Quizá has pensado en incluir los aceites naturales a tu rutina de hidratación corporal, cuidado del rostro o limpieza facial. Sin embargo, tienes ciertas dudas e inquietudes en cuanto a la relación riesgo-beneficio que implique su uso. Principalmente porque una palabra da vueltas en tu cabeza: «Comedogénico». Entonces has llegado al sitio correcto para resolver tus dudas sobre los aceites comedogénicos.

En esta oportunidad traigo para ti un tema un tanto complejo pero a la vez muy interesante que te permitirá conocer cuáles son los Aceites con mayor grado de Comedogénesis. Esto te servirá de guía a la hora de elegir el aceite más adecuado, sobre todo si tienes piel grasa o eres propensa a desarrollar acné. Empecemos por el principio…

¿Qué Significa Comedogénica?

Este término hace alusión al efecto que produce una determinada sustancia al originar alteraciones en la piel llamadas Comedones. Dicha sustancia se le llama Comedogénica.

La Comedogénesis se caracteriza por la dilatación anormal de los folículos debido a la acumulación de contenido graso en los poros. Ello desencadena un microcomedón (clínicamente imperceptible) que luego se convierte en un Comedón.

Voy a explicártelo de manera más sencilla. Comedogénica o Comedogénico se refiere a la formación de Comedones por la reacción que algunos productos generan en la piel, como consecuencia de la obstrucción de los poros de la superficie.

Y ¿qué es un Comedón?

También llamado grano o espinilla, es una lesión cutánea que se produce por el bloqueo de la sustancia grasa proveniente de las glándulas sebáceas. Con mayor predominio en el cutis, el cuello, parte superior del tórax y la espalda.

¿Sabías qué estos desagradables granitos pueden ser abiertos o cerrados?

  • Los comedones abiertos son los famosos «puntos negros» y que son lesiones no inflamatorias que deben su color a la oxidación del sebo.
  • Los comedones cerrados o puntos blancos, son aquellos internos en los que no puedes visualizar el poro y tienden a generarte inflamación.

¿Por Qué un Aceite es Comedogénico?

Ya que tienes bastante claro que significa la palabra comedogénico y sus afines. Es hora de que te diga ¿por qué un aceite es comedogénico? o ¿qué es un aceite comedogénico?

Los aceites comedogénicos son aquellos que tienen uno o más compuestos capaces de generar una barrera en los poros de la piel, causando lesiones o irritaciones que anteceden al acné.

Dermatológicamente hablando, se les considera comedogénicos puesto que bloquean los conductos excretores causando la acumulación excesiva del sebo.

Esto promueve la aparición de granos o espinillas. Por lo tanto no son favorables para tu piel y más si esta es del tipo grasa, con acné o propensa a padecerlo.

Es bueno aclarar que el aceite como tal no es el que produce la comedogénesis. Ésta obedece a la acción de sustancias específicas que forman parte de su estructura. Como por ejemplo, el ácido láurico o el ácido mirístico, altamente comedogénicos en concentraciones elevadas.

Otro aspecto que debes considerar es que el término «aceitoso» no está directamente vinculado con la comedogenia.

Existen productos no grasos que son comedogénicos, mientras que varios aceites no originan estos efectos. Al contrario, son recomendados para limpiezas faciales o contrarrestar problemas de acné.

Aceites Comedogénicos y Sus Efectos

Los aceites con presencia de compuestos comedogénicos en su estructura molecular, le causarán a tu piel:

Formación de una Barrera Bloqueadora

La acumulación irregular de contenido sebáceo en los poros obstruye los folículos fomentando la aparición de espinillas o pápulas inflamatorias.

Aumento de la Temperatura

Seguramente has escuchado la frase «Tu Piel Respira», y se refiere precisamente a la oxigenación natural a través de los poros para mantenerse fresca e hidratada. La comedogénesis reduce la permeabilidad de tu piel disminuyendo su capacidad de absorción, lo que te dará una sensación de calor en la zona afectada.

Queratinización

La queratina es una proteína activa en las células de la epidermis. En condiciones normales forma una membrana de protección blanda para contrarrestar los efectos de la queratina dura. También presente en tu piel. Sin embargo, los efectos comedogénicos alteran el patrón regular de reproducción de queratina dentro de los folículos generando así el microcomedón.

Enrojecimiento o Edema

La inflamación producida por la obstrucción de los poros y la acumulación de sebo activa una respuesta inmune que verás reflejada con un abultamiento o enrojecimiento similar a una reacción alérgica.

Infecciones Cutáneas

La acumulación inusual de contenido graso, inducida por el bloqueo del conducto folicular, aumenta la flora bacteriana por la oxidación del sebo. Esto puede ocasionarte infecciones fúngicas o bacterianas en el área lesionada.

Brote de Acné

Es la reacción más grave generada por el uso de aceites o productos comedogénicos.

Aunque la comedogénesis y el acné no sean lo mismo, si los efectos anteriores no logran controlarse a tiempo o tu tez es potencialmente delicada y con alta tendencia a padecer acné, es muy probable que resultes afectada hasta este punto. Por eso te recomiendo que seas bastante cuidadosa a la hora de elegir un aceite para los cuidados de tu piel.

Grado de Comedogenia de los Aceites: La Escala Comedogénica

Decir que un aceite es o no comedogénico no es tan sencillo. Es frecuente encontrar información donde clasifican los productos atendiendo a mitos y comentarios sin fundamentos de origen confiable.

Es muy probable que ahora te estés preguntando ¿Cómo puedo saber si un aceite es comedogénico? ¿Hay un mecanismo para determinar la comedogenicidad? Y la respuesta es ¡Sí!

Existe un instrumento para medir el Grado de Comedogenia de los aceites.  Ese instrumento se le conoce como Escala Comedogénica.

Hace dos décadas, en el año 1989, un grupo de reconocidos especialistas en el campo dermatológico desarrollaron una investigación para estudiar los aspectos relativos al acné. El término Comedogénico fue tema principal en la investigación.

Lo más relevante es que analizaron determinados productos, compuestos o sustancias, a través de experimentos, para establecer un mecanismo que permitiera clasificarlos en función de la reacción comedogénica o «no» comedogénica de los mismos. ¿Te das cuenta de lo interesante de todo esto?

Los sujetos utilizados para las pruebas fueron tanto humanos como animales (conejos, ya que la piel del interior de sus orejas es bastante parecida a la de los humanos). Gracias a las luchas de los defensores de los derechos de los animalitos, estas prácticas ya no son tan frecuentes. ¡Bien por ellos!

A los sujetos les aplicaban un producto en particular durante varias semanas. Cumplido este tiempo, les medían el grado de obstrucción del conducto folicular. Es decir, que determinaban si había formaciones de comedones y representaban esas observaciones en cuadros estandarizados, de acuerdo a una escala con valores numéricos del 0 al 5. ¡Eureka! De esos cuadros surgió nada más y nada menos que la Escala Comedogénica.

Aceites Comedogénicos y su Escala

Aceites Comedogénicos-escala

Los valores numéricos de la escala van del 0 al 5 y también existe un rango de valores cualitativos que van desde «No Comedogénico» hasta «Muy Alto-Comedogénico«:

  •  0 –  El aceite se considera que no es comedogénico y no obstruye los poros
  •  1 –  Significa  muy baja probabilidad de que el aceite obstruya los poros
  •  2 –  Indica probabilidad moderadamente baja o que el aceite no obstruirá los poros en la mayoría de las personas
  •  3 –  El aceite tiene una probabilidad moderada de obstruir los poros
  •  4 –  Sugiere una probabilidad bastante alta de obstrucción de los poros. La mayoría de las personas no podrán usarlo a menos que tengan una buena tolerancia con él.
  •  5 –  Es básicamente una posibilidad garantizada de obstruir los poros. Muy pocas personas pueden tolerar los aceites etiquetados como 5

Ahora sí, sin más preámbulos te presento la herramienta de medición de comedogenicidad de los aceites:

Nivel 0 – No Comedogénico

Nivel 1 – Bajo

  • Aceite de Goji
  • Aceite de Rosa Mosqueta
  • Aceite de Emú
  • Aceite de Ricino
  • Aceite de Babasu
  • Aceite de Semilla Aceite de Uva
  • Aceite de semilla Aceite de Granada
  • Aceite de Neem o Nim
  • Aceite de Caléndula
  • Aceite de Canola

Nivel 2 – Moderadamente Bajo

  • Aceite de Oliva
  • Aceite de Borraja
  • Aceite de Jojoba
  • Aceite de Avellanas
  • Aceite de Almendra
  • Aceite de Albaricoque
  • Aceite de Semilla Aceite de Calabaza
  • Aceite de Semilla Aceite de Baobab
  • Aceite de Tamanu
  • Aceite de Marula
  • Aceite de Semilla Aceite de Papaya

Nivel 3 – Moderado

  • Aceite de Aguacate
  • Aceite de Palta
  • Aceite de Chía
  • Aceite de Soja
  • Aceite de Algodón
  • Aceite de Sésamo
  • Aceite de Onagra
  • Aceite de Maíz

Nivel 4 – Alto

Nivel 5 – Muy alto Comedogénico

  • Aceite de Germen de Trigo

Para una lista más completa de aceites comedogénicos y no comedogénicos, el siguiente artículo te puede interesar:

Lista de Aceites Comedogénicos y No Comedogénicos

Si te fijas bien en la escala, podrás darte cuenta de que los aceites en los niveles del 0 al 2 presentan nula o escasa comedogenicidad. Mientras que los aceites del 3 al 5 tienen moderada o alta comedogenicidad.

Quizá encuentres otra tabla y notes que hay variaciones de algunos aceites de un nivel a otro, No te preocupes, por lo general la clasificación sólo varía en un “grado”, ya sea el inmediato superior o el inmediato inferior.

Las variaciones ocurren debido a los distintos métodos empleados en los procesos de determinación de comedogenicidad. Principalmente en aquellos aceites de niveles intermedios cuyas sustancias comedogénicas no están bien definidas, la concentración es irrelevante o su comedogénesis suele modificarse por combinación con otros agentes o sustancias.

IMPORTANTE

Si estás en busca de un aceite favorable para tu piel, sobre todo si es del tipo grasa, que no tapone tus poros ni te cause imperfecciones, ya sabes cuales puedes elegir.

¿Los Ácidos Grasos Influyen en la Comedogenicidad de los Aceites?

Aceites Comedogénicos Significado

Los aceites están compuestos principalmente por ácidos grasos, entre otros, del tipo omega 3, 6 y 9, linolénico, linoleico y oleico respectivamente. ¿Qué te parece si los analizamos un poco para ver si existe alguna relación entre ellos y el grado de comedogenicidad de los aceites?

Ácido Linolénico

Se trata de un ácido poliinsaturado con tres enlaces dobles en cadena de 18 átomos de carbono. Gracias a su acción antiinflamatoria y antimicrobiana ayuda a disminuir o controlar el acné. Aunque, contradictoriamente cause la obstrucción de tus poros si tienes piel grasa.

El ácido linolénico es significativo en la composición del Aceite de Linaza.

Ácido Linoleico

Es un lípido poliinsaturado que tiene enlaces dobles sin presencia de algunos átomos de hidrógeno.

Los aceites con predominio de este ácido se recomiendan para pieles tanto grasas como mixtas o de normales a grasas por su consistencia seca. Al mismo tiempo  hidratan, son emolientes, reducen los signos de irritación y enrojecimiento, desinflaman y promueven la acción de la barrera superficial de tu piel. La oxidación de los productos con contenido significativo de ácido linoleico es mayor en comparación con otros ácidos.

El aceite de semilla de uva, sésamo, germen de trigo, cártamo, rosa mosqueta y girasol cuentan con niveles elevados de este ácido graso.

Ácido Oleico

Es un ácido monoinsaturado que de manera natural se encuentra presente en el sebo de tu piel. Su textura grasa lo hace ideal para pieles secas o normales. Sin embargo, para pieles con acné, predispuestas a éste o grasas no es recomendable debido a su grado de comedogenicidad, pues tiende a causar oclusiones.

Algunos aceites con ácido oleico predominante son: el aceite de oliva, de argán, de aguacate, de marula y de almendras.

Ácido Láurico

Este ácido saturado cuenta con 12 átomos de carbono en cadena. A pesar de sus beneficios para la salud y bienestar de la piel, es ampliamente conocido que las altas concentraciones de este ácido lo convierten en una sustancia altamente comedogénica.

Constituye el compuesto más significativo del aceite de coco. Su concentración es muy alta. ¿Será por esto que este aceite tan valorado en el campo cosmético, tiene un nivel comedogénico 4?

 Ácido Mirístico

Al igual que el ácido láurico, aunque en menor proporción, predomina en la estructura molecular del aceite de coco y también es un componente comedogénico.  

IMPORTANTE

Si tienes problemas acnéicos  y la naturaleza de tu piel es grasa olvídate de utilizar productos con alta concentración de Ácido Láurico o Mirístico

Por si este punto no es lo suficientemente claro para ti, te voy a mostrar un cuadro comparativo de algunos aceites en función de los niveles comedogénicos y su contenido de los ácidos grasos.

 

AceiteNivel de  comedogenia LinolénicoLinoleicoOleicoLáurico Mirístico
Argán017%35%45%**
Rosa Mosqueta135%46%16%**
Germen de trigo512%55%10%**
Coco40,5%2%7%65%19%
Linaza460%****
Oliva2*6%75%**
Sésamo32%45%39%**
Algodón310%11%50%**
Almendras2*23%67%**
Cártamo0*72%16%**

*nula, escasa o poca concentración

 

Si te fijas en el contenido de la tabla, a rasgos generales podemos concluir que:

–  La comedogenicidad en algunos de los aceites está en relación a la proporción de su contenido de ácidos grasos con tendencia o «no» a obstruir los poros. Tal es el caso del aceite de cártamo que tienen grado comedogénico «0», lo que se corresponde con su contenido significativo del ácido linoleico, para nada comedogénico (72%).

–  Todo lo contrario ocurre con el aceite de germen de trigo, comedogénico a gran escala (nivel 5), a pesar de que el ácido linoleico, «no» comedogénico, es su compuesto con más concentración. ¡Vaya contradicción!

–  El popular aceite de coco es muy comedogénico, clasifica para el nivel 4 en la escala. Condición que podría estar ligada a las altas concentraciones de ácido láurico y mirístico.

–  ¿No esperabas esto del aceite de coco, verdad? ¡A mí también me pasó lo mismo! Es el preferido de muchas personas para consentir su piel y su cabello. Pero… después de todo esto que te he contado, si tu piel es grasa o padeces de brotes de acné descártalo. Su uso prolongado probablemente origine lesiones en tu piel.

–  Ya para finalizar este análisis, presta atención al aceite de oliva. ¿Qué opinas? ¿Contradictorio verdad? Un aceite con comedogenicidad moderadamente baja posee  alta concentración de ácido oleico (altamente comedogénico).

Y así podemos analizar cada uno de los aceites y la conclusión al final de día será que no existe un patrón universal para estandarizar el origen o causa de la comedogenicidad de un determinado producto.

Paradojas de la Comedogenia

A este segmento quise llamarlo así porque en la nutrida búsqueda de información acerca de los aceites comedogénicos, aprendí que existen muchos aspectos contradictorios en relación a este tema.

  • En los estudios realizados por el doctor Fulton (uno de los profesionales que diseñaron la Escala Comedogénica) se determinó que el material graso de los folículos afectados por comedones tenían baja cantidad de ácido linoleico.
  • En base a esta aseveración lo más lógico es pensar que la solución es utilizar productos ricos en ácido graso linoleico y problema resuelto ¡Te olvidas de los comedones! Pero no, resulta que no es tan sencillo. La tabla del segmento anterior te demostró que aceites con alta concentración de este tipo de ácido son potencialmente comedogénicos (aceite de germen de trigo).
  • Muchas sustancias comedogénicas se utilizan en bajas concentraciones para combatir los problemas de acné y forman parte de aceites no comedogénicos. Esto parece no tener sentido. Aunque si te detienes a pensar un poco en la frase»bajas concentraciones» te das cuenta que ahí está la clave y ya no parece tan ilógico.
  • También suele pasar que aceites no comedogénicos produzcan efectos comedogénicos a pesar de que ninguno de sus compuestos lo sea. ¿Cómo es posible esto? Probablemente agentes externos modifican las propiedades estos productos.
  • El mismo Dr. Fulton explicaba que muchas sustancias pueden convertirse en comedogénicas cuando se combinan o diluyen con otras sustancias, entran en contacto con las enzimas de tu piel, o ante los efectos de los rayos solares de tipo ultra violeta.
  • Lo cierto es que no existe una verdad universal en referencia a este tema, pues todos los experimentos han sido de tipo probabilístico y no «exactos». Los sujetos sometidos a pruebas no representan a cada individuo en particular. Así como tu ADN es único, también tu piel es única y reacciona de manera distinta que la de los demás.

Uso de Aceites Comedogénicos: Tu piel Marca la Pauta

El mejor experimento, para saber cuál es el  producto más adecuado para ti, es probándolo. Pero ten cuidado, ve despacio y aplícalo sin excesos.

Recuerda que los aceites poseen múltiples beneficios para tus cuidados corporales y, dependiendo de tu tipo de piel, puedes usarlos sin tantas complicaciones.

En lo particular yo te recomiendo el aceite de cártamo, que además de que «no es comedogénico», tiene alto contenido de vitamina E, antioxidantes y ácidos grasos favorables para la restauración e hidratación de la piel.

El aceite de jojoba también es una buena opción. Su comedogenicidad es moderadamente baja y además es el único aceite cuyo contenido de ácidos lipídicos es muy similar a la composición de las grasas naturales de tu piel.  

Inclúyelos en tus rutinas de cuidado corporal y facial, inclusive para remover tu maquillaje.

Aceites Comedogénicos: Conclusiones

El uso excesivo o prolongado de cualquier sustancia o producto puede desencadenar daños en tu piel.

Si eres de piel frágil, tendiente a irritarse con facilidad, acnéica o del tipo grasa, descarta el uso de aceites o productos que contengan aceites comedogénicos.

Todos los aceites no son aptos para la aplicación directa sobre tu piel. Por ejemplo, si se trata de aceites esenciales cuya concentración suele ser fuerte debes diluirlos. Los aceites vegetales son más seguros para usarlos directamente, aunque existen algunos que deben también diluirse.

Los siguientes artículos te pueden interesar:

Realizar la limpieza facial de manera correcta. Estimula tus poros con agua tibia y remueve los restos e impurezas en su totalidad con la ayuda de la toalla. La acumulación de residuos promueve la formación de bacterias y la oxidación.

Bajo ninguna circunstancia frotes o  presiones tu piel. Al secarla debes hacerlo con toques suaves y delicados.

Cuando utilices un aceite o cualquier otro producto y observes reacciones desfavorables, cambios en la textura de tu piel, enrojecimiento o picor, suspende su uso de forma inmediata.

Evita la exposición directa al sol, sobre todo si estás usando algún tipo de aceite. Esto aumenta el riesgo de quemaduras, manchas o lesiones en la piel, pero además puede activar los efectos comedogénicos de los productos.

El hecho de que una sustancia sea natural no quiere decir de no pueda afectarte. Los aceites naturales son maravillosos pero debes usarlos con prudencia y precauciones.

Procura conservar tus aceites en los lugares adecuados, libres de humedad, en envases oscuros, alejados de la luz y del calor.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceites Naturales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! 🙂

Te enseño qué es un aceite comedogénico, qué ingredientes tiene y qué efectos puede tener en tu piel. Evitarás los granos.

 

Referencias

«The Bad List: Comedogenic Ingredients And Products«. By Green Gables,  in Cosmetics & grooming. Acne.org – Science. Support. Solutions.

Kligman AM, Kwong T. «An improved rabbit ear model for assessing comedogenic substances«. Br J Dermatol. 1979 Jun;100(6):699-702. PubMed PMID: 157151.

Mirshahpanah P, Maibach HI. «Models in acnegenesis«. Cutan Ocul Toxicol. 2007;26(3):195-202. Review. PubMed PMID: 17687685.

Alfred Thomas Bertrand Matthäus Hans‐Jochen Fiebig. «Fats and Fatty Oils«. Wiley Online Library.

Bioquímica de los Alimentos. S. Miguel Calvo. «Grasas vegetales menos comunes«.

¡Compartir es bueno!