La sábila (aloe vera) es un tipo de planta que, debido a sus propiedades medicinales, puede ayudar a fortalecer tu salud de formas que ni te imaginas. En concreto, el aloe vera para el acné es un excelente remedio natural, existiendo diferentes recetas o tratamientos que puedes utilizar para acabar con este problema tan habitual.

En concreto, es el gel transparente contenido en el interior de las hojas el elemento clave para ayudarte a aliviar síntomas, a mejorar tu sistema inmunitario, incluso hasta aporta muchas propiedades a tu pelo y piel.

¿Todavía no has encontrado nada que funcione realmente contra el acné? Te invito a seguir leyendo para que puedas descubrir los mejores tratamientos con aloe vera.

Las Mejores Recetas del Aloe Vera para el Acné

El gel de esta planta se caracteriza su potente acción antiinflamatoria y por su alta proporción en agentes antibacterianos. Estos pueden acabar con elementos extraños que no deberían estar en tu piel, y que son el origen de esos temidos granitos.

Este magnífico producto limpia en profundidad la piel, evitando que las bacterias se alojen en los poros de la misma y causen irritación e inflamación.

Mascarilla de Aloe Vera con Miel y Canela

La combinación del aloe vera con otros ingredientes, como la miel y canela, puede ayudarte a atajar el problema de raíz.

Para ello, vamos a probar con una mascarilla de aloe vera en donde usaremos los 3 ingredientes:

· Empezaremos combinando el aloe vera con la miel. Debemos conseguir una mezcla espesa, fácil de extender. No tiene que estar muy líquida.

· Una vez tengas mezclados los ingredientes anteriores, será el momento de agregar la canela y volver a mezclar.

· Ya tienes la mascarilla lista. Una vez que tu rostro esté completamente limpio, aplícala y deja reposar durante unos 5-10 minutos aproximadamente.

· Aclara con abundante agua tibia y asegúrate de que no se queda ningún resto de producto por ninguna parte.

Si te preparas esta mascarilla con una frecuencia de 1 vez el día no tardarás en ver cambios realmente interesantes.

Mascarilla de Aceite de Oliva y Aloe Vera

El aceite de oliva no solo se utiliza en gastronomía. Tiene unas propiedades hidratantes y humectantes únicas que lo convierten en la base perfecta para lograr un indiscutible tratamiento rejuvenecedor de la dermis.

Cuando se usa de forma conjunta con el aloe vera, sus resultados pueden marcar la diferencia.

Lo único que necesitarás para esta receta es:

Calcula unos 15 gramos por cada cucharada

· No es fácil conseguir una buena mezcla del aceite de oliva, por lo que te recomiendo usar una batidora para obtener una integración total. Sigue batiendo hasta que la mezcla sea consistente.

· La mascarilla estará muy concentrada, por lo que no te hará falta más que aplicar una pequeña cantidad en tu dedo anular y extender en la zona durante unos 20 minutos.

· Cuando pase el tiempo, aclara el producto usando agua fría. La razón para usar agua con esta temperatura es conseguir un perfecto sellado de los poros.

· El problema aquí es controlar la cantidad: si te excedes con la proporción de aceite, puedes elevar el exceso de sebo en la zona, y esto no haría otra cosa que agravar el problema.

Este tratamiento se debería llevar a cabo con una frecuencia de 3 veces por semana, durante unos 2 meses aproximadamente.

Así podrás decirle adiós al acné de una vez por todas.

Mascarilla de Limón + Aloe Vera

El limón es otro de esos remedios de la botica de la abuela que desde antaño se ha utilizado por sus interesantes beneficios para la salud.

Es bactericida, tiene un alto contenido en vitamina C y se ha demostrado que puede prevenir ciertas enfermedades que afectan a las vías respiratorias.

Combinado con el aloe vera, sus propiedades serán todavía más intensas.

Necesitamos:

  • 2 cucharadas de aloe vera
  • ¼ de cuchara de zumo de limón

· Mezclamos bien la sábila con el jugo de limón. Es posible crear más cantidad de mascarilla de aloe vera, pero siempre respetando la proporción.

· Remueve hasta lograr una buena integración de ingredientes. No te costará mucho debido a lo líquido que es el zumo de limón.

· Aplica en la zona donde tengas acné y deja que repose unos 5-10 minutos (no más tiempo, ya que el limón podría llegar a irritarte la dermis).

· Retira el producto usando agua fría.

Puedes usar la mascarilla con una frecuencia de un par de veces al día.

Mascarilla Vinagre de Manzana con Aloe Vera

El vinagre de manzana se caracteriza por su poder a la hora de eliminar ciertos estragos de la piel, como podrían ser las verrugas o diferentes tipos de granos.

También lo vamos a usar para eliminar el acné, aprovechándonos de las propiedades antimicrobianas que contiene.

Este remedio natural difumina esos pequeños granitos o imperfecciones que tanto nos molestan, reduciendo la inflamación e infección.

Además, equilibra el pH de la piel, absorbe el exceso de sebo y refuerza la dermis aplicando una barrera completamente natural.

Para hacer este tratamiento de aloe vera para el acné te hará falta:

  • 30 gramos de cucharas de aloe vera (2 cucharadas)
  • 7,5 ml de vinagre de manzana (1/2 cucharada)
  • 1/2 cucharada de agua
  • 1 cápsula de vitamina E

· Usa una batidora o trituradora para lograr que todo se integre bien, especialmente la cápsula de vitamina E. Combina bien todos los ingredientes.

· La mezcla que se obtendrá es algo pringosa, por lo que no resultará demasiado sencilla extenderla usando tus manos. Te recomiendo emplear una brocha o un algodón para llegar hasta a las zonas más complicadas.

· Esta mascarilla requiere de un tiempo de aplicación mucho más amplio que en los tratamientos anteriores: debes dejarla reposar unos 20 minutos.

· Para sellar los poros de tu piel, retírala usando abundante agua fría.

En cuanto a la frecuencia de aplicación, repite esta rutina entre 2-3 veces a la semana durante un plazo de 2 meses.

Lo mejor de todo es que empezarás a notar sus increíbles efectos desde el primer día.

Spray con Aloe Vera y el Aceite Esencial que más te Guste

Para esta receta necesitarás uno de estos aceites esenciales para el acné y gel aloe vera, pero no el extraído de la planta ya éste no sirve para disolver aceites esenciales.

Puedes crear un spray para usar el producto en forma de bruma, logrando así aplicar la cantidad suficiente.

Este tratamiento requiere:

· Una vez que todos estos ingredientes hayan sido combinados a conciencia, se aplicarán en una botella de spray.

· En el momento de su aplicación, debemos tener mucho cuidado con la zona de los ojos. Además, agita bien antes de cada uso para que se integren bien los ingredientes.

Debido a que es un tratamiento muy bueno para la piel, puedes usarlo a diario, con una frecuencia de un par de veces al día.

Zumo de Papaya con Aloe Vera

La papaya es un fruto muy dulce con propiedades únicas que no siempre se conocen. Entre todas ellas, destacamos su alto poder para agilizar la curación de ciertas infecciones de la piel, que podrían hacer que proliferen las espinillas.

De la misma manera que necesitamos extraer el gel de aloe vera para hacer estas recetas, debemos hacer lo mismo con el gel de la papaya.

Necesitas:

  • 2/3 de taza de gel de aloe vera (que equivale a unos 100 gramos de producto)
  • 1/3 de taza de papaya (alrededor de 50 gramos)
  • ½ de agua (equivale a 125 ml)

· No te recomiendo que mezcles estos ingredientes a mano, ya que la papaya puede ser algo complicada de integrar. En lugar de eso, emplea una batidora.

· A diferencia de las recetas que ya hemos visto, el zumo resultante no se debe aplicar en la piel, sino que es para tomarlo.

Se recomienda consumir unos 15 minutos antes de cada comida. No tardarás más que unas semanas en apreciar los primeros cambios en tu piel.

Exfoliante con Aceite de Coco, Aloe Vera y Azúcar

La combinación de estos 3 ingredientes es muy interesante para tus problemas con las espinillas.

El aceite de coco se caracteriza por sus propiedades antibacterianas, y también funciona como emoliente. Hay muchos estudios que demuestran su efectividad contra el acné.

En cuanto al azúcar, tanto si es blanca, como cruda o sin refinar, contribuye a la regeneración celular, eliminando impurezas para lograr que la capacidad de penetración del aloe sea mayor.

Para hacer esta mascarilla exfoliante de alore vera para el acné te hace falta:

· Empieza batiendo en primer lugar el azúcar con el aceite. Una vez que esté todo bien integrado, agrega el aloe vera.

· La mezcla resultante todavía no tendrá la textura que necesitas para lograr una buena aplicación. Antes de nada, debes dejar unas horas en la nevera.

· Cuando llegue el momento de usar, frotaremos la mezcla son suavidad en la cara, teniendo mucho cuidado con la zona de los ojos.

· Unos 7 minutos será más que suficiente para lograr que el producto hidrate en profundidad. Una vez haya pasado el tiempo, retira con bastante agua fría.

Té de Aloe de Vera con Limón y Canela

Aquí tienes otro remedio natural para el acné muy útil, con la particularidad de que tampoco lo tendrás que extender sobre tu piel, sino que se consume en forma de té.

Te hará falta:

· Coge una olla de tamaño medio y agrega el agua junto con las 3 cucharadas de aloe vera.

· Conforme se empiece a calentar, verás que los cristales del aloe se empiezan a disolver, elevándose así la densidad del agua.

· Añade el zumo de limón y la ramita de canela.

· Deja que el té repose durante unos 10 minutos antes de proceder con su consumo.

Lo puedes integrar en tu dieta a diario. No solo te ayuda a mejorar tu situación con el acné, sino que también tiene efecto saciante para ayudarte a tener éxito con cualquier dieta.

Desinfecta tu Rostro: Antibacteriano de Aceite de Árbol de Té + Aloe Vera

El aceite del árbol de té es uno de esos aceites esenciales que, debido a sus múltiples propiedades, seguro que has usado en más de una ocasión.

Tiene el poder de secar los granitos, agilizando la recuperación de la piel. Al mismo tiempo reduce los picores e irritaciones.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que el aceite de árbol de té es bastante agresivo y ácido, por lo que no deberías dejar la mezcla en la piel más tiempo del recomendado.

El aloe vera se usará como base y no debe ser puro para poder diluir el aceite esencial con seguridad.

Utiliza:

· Aplica en el rostro y no lo dejes más de 1 minutos.

· Enjuaga con agua abundante y a la hora de secar usa una toalla suave, dando pequeños golpecitos para evitar causar cualquier estrago.

Aloe Vera Puro

También es posible comprar un producto que contenga aloe vera puro y utilizarlo como tratamiento recurrente.

Si te decides por esta opción, lo único que deberías hacer es tener en cuenta el resto de ingredientes, asegurándote de que no hay ninguno tóxico o que pueda causar alguna irritación.

· Revisa bien las instrucciones de aplicación del aloe vera.

· Se puede usar sustituyendo tu producto limpiador convencional, aplicando una generosa cantidad.

· Dependiendo del producto, lo puedes aplicar directamente sobre la zona en donde quieres eliminar el acné y dejar actuar toda la noche. Nada más levantarte, tendrás que retirarlo.

Estos productos contribuyen a elevar el flujo sanguíneo de la dermis, además de ser un buen remedio para contrarrestar aquellas bacterias dañinas que agravan el problema.

¿Entraña Algún Riesgo Usar Aloe Vera para la Piel?

El aloe vera para el acné no entraña ningún riesgo para la piel, pero sí que habrá controlar el resto de ingredientes de cada tratamiento, como el aceite de árbol de té.

Aunque es un producto natural, y como siempre te recomiendo, antes de aplicar por primera vez sobre la piel, es conveniente hacer una prueba de parche.

Respeta siempre el tiempo y las proporciones adecuadas para evitar problemas.

Así mismo, es aconsejable consultar con tu dermatólogo antes de empezar cualquier tratamiento en tu rostro. También, en el caso de estar tomando alguna medicación.

Aplica estos tratamientos con base de aloe vera y verás como el acné será historia.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. ¡Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aloe Vera de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Utiliza aloe vera para curar y prevenir el acné.

¡Compartir es bueno!