Los tratamientos de aceite caliente se pueden hacer en todo tipo de cabello, pero son particularmente beneficiosos para aquellas personas con el pelo rizado, seco, maltratado o quebradizo.

Desde el peinado y la coloración hasta el calor y el desenredado, el pelo pasa por mucho. Y es por todo ello que es importante que tu cabello se vea y se sienta lo mejor posible. No es un secreto que los tratamientos con aceite caliente son una excelente solución. Continúa leyendo para descubrir qué es y cuáles son sus beneficios. ¡Sácale el máximo partido y presume de pelazo!

¿Qué es un Tratamiento con Aceite Caliente?

Es un método de cuidado del cabello en el que se utiliza aceite ligeramente caliente para cubrir el pelo.

Tradicionalmente, este es un remedio casero (no muchos salones lo ofrecen) y tiende a ser mejor para el cabello muy seco y grueso.

El aceite se calienta lo que ayuda a abrir la cutícula y, además, al penetrar más profundamente en el cuero cabelludo mejora su hidratación.

Cuáles son los Beneficios

Los tratamientos de aceite caliente proporcionan muchos beneficios para ayudar en el cuidado del cabello y prevenir algunos problemas con los que te puedes encontrar.

Estos son solo algunas de las múltiples ventajas de su uso:

  • Hidratar el cabello seco y quebradizo.
  • Ayuda con el cuero cabelludo seco y la caspa.
  • Fortalece y añade brillo a tu cabello.
  • Aumentar la circulación de la sangre en el cuero cabelludo.
  • Evitar las puntas abiertas y el encrespamiento.

¿Cómo Aplicar un Tratamiento de Aceite Caliente?

Lo primero y antes de nada, tendrás que decidir qué aceite vas a querer usar. Estas son algunas de las opciones más populares:

Incluso puedes mezclar diferentes aceites según lo que tu cabello necesite.

Para poder realizar el tratamiento tendrás que tener el pelo limpio y húmedo, así como sin productos capilares. Por ello, es recomendable que lo hagas después de habértelo lavado.

Una vez tengas el cabello como te he indicado, solo tendrás que seguir los siguientes pasos:

1. Calienta el aceite o los aceites a fuego bajo y espera a que llegue a una temperatura media. Espera a que esté un poco tibio antes de aplicarlo para evitar que te puedas quemar.

2. Toma en torno a 3/4 del aceite preparado en tus manos y masajéalo bien en el cuero cabelludo con movimientos circulares y asegúrate de cubrirlo todo. Espera de 15 a 20 minutos.

3. Usa una toalla vieja, sumérjala en agua caliente y retuerce para quitar el exceso de agua. Envuelve tu cabeza con la toalla y espera hasta que la toalla pierda su calor.

4. Quítate la toalla. Toma el resto del aceite y masajea por segunda vez. Espera de 5 a 10 minutos.

5. Aclara el pelo utilizando un champú suave. Asegúrate de lavarlo otra vez si sientes que te ha quedado grasiento después del lavado.

Probablemente te estés preguntando con qué frecuencia debería de hacerse. En este sentido, al final se trata más de una preferencia personal. Sin embargo, son muchas las personas que lo hacen semanalmente, especialmente en los meses de invierno.

Palabras Finales

A la hora de comprar el aceite, elije siempre aceites de la mejor calidad: puros, obtenidos por primera presión en frío y orgánicos o bio.

Los puedes encontrar en Amazon a precios muy competitivos y de marcas de reconocido prestigio:

Como has podido comprobar son muchos los beneficios que aporta este tipo de cuidados al cabello y muy sencillos los pasos para aplicarlo.

¿Te animas a probar un tratamiento con aceite caliente la próxima vez que vayas a lavarte el pelo?

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo! Guarda ESTE PIN en tu tablero de Remedios y Recetas Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento. :)

Tratamiento con aceite caliente para el cuidado del cabello: Beneficios y cómo usar

¡Compartir es bueno!