La cúrcuma es un producto que se ha utilizado como especia aromática desde el principio de los tiempos.

A día de hoy, es un ingrediente muy popular en la cocina, perfecto para dar forma a un sinfín de platos.

Sin embargo, esconde mucho más de lo que parece, y es que la cúrcuma tiene interesantes propiedades para la salud y una larga serie de beneficios que no te esperas.

Si quieres conocerlo todo sobre la cúrcuma, te animo a leer este artículo.

¿Qué es la Cúrcuma?

La cúrcuma, con nombre científico Cúrcuma longa, se caracteriza por tener un color amarillo intenso y un olor que muy pocos pueden confundir.

Proviene de la raíz naranja de una planta que deriva de la familia de las zingiberáceas, original tanto de la India como de Indonesia.

Hay ciertas evidencias que aseguran que ya se utilizaba entre los años 610 a.C – 320 a.C por una de sus propiedades más singulares: es capaz de cambiar el color de la lana a amarillo o naranja intenso.

Podrás conocer mucho mejor lo que es la cúrcuma analizando en detalle sus propiedades.

Propiedades de la Cúrcuma

· Acción antiinflamatoria: la cúrcuma tiene un compuesto conocido como curcumina, un fenólico que deriva del rizoma de la planta y que, entre otras ventajas, le concede a la cúrcuma la propiedad de ser antioxidante.

· Activar el metabolismo: además de dar sabor a nuestras comidas, también tiene el poder de activar el metabolismo, facilitando así la eliminación de las grasas.

· Propiedad regenerativa: en concreto, se piensa que podría ayudar con la degeneración macular (trastorno en el que se pierde una parte sensible de la retina que afecta a la vista). La curcumina podría ayudar a la regeneración de la púrpura retiniana.

Beneficios de la Cúrcuma: Para Qué Sirve

Aquí te voy a indicar algunos de los beneficios más destacados de la cúrcuma.

Antioxidante

Como ya te he desvelado, la cúrcuma se ha investigado mucho por sus propiedades antiinflamatorias. Esta propiedad deriva de la curcumina, el principal ingrediente activo.

No obstante, el contenido de curcumina que se puede encontrar en la cúrcuma es más bien reducido, en torno a un 3% de su peso.

Por ello, si se quiere lograr algún resultado significativo con el consumo de cúrcuma, lo interesante sería consumir suplementos de curcumina.

Además, estos suplementos se deberían combinar con el consumo de pimienta negra, ya que refuerza la asimilación de la cúrcuma en el organismo.

Si quieres saber más sobre las propiedades antioxidantes de la cúrcuma, te recomendamos que le eches un vistazo a este estudio.

Actúa contra los radicales libres

Los radicales libres actúan contra ciertos elementos cruciales en el organismo, como es el caso del ADN, proteínas o ácidos grasos.

La curcumina nos protege activamente contra estos radicales libres, debido a sus propiedades antioxidantes.

Así, te ayuda a neutralizar los radicales libres debido a que su estructura química lo hace posible.

También permite incrementar la actividad de las enzimas antioxidantes de nuestro organismo.

En otras palabras, ofrece una doble protección ante los radicales libres: los bloquea en un primer momento e incrementa las defensas del organismo para reforzar los antioxidantes naturales.

Cúrcuma para bajar de peso

Debido a que es capaz de acelerar el metabolismo, también nos podría ayudar a adelgazar.

El metabolismo es una sucesión de reacciones químicas que se producen en nuestro organismo, y que tienen la función de asegurarnos una buena salud, así como el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Para llevar a cabo dichas funciones, se necesita quemar ciertas calorías. Con la cúrcuma conseguirás quemar más calorías en reposo, incentivando la pérdida de peso.

También previene la acumulación de grasas. La curcumina actuaría contra los grandes depósitos de grasa, reduciéndolos para que fuese más fácilmente asimilables por el organismo.

Una buena manera de tomar la cúrcuma para adelgazar es a través de un té preparado con raíz de cúrcuma fresca.

Tan solo tendrás que agregarle a esta infusión una cucharita de aceite de coco o una pizca de pimienta negra y beberlo 2 veces al día en ayunas.

Verás como consigues mejorar la digestión, combatir la ansiedad por comer, incluso hasta mejorar tu autoestima.

Para el acné

La cúrcuma ofrece a la piel beneficios muy interesantes. Esto es debido a que tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas, pudiendo ser de utilidad para tratar ciertos estragos en la piel, como puede ser el acné.

Sobre todo, ayuda a aquellas personas que en algún momento de su vida lo han padecido de una forma agresiva, y ahora sigue teniendo cicatrices de entonces que les gustaría neutralizar.

Para ello, tendremos que preparar mascarillas de Cúrcuma.

Una muy sencilla de hacer es la siguiente y requiere:

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo de agricultura ecológica
  • 2 cucharaditas de infusión de menta

Empieza preparando la infusión de menta y de la misma separa 2 cucharaditas que colocaremos en un vaso aparte.

Agrega la cúrcuma para formar una pasta uniforme.

Esta mezcla la debes pasar por tu rostro con un pincel para que quede distribuida de forma homogénea. Deja reposar unos 30 minutos.

Enjuágate la cara con agua tibia y aplica una crema humectante si notas que tu piel queda un poco seca.

Verás cómo, poco a poco, consigues difuminar el efecto de las marcas del acné.

Cúrcuma para el cabello

¿Estás buscando un remedio para mejorar el crecimiento de tu pelo? Te voy a contar como la cúrcuma también te puede ayudar con ello.

Debido a sus propiedades antibacterianas y antisépticas, es capaz de regular el exceso de sebo del cabello, además de eliminar aquellas bacterias y microorganismos que no deberían estar ahí.

Hay muchas afecciones dermatológicas que podrían afectar a tu cuero cabelludo, como podría ser la caspa, descamación, eccemas, exceso de grasa, entre otros tantos estragos.

La forma de aplicar la cúrcuma en el pelo es haciendo una mascarilla.

Funciona muy buen si se mezcla con aceite de oliva y se extiende dando pequeños masajes en forma circular. Tendrás que dejar un tiempo para que actúe.

Otra buena idea es mezclar leche, cúrcuma y miel. Dejando actuar 5 minutos para terminar aclarando con agua tibia.

Preparar jabón con cúrcuma

Cúrcuma: Beneficios, Propiedades y Cómo Tomarla
  • Save

Muchas personas tienen problemas con los jabones comerciales que podemos encontrar en el mercado, en especial si nuestra piel es algo sensible.

En este caso, deberías decantarte por los jabones naturales.

Te recomendamos comprar un jabón que se haya preparado con cúrcuma y otros ingredientes 100% naturales. Así podrás lavar y desinfectar tus manos, evitando cualquier tipo de irritación.

Pero también preparar el jabón por tu cuenta. Aquí tienes la receta:

Empieza rallando el jabón de glicerina y colócalo en un cazo para ponerlo al baño maría.

Mientras se mantiene a fuego medio, movemos la mezcla para que se disuelva.

Agregamos con cuidado las 10 gotas de aceite de manzanilla y removemos.

Ahora viene el momento de agregar la cúrcuma y el jengibre rallado.

Deja que la composición hierva durante 3 minutos y retira del fuego.

Esta mezcla debería reposar unos minutos antes de pasarla a los moldes.

Deja que enfríen un par de horas y ya podrás usar el jabón de cúrcuma.

Para blanquear los dientes

La cúrcuma se ha utilizado desde antaño por su poder para teñir ciertos materiales, y lo más curioso es que también puedes conseguir un efecto similar en tus dientes: los puede blanquear.

Y no solo eso, sino que mientras los blanquea también será capaz de acabar con las bacterias de tu boca.

Lo único que debes hacer es agregar un poco de polvo de cúrcuma pura directamente en el cepillo de dientes y lavarte los dientes de la forma convencional.

Sin embargo, no enjuagues de inmediato, si no que debes dejar un tiempo para que el producto actúe.

Después enjuaga y cepilla con tu pasta convencional.

Si sigues este proceso durante algunas semanas empezarás a notar como, efectivamente, tus dientes empiezan a blanquearse.

Podría combatir los síntomas de la artritis

Existen algunos estudios que han demostrado que el consumo de cúrcuma en personas que padecen de artritis podría ser hasta más efectivo que tomar medicamentos antiinflamatorios.

Esto se debe a lo que ya te comentaba antes en relación a que su ingesta podría equipararse a los efectos de la toma de un ibuprofeno, pero sin tantos efectos secundarios.

Sin embargo, habría que llevar a cabo más estudios para poder establecer conclusiones.

Ayuda con la depresión

Otras investigaciones han trazado una línea que relaciona el consumo de la cúrcuma con la reducción de síntomas que derivan en depresión.

Un estudio se centró en 60 personas divididas en 3 grupos. Uno de ellos tomó Prozac, el otro 1gr de curcumina y otro Prozac y curcumina.

Los resultados desvelaron que la curcumina fue tan eficaz como el antidepresivo, encontrando mejores resultados tanto en el segundo como en el tercer grupo, en comparación con el primero.

Pero también habría que llevar a cabo más estudios para llegar a alguna conclusión.

Cómo Tomar Cúrcuma

Hay diferentes maneras de ingerir y utilizar la cúrcuma. Aunque muchas de ellas ya te las he enseñado a lo largo del artículo, aquí voy a recopilar todas para que no se te escape ninguna:

· En forma de polvo: se emplea como condimento para aromatizar y potenciar el sabor de nuestros platos.

· En forma de infusión: por lo general, se suele tomar en forma de infusión acompañando a otras plantas. Lo más habitual es que se disuelva en 20 gramos por litro de agua y se tome a razón de 3 vasos diarios de tratamientos discontinuos.

· En forma de cápsulas: existen cápsulas que concentran las propiedades de la cúrcuma. Los expertos no recomiendan excederse de la dosis de 50mg al día.

· Suplementos: también podemos encontrar suplementos de curcuminas que se suelen combinar con oligoelementos. En este caso, la dosis recomendada es de unos 500mg al día, a razón de un consumo de 3 veces al día.

· Aceite de cúrcuma: previamente diluido o mezclado con un aceite portador, este aceite esencial se puede aplicar ante diferentes inflamaciones de la piel y elimina el dolor si se aplica en forma de masaje en miembros doloridos. A su vez, es un potente fungicida y un práctico repelente contra insectos.

· En forma de jarabe: si se combina con zumo de limón, el jarabe de cúrcuma podría ayudar a perder peso con su poder saciante, además de depurar el organismo (poder desintoxicante).

· Cataplasmas: además, es posible aplicarlo directamente sobre la piel en forma de cataplasma para curar algunos estragos como el acné, así como otras impurezas.

Contraindicaciones de la Cúrcuma: Precauciones

Por lo general, es raro que la cúrcuma presente efectos secundarios pero no se recomienda su consumo continuado durante más de 8 meses, o tomar cantidades muy altas al día que superen los 3000mb.

No es seguro consumir cúrcuma durante el embarazo. Algunos expertos indican que podría estimular el útero y esto podría poner en riesgo el embarazo.

No se recomienda el consumo en el caso de que se estén consumiendo medicamentos que eviten la coagulación de la sangre, y es que la cúrcuma podría retardar la coagulación sanguínea.

Tampoco es recomendable en personas que padecen de diabetes, ya que podría reducir el azúcar en sangre.

Consumir elevadas cantidades de cúrcuma podría provocar deficiencias de hierro, y es que podría afectar a la absorción del mismo en el organismo.

Además, se recomienda no consumirla si te vas a someter a una cirugía. En este caso, deberíamos dejar su consumo, como mínimo, 2 semanas antes de que se produzca la intervención.

Consume con moderación la cúrcuma y podrás beneficiarte de estas interesantes propiedades.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Remedios Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Cúrcuma: Beneficios, Propiedades y Cómo Tomarla
  • Save

 

Cúrcuma: Beneficios, Propiedades y Cómo Tomarla
  • Save