueño o malos hábitos para dormir
  • Alergias y Eczema
  • Anemia por falta de hierro
  • Sobreexposición al sol
  • Envejecimiento
  • Fumar
  • Deshidratación
  • Dermatitis
  • Mala circulación
  • Genética

Conocer las diferentes causas te ayudará a entender mejor cómo puedes cuidar mejor esta zona para en la medida que sea posible ir reduciéndolas y eliminándolas poco a poco. Además de que puede ayudarte a evitar complicaciones de salud, tendrás un mejor aspecto.

Remedios Caseros para las Ojeras

Ahora que ya conoces algunos de los factores, a continuación, podrás encontrar varios remedios caseros naturales que puedes probar para deshacerte de las ojeras.

Aceite de Argán

El aceite de argán tiene antioxidantes y vitamina E que ayuda en la cicatrización de los tejidos y restaura el brillo natural de la piel. También es popularmente conocido por reducir las líneas de expresión y las arrugas.

Aplica unas gotas de aceite en tu dedo anular y golpea suavemente por debajo de la zona de los ojos, deja que el aceite se absorba. Prueba a incluir este paso dentro de tu rutina de cuidado por las noches para conseguir mejores resultados.

Azafrán

A lo mejor no sabías que el azafrán tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden ayudar a eliminar las ojeras. Efectivamente, más allá de ser una especia exótica y muy valorada a lo ancho y largo del mundo, está llena de beneficios para tu piel.

Para probar este remedio necesitarás 2 bolas de algodón, ¼ taza de leche y 1- 2 hebras de azafrán. Primero, coge las hebras de azafrán y remójalas en leche durante un par de minutos. A continuación, moja las bolas de algodón en la leche y aplícalas bajo los ojos. Déjalo que actúe sobre la piel en torno a 10 minutos y después aclara con agua fría.

Aceite de Almendras

El aceite de almendras al igual que el aceite de argán es muy rico en vitamina E, además ayuda a tener la piel más flexible y suave. También tiene propiedades emolientes que son perfectas para hidratar la zona.

Aplica unas gotas en tus dedos y masajea con suavidad la zona de la ojera. Deja toda la noche que tu piel lo absorba y cuando te levantes por la mañana lava la zona.

Gel de Aloe Vera

Si utilizas gel de aloe vera conseguirás gracias a su archiconocida propiedad para hidratar y ayudar a regenerar la piel, que se vea más saludable y se vaya reduciendo la pigmentación de la zona. Consiguiendo de esta manera, eliminar poco a poco las ojeras.

Aplica una pequeña cantidad sobre tus dedos y masajea con suavidad en la zona de las ojeras durante unos minutos. Pasados unos 10 minutos, limpia la zona con una toalla húmeda. Este remedio puedes probar a utilizarlo dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche justo antes de irte a dormir.

Pepino

Otro remedio al que recurre mucha gente es el pepino. Esto se debe a que tiene propiedades antioxidantes que ayudan a reducir las ojeras.

Al igual que con el remedio anterior, este es muy sencillo. Lo que tendrás que hacer es cortar un par de rodajas gruesas de pepino y meterlas en el frigorífico durante 30 minutos. Luego colócalas durante 10 minutos sobre tus ojos y deja que actúen. Cuando finalicen los 10 minutos lávate la cara con agua fría.

Puedes hacer esto dos veces por semana y aprovechar ese ratito para relajarte y mimarte.

Bolsitas de Té Verde

Seguro que este truco te suena y no es tan novedoso como los anteriores, por sencillo que pueda parecer da muy buenos resultados. Por lo no se podía quedar fuera de los remedios naturales caseros para las ojeras.

El té verde ayuda a disminuir la dilatación de los vasos sanguíneos, refrescando la zona, reduciendo de esta manera la apariencia de las ojeras. Para probarlo, es muy fácil de hacer, después de sumergir las bolsas de té en agua caliente, refrigéralas en la nevera hasta que estén bien frías. Después, sitúa las dos bolsitas sobre tus ojos durante 15 minutos y voilá. Seguro que ahora notas una mejora muy considerable.

Palabras Finales

Como has podido comprobar las ojeras pueden afectar a cualquiera y aspectos como la genética, el estilo de vida o el envejecimiento pueden influir en su desarrollo. Para ayudarte a tratarlas puedes probar los diferentes remedios caseros que te propongo. Además, si mantienes un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, una buena rutina del sueño y te mantienes bien hidratado esto te ayudará a prevenir las ojeras.

Seguro que con estos consejos y las diferentes recetas poco a poco las irás eliminando, recuperando un aspecto más saludable y más descansado. ¿Con cuál de los tratamientos te animas a empezar?

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de DIY Recetas Caseras de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Mujer sonriendo con dos rodajas de pepino en los ojos.
  • Save

Mujer sonriendo con dos rodajas de pepino en los ojos.
  • Save