El aceite de sésamo es un aceite de origen vegetal proveniente de las semillas del sésamo, conocido también como ajonjolí. Es uno de los más utilizados en el mundo, en especial en las culturas asiáticas donde es uno de los principales ingredientes para rutinas y tratamientos de belleza, pero también con miles de años de usos en la cocina.

Además de un toque especial a tus platos, este aceites es un gran aliado en lo que a cuidados de la piel y el cabello se refiere. El aceite de sésamo se utiliza en el área farmacéutica y cosmética gracias a sus increíbles cualidades y aquí te cuento todas los usos y beneficios que tiene este aceite para tí. Si todavía no conoces todas las maravillas que el aceite de sésamo ofrece, aquí las vas a descubrir.

Qué es el Aceite de Sésamo

La planta de sésamo, Sesamum indicum L., pertenece a la familia de las herbáceas y es originaria de África y algunas regiones de la India.

El aceite de sésamo se encuentra dentro de las semillas de esta planta, cuyo cultivo se ha extendido a una gran cantidad de países de clima cálido, siendo África y Asia los principales productores.

Las semillas suelen cosecharse a mano ya que no maduran todas al tiempo.

El proceso de obtención de este aceite puede variar según la región y existen tres formas de extracción:

La forma tradicional

Las semillas se cuecen al vapor para separar el aceite y una vez prensado se filtra dando lugar al aceite de sésamo crudo.

La ventaja de este método es que el rendimiento del aceite es casi del 100%, pero el calor hace que se pierdan una parte importante de sus beneficiosas propiedades.

Prensado en frío

En este caso es muy importante que todas las semillas estén en su punto de maduración para que pueda sacarse el máximo provecho.

Con este método, que se realiza mecánicamente, se evita el uso de calor para extraer el aceite lo que permite obtener un producto lleno de nutrientes que conserva todas sus excelentes cualidades y beneficios.

Refinado

Aquí el aceite se obtiene por extracción o expresión con solventes. En ocasiones de le añade algún antioxidante.

Por otro lado, cabe destacar que en el mercado es posible encontrar diferentes tipos de aceite de sésamo:

  • Aceite de sésamo claro por presión en frío. De tono amarillo claro a dorado, tiene un suave olor picante y un ligero sabor a nuez. Se encuentra con facilidad en los supermercados, farmacias y tiendas de productos naturales.
  • Aceite de sésamo oscuro prensado en frío. Antes de ser prensadas, las semillas son tostadas dando lugar a un aceite de color marrón oscuro mucho más aromático y con un sabor fuerte a nuez. El calor del tostado puede hacer que sus propiedades y activos naturales no se conserven del todo.
  • Aceite de sésamo refinado. Con un color amarillo pálido y sin sabor, se usa en la industria alimentara.

Para que el aceite conserve todas sus propiedades y beneficios es muy importante que sea prensado en frío y sin refinar. Esto marca la diferencia en cuanto a calidad.

Qué es el aceite de sésamo: origen, extracción, composición y tipos de aceite de ajonjolí

Composición

El aceite de sésamo puro y sin refinar contiene una gran cantidad de nutrientes, como aminoácidos, ácidos grasos beneficiosos, principalmente ácido linoleico, oleico y esteárico, así como vitaminas destacando la vitamina A y E, además de vitaminas B, D y C.

Rico también en bioactivos (sobretodo lecitina, fitoesteroles, lignanos) y minerales (calcio, hierro, zinc, cobre, magnesio, fósforo), el aceite de sésamo tiene principalmente 43% de ácidos grasos omega-6 (ácido linoleico), 39% de grasos omega-9 (ácido oleico) y tan solo 14% de grasos saturados.

El índice comedogénico del aceite de sésamo es de 3, por lo que tiene una probabilidad moderada de obstruir los poros de la piel.

Aceite de Sésamo: Para Qué Sirve

El aceite de ajonjolí tiene múltiples usos en diferentes facetas de nuestra vida cotidiana como son:

  • Uso medicinal: para curar heridas, quemaduras y tratar afecciones de la piel.
  • En la cosmética y cuidados de belleza: en la elaboración de cremas hidratantes, jabones, mascarillas faciales y de pelo, así como un sin fin de productos caseros.
  • En la cocina: como aliño y aderezo de ensaladas y carnes, además de para preparar infinidad de recetas.

Propiedades del Aceite de Sésamo

A lo largo de los años, el aceite de sésamo ha sido muy utilizado en diversos ámbitos y es que cuenta con excelentes cualidades que hacen de él un producto muy saludable para el organismo:

  • Fortalece los huesos, previniendo de la osteoporosis (especialmente en las mujeres), y los dientes.
  • Regula los niveles de colesterol en el organismo y de coagulación de la sangre.
  • Mantiene un adecuado equilibrio hormonal, ayudando a combatir la amenorrea en el caso de las mujeres.
  • Estimula el crecimiento celular, gracias a su contenido en vitamina E.
  • Ayuda a restaurar la musculatura, lo que resulta altamente beneficiosos para todos aquellos que sean amantes del ejercicio físico.
  • Permite relajar el cuerpo y calmar los nervios.
  • En dietética, sus bajos contenidos grasos lo hacen ideal para incluir en las dietas para bajar de peso.

Los Lignanos del Aceite de Sésamo

Diversos estudios han demostrado que hay 2 lignanos principales en el aceite de sésamo: sesamolina y sesamina. Ambos son poderosos antioxidantes, antitumorales, antibactericidas y antiinflamatorios.

Estos compuestos pueden favorecer la prevención enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, como el de mama posmenopáusico y el de colon. Además, le dan una extraordinaria estabilidad al aceite.

De hecho, el aceite de sésamo es una de las mayores fuentes de estos lignanos siendo comparado con el de lino.

Propiedades Cosméticas

El aceite de ajonjolí se considera un excelente aliado dentro de la cosmética y su aplicación reporta beneficios tanto para la piel como para el cabello.

Es apto para diferentes tipos de piel, desde las mixtas a aquellas con problemas de sequedad o irritadas.

Sus potentes antioxidantes combaten los radicales libres, los cuales son la principal razón de envejecimiento y daño de la piel, a la vez que promueven la regeneración de las capas externas de la piel.

También mejora la circulación de la piel lo que previene la oxidación de las células de la piel y favorece el rejuvenecimiento de la misma.

Su alto contenido de vitaminas A y E, que son nutrientes esenciales para la curación y la reparación de la piel, lo hacen ideal para reducir las arrugas, las líneas finas y los poros dilatados.

A la vez, el aceite de sésamo también funciona como un protector solar natural ya que la presencia de antioxidantes evita que las partículas del medio ambiente oxiden las células de la piel asegurando que esté sana.

Los minerales, como el zinc, cobre, calcio y magnesio, ayudan a reparar el tejido cicatrizado y regenerar nuevas células en la piel.

Asimismo, el aceite de ajonjolí mantienen el cuero cabelludo sano y libre de bacterias, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, a la vez que estimula su circulación sanguínea.

Este aceite hidrata, nutre y repara de los daños del pelo causados por agentes contaminantes como el sol, los tintes y las planchas de pelo, promoviendo un cabello fuerte y saludable.

Beneficios Y Usos del Aceite de Sésamo para la Piel

Propiedades, usos y beneficios del aceite de ajonjolí para la salud y belleza de la piel y el pelo.

  • Combate el acné y corrige las manchas generadas por el mismo.
  • Reducir los puntos negros.
  • Tratar afecciones en la piel, como el ezcema y la irritación.
  • Previene la piel seca.
  • Regula el exceso de grasa.
  • Ayuda a reducir la aparición de ojeras.
  • Ayuda a prevenir los signos de envejecimiento de la piel, reduciendo las arrugas.
  • Puede tratar las grietas en los talones.
  • Protector solar natural de bajo índice.
  • Ingrediente para la elaboración de tus productos de belleza caseros como mascarillas, cremas faciales y corporales, jabones, etc.

Usos y Beneficios del Aceite de Sésamo para la Pelo

  • Nutre e hidrata el cuero cabelludo y el pelo, aportando un brillo muy natural.
  • Reparar el cabello dañado y ayuda a tratar las puntas abiertas.
  • Previene la caspa.
  • Combate los piojos.
  • Promueve el crecimiento del cabello y ayuda con el problema de la pérdida de pelo.
  • Previene el encanecimiento prematuro del cabello.
  • Le da cuerpo y volumen al cabello.
  • Protege el pelo de los dañinos rayos UV.

Cómo Usar el Aceite de Ajonjolí

En la Piel

Este aceite puedes aplicarlo directamente en la piel. En este caso, te recomiendo utilizar aceite de sésamo puro, sin refinar, prensado en frío y ecológico de color claro. En el aceite de ajonjolí oscuro las semillas pasan por calor por lo que pierde parte de sus propiedades.

Puedes exfoliar tu piel primero para eliminar las células muertas y ayudar a que el aceite se absorba más fácilmente en la piel.

Como humectante facial, aplica sobre la piel limpia con un suave masaje dejando que se absorba completamente por la piel. Es perfecto para tu rutina nocturna.

Si usas aceite de sésamo para el acné o las cicatrices de acné, ponlo en el área afectada con un algodón y déjalo toda la noche.

Para prevenir los puntos negros, mezclado con aceite de romero ayuda a mantener a raya las bacterias dañinas y a controlar la producción de sebo.

Así mismo, es perfecto para que lo uses como aceite portador para tus aceites esenciales, siguiendo las pautas para una dilución segura, o para mezclar con otros aceites vegetales.

También puedes añadir aceite de ajonjolí a un baño caliente y así aprovechar sus propiedades relajantes.

En el Pelo y el Cuero Cabelludo

Puedes usarlo de manera directa sobre el cuero cabelludo cuando busques realizar una limpieza e hidratación profunda, ayudando a combatir problemas como la caspa.

Para reparar el daño por calor, como las puntas abiertas, aplícalo al menos tres veces por semana y dejar actuar. Cuanto más tiempo, mejor.

Si buscas mechones más largos y fuertes, combínalo con aceite de almendras dulces. Ambos aceites nutrirán tu pelo sin apelmazarlo.

Para el crecimiento del cabello, agrega unas cuantas gotas en tu champú habitual.

Úsalo como acondicionador natural en sustitución de los productos comerciales.

Aceite de Sésamo para Masajes

Gracias a sus efectos relajantes, resulta perfecto para dar masajes y aliviar el dolor en brazos y piernas.

Sus excelentes propiedades hacen que la piel se nutra de forma profunda mientras se realiza el masaje, además de que su aroma hace de la experiencia un momento relajante.

Dónde Comprar Aceite de Sésamo Y Cuál Elegir

Dónde Comprar Aceite de Ajonjolí Y Cuál Elegir: siempre aceite de sésamo 100% puro orgánico o bio, de primera presión en frío, sin refinar

Dentro del aceite de ajonjolí existen diferentes tipos de versiones dependiendo del uso que quieras darle.

Si es para la cocina, en cualquier supermercado podrás tenerlo.

Si lo requieres para uso tópico o cosmético, lo puedes encontrar en tiendas especializadas o en cadenas de farmacias.

Por supuesto, en Internet podrás tener ambas opciones a tan solo un click de distancia. Puedes escoger entre diferentes tamaños, el precio es más barato y existen multitud de marcas.

En Amazon podrás encontrarlo sin problemas y además disfrutando de todas las ventajas que ofrece: opiniones de productos, envío gratuito, devoluciones rápidas ...

En cualquier caso, elige un aceite de sésamo de máxima calidad y de una marca de reconocido prestigio. Lee bien la etiqueta y asegúrate que sea 100% puro orgánico o bio y obtenido en primera presión en frío como éste que uso yo.

Precauciones y Contraindicaciones en el Uso de Aceite de Sésamo

Aunque el uso y consumo del aceite de ajonjolí es seguro, sí que es cierto que, en algunos casos, es conveniente evitarlo.

Es muy importante no utilizar este aceite en caso de presentar alergias o intolerancias al sésamo.

En cuanto a su uso en la piel y a pesar de que actúa como protección solar contra los rayos ultravioleta, es primordial no dejar de lado los protectores solares convencionales, ya que de lo contrario se podrían generar manchas, quemaduras o irritaciones en la piel.

Como con cualquier otro producto, antes de usar este aceite en la piel es recomendable que te hagas una prueba de parche en una zona pequeña de la piel de modo que compruebes que no provoca ninguna reacción alérgica o adversa. Si no hay irritación pasadas 24 horas, el aceite será seguro para usar.

Si estás embarazada o en época de lactancia, tomas alguna medicación, tienes una afección cutánea o condición médica deberías consultar con tu médico antes de usar.

Puede conservarse durante un largo periodo de tiempo sin que pierda su sabor o se ponga rancio, siempre que lo hagas en un lugar fresco, lejos del calor y oscuro. Su tiempo de vida útil puede extenderse hasta 2 años dentro de la nevera.

Palabras Finales

Es muy importante cuidarse tanto por fuera como por dentro y, en este sentido, el aceite de sésamo es muy recomendado.

Este aceite es el más usado de la cocina asiática, tanto para cocinar como para condimentar los alimentos, pero como has podido comprobar es también uno de los mejores aceites que existen tanto para  el cuidado y la belleza de la piel como del cabello.

Recuerda que sea cual sea tu elección, asegúrate de que se trate de un aceite totalmente natural, libre de sustancias químicas y apto tanto para aplicaciones o usos externos como internos.

Ahora que has descubierto todos los beneficios de este aceite, ¿te animas a probarlo? Empieza despacio y probando poco a poco.

Seguramente, el aceite de sésamo se acabará convirtiendo en uno de tus imprescindibles dentro de tu rutina de belleza que no podrás dejar de recomendar a amigos y familiares.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceites Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Aceite de sésamo o ajonjolí: Propiedades, Usos y Beneficios para la piel y el cabello

¡Compartir es bueno!