Me encanta compartir ideas sobre el cuidado natural de la piel con recetas y remedios que son más fáciles de hacer de lo que seguramente te imaginas. Hoy te traigo esta increíble receta de crema reparadora de manos casera con manteca de karité.

Ahora más que nunca, la higiene de las manos es extremadamente importante. Lavarlas constantemente, los geles higienizantes y el uso de lejía, alcohol u otros productos para la desinfección de nuestras casas las vuelven ásperas y secas. Esta receta de crema de manos altamente reparadora tiene unos pocos ingredientes naturales en lugar de los químicos de las cremas compradas en las tiendas. ¡Incluso te sirve para hacer un original y bonito regalo!

Crema de Manos Casera Reparadora: Receta

Necesitarás

Instrucciones

Pon la manteca de karité y el aceite de girasol en una olla al baño maría y calienta hasta que se derrita completamente. Revuelve mientras se va derritiendo.

Vierte en un bol de cristal lo suficientemente grande para que puedas usar tu batidora de mano.

Añade los aceites esenciales y mezcla bien.

Hay muchos aceites esenciales que también funcionan muy bien en el cuidado de la piel, así que siéntete libre de sustituirlos o experimentar. Otros aceite que puedes utilizar serían: lavanda, geranio, incienso y sándalo.

Ponlo en la nevera durante aproximadamente 25 minutos para que la mezcla se vuelva ligeramente sólida.

Después, bate con la batidora de varillas durante de 30 a 40 segundos a velocidad media hasta que la mezcla esté esponjosa y cremosa. Si notas que pasa de esponjosa a rígida, simplemente derrítela durante 10 segundos en el microondas y luego bátela ligeramente otros 10 segundos.

Finalmente, pasa la crema a un frasco limpio y cierra con la tapa.

Aplica esta crema de manos reparadora tantas veces como sea necesario para suavizar tus manos, especialmente después de lavarlas y por la noche antes de acostarte. Yo tengo un frasco tanto en la cocina como en el baño.

Ingredientes de la Crema Reparadora de Manos Casera: Propiedades

Manteca de Karité

La manteca de karité es uno de los mejores aliados de tu piel. Además de ser un excelente humectante, es una fuente pura de ácidos grasos y de vitaminas, como las vitaminas A, E y K, que cura y nutre al mismo tiempo la piel.

Sentirás que suaviza tu piel inmediatamente y no es grasienta, a diferencia de otros humectantes que tienen como base, por ejemplo, el aceite de coco.

Aceite de Girasol

El aceite de girasol también contiene vitaminas que nutren, suavizan y calman la piel irritada. La vitamina E que contiene protege la piel, previene el envejecimiento prematuro y las arrugas.

Es un aceite vegetal muy emoliente y que se absorbe muy fácilmente por la piel.

Aceite de Eucalipto

El aceite esencial de eucalipto tiene cualidades antisépticas por su calidad germicida, lo que hace que se utilice para la curación de heridas, úlceras, quemaduras, cortes, abrasiones y llagas.

Así mismo, alivia la piel seca e irritada y estimula el crecimiento de las células.

Aceite de Hierba Limón o Limoncillo

El aceite esencial de limoncillo es un gran aceite aromático y terapéutico. Con un aroma limpio y calmante ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad, la irritabilidad y el insomnio.

Este aceite tiene propiedades curativas y calmantes para la piel, a la vez que la tensa y tonifica favoreciendo una piel luminosa y uniforme.

Consideraciones Finales

Con esta crema reparadora de manos casera calmarás tus manos secas, a la vez que las hidratas y las proteges. También puedes aplicarla en otras zonas del cuerpo donde tengas la piel áspera como los pies, las rodillas y los codos, que habitualmente tienden a secarse.

Si tienes alergia a la manteca de karité o al latex puedes sustituirla por cualquier otra manteca vegetal, como la manteca de mango o la manteca de cacao, que son también excelentes para la piel.

Las mujeres embarazadas o lactantes, los niños y las personas con enfermedad hepática o renal u otras condiciones de salud deben consultar con el médico antes de usar cualquier aceite esencial.

Antes de aplicar por primera vez esta crema reparadora de manos es conveniente que hagas una una prueba de parche y esperes 24 horas.

Ya has visto que con solo derretir la manteca de karité y un rápido batido con una batidora de varillas eléctrica puedes hacer rápidamente tu crema reparadora de manos hecha en casa 100% natural. ¡Tus manos te lo agradecerán!

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Cuidado de las Manos de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

Crema Reparadora de Manos Casera con Manteca de Karité y Aceites Naturales: Cómo Hacerla

¡Compartir es bueno!