Quizás estés buscando opciones de belleza natural y probablemente hayas notado que muchos productos para el cuidado de la piel contienen manteca de karité o bien manteca de cacao. Entonces te preguntas ¿cuál es la diferencia entre estos dos productos naturales? ¿Es uno mejor que el otro?

Las dos clases de mantecas tienen casi los mismos ácidos grasos beneficiosos, vitaminas, minerales y antioxidantes aunque en diferentes proporciones. En este artículo analizaremos las similitudes y las diferencias de la manteca de cacao y de la manteca de karité sin refinar. Es decir, en las que no se utilizan blanqueadores, hexanos ni otros disolventes sintéticos que cambian su estructura. Las mantecas sin refinar conservan las características básicas de las frutas de las que se extraen.

Manteca de Cacao vs Manteca de Karité: Diferencias y Similitudes

En el Origen

• La manteca de cacao se extrae de las semillas del fruto del árbol de cacao (Theobroma cacao L.) originario de las regiones tropicales de América del Sur y Central. También se cultiva en el oeste de África.

• La manteca de karité se extrae de las nueces del árbol de karité (Vitellaria Paradoxa). Este árbol sólo crece en África occidental y central.

En la Duración

• La manteca de cacao puede durar de 2 a 5 años. Es un conservante natural y ayuda a preservar la vida útil de los remedios y recetas que elaboremos en casa.

• La manteca de karité tiene una duración de 1 a 2 años. Se volverá rancia y perderá potencia mucho más rápido que la manteca de cacao.

En el Proceso de Obtención

En ambos casos los métodos de extracción no incluyen ningún solvente o hexano. Esto deja a las mantecas sin refinar con su olor y color característicos.

• La manteca de cacao sin refinar se extrae de de las semillas del fruto del cacao de forma artesanal o mediante presión en frío.

• Las nueces de karité se hierven ligeramente durante varias horas y luego se secan al sol antes de triturarlas en una pasta. Después se extrae la grasa de la pasta y se convierte en manteca mediante batido. También se puede extraer por presión en frío.

En Apariencia, Olor y Textura

•  La manteca de cacao sin refinar es de color amarillo claro. El aroma natural es inconfundible: puro y a nuez con un matiz achocolatado. Su consistencia es bastante dura por lo que para cortarla es necesario utilizar un cuchillo. Es casi imposible partirla con los dedos a menos que se caliente primero. Se derrite a temperatura corporal y se absorbe rápidamente en la piel. Sin embargo, cuando se usa en recetas de cremas caseras, facial o corporal hay que derretirla previamente o junto con el resto de ingredientes, según sea el caso.

•  La manteca de karité sin refinar tiene un color marfil claro. Su aroma natural es ligeramente a nuez y ahumado. La textura es suave y flexible por lo que resulta fácil de romper con los dedos y se ablanda fácilmente con un tenedor. Se derrite al entrar en contacto con la piel y se absorbe muy rápidamente por ésta, ligeramente mejor que la manteca de cacao. Su consistencia es algo menos sólida que la del cacao, por lo que es más fácil hacer cremas y bálsamos caseros.

En sus Propiedades y Beneficios

•  Manteca de Cacao

 -  Condiciones de la piel: Es efectiva para piel seca, erupciones cutáneas, dermatitis, eczema y psoriasis.

 -  Tipo de piel: No grasa. La manteca de cacao tiene un índice alto en la escala comedogénica (4), lo que significa que puede obstruir los poros. Esto es problemático para la piel propensa al acné.

 -  Beneficios para la piel: Mejora el tono de la piel, la elasticidad y promueve la producción de colágeno.

 -  Beneficios de curación de la piel: Tiene un alto contenido en vitaminas A, E y ácido esteárico, profundizando en la piel cicatrizada para mejorar su apariencia lentamente. Ayuda a la curación de los labios y la piel agrietada. Es rica en fitoesteroles que tienen propiedades antiinflamatorias ayudando a la piel a curarse y repararse a sí misma. Es por esto que muchos consideran a la manteca de cacao la solución número uno para las estrías.

 -  Protección de la piel: La vitamina E es antioxidante ofreciendo cierta protección contra el daño de los radicales libres por los contaminantes ambientales. La manteca de cacao actúa como una barrera en la piel y retarda la pérdida de agua debido a la alta cantidad de ácido palmítico. Se absorbe fácilmente en la capa superior de la piel y en la capa de la dermis donde el cuerpo puede retener más humedad. Contiene otro agente activo reparador, el escualeno, que está naturalmente presente en la piel y la protege de las agresiones externas. El escualeno disminuye con la edad por lo que no puede garantizar la protección total de la piel. De ahí el interés de la manteca de cacao para la piel "madura".

  -  Anti-envejecimiento: Los polifenoles que contiene ayudan a combatir los radicales libres y retardan el envejecimiento de la piel. La vitamina E ayuda a reducir las arrugas y a que desaparezcan las manchas de la edad. Su alto contenido en vitamina K ayuda a reducir las ojeras.

 -  Alergias: La manteca de cacao puede mejorar las alergias de la piel. Los granos de cacao contienen polifenol de masa de cacao que ayuda a aliviar la dermatitis y las erupciones al inhibir la producción de inmunoglobulina que acelera estas condiciones. No obstante, puede existir la intolerancia al cacao.

 -  Otros beneficios: La cáscara del grano de cacao contiene teobromina y cafeína que tienen propiedades antigrasa. Así, la manteca de cacao ataca las células de grasa para facilitar la reducción de ésta pudiendo combatir la celulitis.

•  Manteca de Karité

 -  Condiciones de la piel: Para el tratamiento de la piel seca, erupciones cutáneas, dermatitis, eczema y psoriasis.

Tipo de piel: Todos los tipos de piel. La manteca de karité no es comedogénica con un índice que va de 0 a 2 y no obstruye los poros (no causa puntos negros), a pesar de ser una grasa súper rica. Hidrata la piel con acné sin empeorarla e incluso puede reducir los brotes de éste en el tiempo.

 -  Beneficios para la piel: Sus maravillosos ingredientes ayudan a mantener la elasticidad de la piel al estimular la producción de colágeno.

 -  Beneficios de curación de la piel: Cura los labios y la piel agrietados. También ayuda a reducir la aparición de las cicatrices del acné. Gracias al ácido cinámico tiene propiedades antimicrobianas para combatir las infecciones, así como propiedades antiinflamatorias.

 -  Protección de la piel: Es rica en vitaminas A, D, E y F que ayudan a fortalecer y reparar la piel. Suaviza y regenera la piel dañada. Proporciona una ligera protección contra los rayos UV (alrededor de SPF 6) gracias al ácido cinámico y al ácido cafeico. El ácido linoleico que contiene ayuda a sellar la humedad. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias naturales, cura pequeños problemas cotidianos como rasguños, quemaduras y picaduras de insectos.

  -  Anti-envejecimiento: Reduce y mejora la apariencia de la arrugas y las líneas finas gracias a su alto contenido en vitaminas A, E y F. También ayuda a combatir manchas de la edad.

 -  Alergias: Puede tener posibles reacciones para aquellos con alergias a los frutos secos. La manteca de karité contiene pequeños restos de látex natural por lo que deben evitar su uso las personas alérgicas o con hipersensibilidad a este compuesto.

 -  Otros beneficios: Nutre el cabello y le devuelve el brillo. Es el mejor aliado del cabello seco, quebradizo o sin brillo. Incluso en cabellos teñidos es perfecto para nutrirlos conservando el color. En el cabello ondulado o rizado nutre los rizos desde las raíces hasta las puntas mientras combate el frizz.

Manteca de Cacao o Manteca de Karité ¿Cuál usar?

Tanto la manteca de cacao como la manteca de karité 100% puras, sin refinar y de alta calidad son un cuidado ultra nutritivo e hidratante natural. Ninguna es mejor que la otra ya que ambas tienen algo que ofrecer. Puedes experimentar y ver cuál es el mejor para ti.

Cualquiera de estas mantecas puedes comprarlas fácilmente por Internet y, según el método de extracción utilizado, tienes:

En cualquier caso:

  • Si deseas una manteca principalmente para la piel, la manteca de cacao y la manteca de karité contienen cualidades y beneficios incomparables para ésta. Además, puedes combinarlas en tus recetas de belleza casera.
  • Si lo que quieres es una manteca para el cuidado del cabello y la piel o solo para acondicionar el pelo, la manteca de karité debería ser tu elección. La manteca de cacao puede ser algo grasa para el pelo.
  • Si tienes una piel propensa al acné, definitivamente tendrías que elegir la manteca de karité. La manteca de cacao tiende a ser más grasa y podría obstruir los poros.
  • ¡Elige el aroma que más te guste! La manteca de cacao tiene un aroma más agradable que el karité y por ello se suele utilizar como aceite de masaje y como base para aceites esenciales. Para algunas personas el aroma de la manteca de karité resulta algo desagradable.
  • Siempre es conveniente realizar una prueba de parche para detectar una posible reacción alérgica. Para ello aplica la manteca en la articulación del coco y espera 24 horas antes de utilizar cualquiera de ellas.

Si tienes cualquier duda, antes de elegir entre la manteca de cacao o la manteca de karité, consulta con tu dermatólogo.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Mantecas Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Analizamos las similitudes y diferencias de la Manteca de Cacao y la Manteca de Karité sin refinar. Propiedades, beneficios y usos.

¡Compartir es bueno!