Con los cambios de temperatura y de estaciones muchas veces aparecen problemas respiratorios. Ya sea en otoño y en invierno con los resfriados y la gripe, o en primavera y en verano con las alergias.

De este modo pueden aparecer síntomas como congestión nasal, tos, estornudos, sensación de fatiga y dolor de garganta. Los síntomas pueden variar de una persona a otra de acuerdo a la gravedad de cada caso. Incluso se pueden presentar complicaciones, convirtiéndose estos síntomas en trastornos crónicos como el asma o la bronquitis.

Afortunadamente la naturaleza ha puesto a nuestra disposición remedios naturales que se pueden encontrar en los aceites esenciales. Estos poseen, entre otras, grandes cualidades antiinflamatorias y antibióticas. Además de aliviar los síntomas, ayudan a acelerar el proceso de recuperación. Estos aceites son terapéuticos y normalmente no tienen contraindicaciones por lo que son muy beneficiosos y seguros para la salud respiratoria.

A continuación te contaré cuáles son los 21 aceites esenciales más recomendados y efectivos para aliviar la gripe, los resfriados, la tos, los dolores de garganta y la congestión nasal. Conocerás cuáles son sus principales propiedades, beneficios, aplicaciones y modos de uso. Veremos también algunas recetas muy sencillas de realizar que te serán de mucha utilidad.

¿Qué son los Aceites Esenciales?

Antes de contarte qué aceites esenciales puedes usar, te explicaré qué son exactamente y por qué son buenos para aliviar estas enfermedades y sus síntomas.

En primer lugar debes saber que un aceite esencial es un compuesto aromático que se ha obtenido de un árbol o planta. Puede provenir de la corteza, las flores, las hojas y los tallos.

Podemos decir que estos aceites representan o son la «esencia» de dicha planta o árbol. En ellos se concentran sus principales ingredientes activos. Por tanto, se obtienen sus mejores y más importantes propiedades en estado puro así como todos sus beneficios.

En este sentido cabe destacar que mientras más puro y natural sea el aceite esencial mejores beneficios ofrecerá. Por ello te aconsejo siempre buscar aceites esenciales puros y ecológicos.

Y si bien, como ya te comenté anteriormente, son normalmente seguros y no poseen contraindicaciones siempre se debe tener cuidado con su uso. Por seguridad hay que seguir ciertas indicaciones, recomendaciones y medidas como verás más adelante.

ESTOS ARTÍCULOS TE VAN A INTERESAR

¿Cómo se Extraen los Aceites Esenciales?

Comúnmente los aceites esenciales de mejor calidad son extraídos mediante procesos de destilación por arrastre al vapor.

Aunque también pueden ser obtenidos con técnicas de prensado, por maceración (muy usado para hacer en casa) o con disolventes. En este último caso pueden quedar residuos que suelen ser pocos saludables por lo que no te recomiendo usar aceites esenciales extraídos mediante este proceso.

Los 21 Aceites Esenciales para Aliviar y Curar la Gripe, el Resfriado, la Tos y la Congestión Nasal

Los aceites esenciales se han utilizado desde hace siglos para combatir los síntomas de las afecciones respiratorias como la tos y la congestión, entre otros. Algunos son más efectivos que otros y lo mejor es que encuentres el ideal para ti.

En general estos aceites te ayudarán  a expulsar el moco acumulado y reducir la inflamación en las vías respiratorias, el dolor de garganta y la congestión nasal.

Lista de Aceite Esenciales

Si consideras que dejo alguno afuera y que debería incluir en esta lista, por favor comparte tu comentario debajo y lo añadiré.

Si estás teniendo alguna de estas afecciones respiratorias no dudes en probar estos aceites esenciales que son 100% naturales.

Aceite Esencial de Árbol de Té

Melaleuca alternifolia

El aceite del árbol de té es muy versátil y tiene una gran cantidad de usos diferentes. Es uno de los más usados y resulta muy fácil conseguirlo. Posee propiedades antisépticas, antibacterianas y antivirales. De modo que es un remedio natural que ayuda a combatir la infecciones, eliminando los virus y las bacterias.

Es muy utilizado para aliviar los síntomas de los resfriados y la gripe, como la tos y la mucosidad. Además de fortalece el sistema inmune y reduce la inflamación de los conductos respiratorios. También es bueno para aliviar el dolor de garganta, bajar la fiebre y reducir la congestión nasal.

Puedes usarlo aplicando unas gotas diluidas en un aceite portador, mediante masajes suaves en el pecho y los senos nasales.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Orégano

Oreganum vulgare

El aceite de orégano es excelente para aliviar los problemas respiratorios y de garganta producidos por virus y bacterias. Ello es gracias a ser un antibacteriano, antifúngico y antiviral muy potente.

Posee carvacrol y timol que ayudan a despejar las vías respiratorias, eliminando entre otras cosas la congestión nasal. Es muy bueno sobre todo en los casos de bronquitis, asma, gripes y resfriados, mejorando la capacidad respiratoria.

También tiene propiedades anestésicas por lo que puede ayudar a aliviar la fiebre.

Este aceite fue ampliamente usado en la Antigua Grecia para el tratamiento de infecciones y para proteger los alimentos de las bacterias.

Es particularmente potente, por lo que si se usa tópicamente es crucial y necesario diluirlo con un aceite portador, como el de jojoba o el de oliva extra virgen. Puedes aplicar esta mezcla en la nariz y el pecho para ayudar a disminuir la producción de moco y mejorar la respiración.

También puedes utilizarlo con un difusor o bien agregar una gotas en agua caliente en una olla e inhalar el vapor (más adelante te explicaré cómo hacer esto).

Puede ser combinado con otros aceites esenciales como el de romero,de lavanda, de eucalipto, de jengibre o de árbol de té.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Menta

Mentha piperita

El aceite de menta tiene un fuerte e intenso olor. Posee muchas y muy buenas propiedades para ayudar en el alivio de los problemas y dolencias respiratorias. Es analgésico ayudando a disminuir el dolor de garganta que es causado por la tos y la inflamación.

Sus efectos son prácticamente inmediatos y su aroma hace que sea muy agradable utilizar.

Además posee propiedades antisépticas, antibacterianas, antimicrobianas, antivirales, antiespasmódicas, antiinflamatorias y expectorantes.

Realmente su uso está muy difundido para aliviar las dolencias respiratorias, siendo útil para el alivio de la congestión e infecciones nasales. También ayuda a disminuir la tos, así como el dolor y la irritación de la garganta y la nariz. Además es usado para mitigar los síntomas de la sinusitis.

El principal componente que ayuda en todo esto es el mentol, que ha sido utilizado en los últimos 2.000 años como remedio y tónico para la salud, sobre todo en la medicina tradicional China. Sus componentes y propiedades ligeramente sedantes lo convierten en una excelente opción para aliviar la congestión.

Del mismo modo que el aceite esencial de orégano, puede ser combinado con otros aceites como el de eucalipto o de romero para un alivio aún más rápido.

Es importante mencionar que si se desea aplicar tópicamente debe ser mezclado con un aceite portador, ya que sólo puede resultar tóxico.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Limón

Citrus limon

El aceite de limón es extraído de la cáscara del limón mediante un proceso de prensado en frío.

Es muy bueno para aliviar y eliminar la tos y la congestión, siendo uno de los aceites esenciales más efectivos para esto. Además posee propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias.

Mejora el sistema inmunológico y detiene el crecimiento de bacterias, siendo muy efectivo contra los síntomas de la fiebre y el resfriado.

Puedes frotar un poco de aceite esencial de limón combinado con un aceite base o portador en los ganglios linfáticos y en las orejas. Te aliviará el dolor causado por la fiebre o los resfriados.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Clavo de Olor

Eugenia caryophyllata, Syzygium aromaticum

El aceite de clavo ayuda a estimular el sistema inmunológico y alivia los dolores de garganta. Estos beneficios provienen de sus propiedades estimulantes, antiinflamatorias, antisépticas y antimicrobianas.

En general, este aceite es maravilloso combate infecciones y bacterias ayudando a reducir la congestión en los conductos nasales.

Puedes mezclarlo con agua caliente en un recipiente e inhalar el vapor. Normalmente es muy fuerte, debiendo ser diluido con un aceite base si quieres usarlo tópicamente. Así evitarás que pueda irritar tu piel.

Otra manera muy buena de aprovechar sus beneficios es a través de un humificador o difusor, de modo que sus propiedades curativas se liberen en el aire. Esto te ayudará a aliviar los problemas en los senos nasales, como inflamaciones, y el dolor de garganta.

También se puede inhalar el aceite de clavo de olor directamente desde el envase, respirando profundamente varias veces. De manera inmediata sentirás los efectos y notarás una mejora en la respiración y un alivio de la congestión.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Romero

Rosmarinus officinalis

Este aceite es obtenido de las hojas de la planta por destilación al vapor.

El aceite de romero es muy útil para los problemas respiratorios como tos, dolores de garganta, bronquitis, asma y sinusitis. Esto se debe a que es altamente efectivo contra las bacterias, incluso contra aquellas que son resistentes a los medicamentos.

Es similar el aceite esencial de eucalipto en algunos aspectos. Ayuda a aliviar la congestión, la tos y los resfriados.

La mejor manera de usarlo es mezclarlo con agua caliente e inhalar el vapor de forma directa. De este modo se logrará despegar las vías aéreas y el exceso de mucosidad, permitiendo una mejor respiración. Este proceso lo debes repetir de dos a cuatro veces por día, según lo consideres necesario.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Incienso

Boswellia carterii, Boswellia sacra

El aceite de incienso es un muy buen antiinflamatorio que ayuda a limpiar las vías nasales y los pulmones, así como eliminar la flema de la garganta. Gracias a sus principios activos naturales tiene propiedades expectorantes.

Para tratar la gripe, la tos y los resfriados puedes utilizarlo mediante un difusor en el que coloques dos o tres gotas.

También puedes aplicar unas gotas de este aceite, diluido con un aceite portador o base, mediante un masaje suave en el pecho. Te ayudará a descongestionar las fosas nasales y minimizar la producción de flemas.

Asimismo es muy efectivo para tratar los síntomas del asma y la bronquitis.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Eucalipto

Eucalyptus globulus

Los especialistas coinciden en que el aceite de eucalipto es uno de los aceites esenciales más efectivos en el alivio de afecciones y problemas en el sistema respiratorio.

El árbol de eucalipto, conocido como Eucalyptus globulus, es originario de Australia. Su aceite fue destilado por vez primera en 1788 por médicos que lo usaban para tratar problemas torácicos y bronquiales.

Además de poseer un aroma muy agradable es un excelente descongestionante. Para este fin, pon unas gotas de aceite en una taza de agua caliente (o recipiente similar), coloca una toalla sobre la cabeza, para luego inhalar profundamente el vapor.

Gracias a sus propiedades, entre las que se hayan que es un magnífico mucolítico, antioxidante, antiséptico, antifúngico y antibacteriano, los resultados son muy rápidos. Afloja de manera casi inmediata la mucosidad de las fosas nasales y ayuda a expulsar el exceso de moco de la garganta y del pecho.

Además, como sucede con otros aceites esenciales, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Su principal componente es el eucaliptol, que posee un agradable aroma similar al de la menta y un sabor picante pero refrescante.

Este aceite se puede encontrar en muchos productos para las afecciones respiratorias. De hecho es uno de los ingredientes que más se usa en las pomadas y ungüentos para los resfriados.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Ciprés

Cupressus sempervirens

El aceite de ciprés es muy útil para combatir infecciones y eliminar la congestión. Ayuda además a disminuir la acumulación de mocos y flemas en el tracto respiratorio y los pulmones.

Posee propiedades antiespasmódicas que lo hacen muy bueno para el tratamiento de afecciones y problemas respiratorios como el asma o la bronquitis.

Para aprovechar sus beneficios puedes utilizarlo en masajes, previamente diluido con un aceite portador, o bien mediante difusores.

Este aceite también puede ser combinado con otros aceites esenciales para potenciar aún más sus efectos.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Lavanda

Lavandula angustifolia, Lavandula officinalis

El aceite de lavanda es ampliamente utilizado con diversos fines por lo que es muy fácil conseguir.

Es de gran utilidad en relación a los trastornos respiratorios y los síntomas de la gripe y los resfriados, como la congestión nasal y la tos. Permite la descongestión de las flemas atrapas en los pulmones y las fosas nasales.

Este aceite, que si bien es considerado como un aceite esencial «ligero» y «suave», tiene muy buenas propiedades antisépticas, antivirales, antiinflamatorias y antifúngicas. Adicionalmente posee un olor muy agradable.

También se utiliza como un estimulante circulatorio e inmunológico.

Aunque es un aceite suave, te recomiendo diluirlo con un aceite base o portador y aplicar unas gotas en el pecho, el cuello o la espalda. Realiza un masaje suave de modo circular y sentirás rápidamente un notable alivio.

También puedes colocar unas gotas en un pañuelo y llevarlo a la nariz, inhalando profundamente, para destaparla. Así conseguir respirar mejor cuando estás congestionada.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Tomillo

Thymus vulgaris, Thymus zygis

El aceite de tomillo es una de las mejores opciones si lo que se desea es disminuir y aliviar la congestión nasal y la tos. Esto es debido principalmente a sus múltiples propiedades antibacterianas, antivirales y antimicrobianas.

Es considerado como uno de los mejores antioxidantes naturales. Entre otros beneficios, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y respiratorio.

Según estudios realizados, este aceite tiene la capacidad de combatir con gran eficacia las bacterias. Por ello es muy bueno para los dolores de garganta y la excesiva mucosidad que son causadas por la gripe y los resfriados. De igual forma aumenta las secreciones mucosas, por lo que es ideal para aliviar la tos seca.

También ayuda a desintoxicar el hígado y es un desinfectante pulmonar muy eficaz.

Como sucede con otros aceites esenciales, este aceite es realmente muy potente debiendo ser diluido si deseas aplicarlo tópicamente. Para ello puedes elegir el aceite portador de tu preferencia y diluirlo para obtener buenos resultados.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Albahaca

Ocimum basilicum

El aceite de albahaca se caracteriza por disminuir la inflamación producida por las alergias, siendo éste uno de sus beneficios más conocidos.

Posee propiedades antimicrobianas y antivirales que ayudan y favorecen la desintoxicación del cuerpo de bacterias y virus.

Puedes usarlo para aliviar la tos y la congestión nasal agregando unas gotas en tu aceite portador y realizar masajes circulares en el pecho.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Jengibre

Zingiber officinale

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de jengibre es muy usado en las épocas más frías del año para eliminar la mucosidad además de disminuir la congestión nasal y los dolores garganta.

También ayuda a limpiar los pulmones y a reducir las náuseas que a veces pueden acompañar a la gripe.

Puedes utilizarlo mediante un vaporizador o difusor, o colocando dos o tres gotas en un pañuelo o bola de algodón e inhalar. También se puede mezclar con un aceite portador y usarlo para realizar masajes en el pecho.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Baya de Enebro

Juniperus communis

El aceite de enebro o baya de enebro es utilizado normalmente para las infecciones respiratorias y los dolores de garganta.

Entre sus beneficios para la salud respiratoria se puede mencionar que es antifúngico, antibacteriano, antioxidante, antiséptico y antimicrobiano.  Estas propiedades ayudan al organismo a librarse de los virus y bacterias que provocan problemas o afecciones respiratorias.

Para obtener sus beneficios se pueden difundir sus propiedades en el ambiente mediante el empleo de un difusor o vaporizador.

También puedes aplicarlo como aceite de masaje, previamente diluido con un aceite base o portador.

Puede usarse mezclado con aceite de cedro, de lima, de ciprés, de geranio, de lavanda, de pomelo o de bergamota.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Hisopo

Hyssopus officinalis

Gracias a sus propiedades antisépticas, el aceite de hisopo ayuda a combatir las bacterias y los virus, por lo que es muy bueno para eliminar las infecciones virales y bacterianas además de reducir la fiebre y el dolor de garganta.

Hipócrates ya habló en el pasado sobre los beneficios de este aceite para disminuir la inflamación, tanto de la garganta como del pecho y también para el alivio de otros tipos de problemas bronquiales.

También es un gran antiespasmódico y expectorante lo que ayuda en el alivio de los espasmos del sistema respiratorio. Igualmente ayuda a aliviar la tos y soltar las flemas que se depositan en las vías respiratorias.

Todo esto lo hace bueno para tratar el resfriado y otros problemas respiratorios como la bronquitis.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Manzanilla Alemana

Matricaria chamomilla

El aceite de manzanilla alemana es un gran antiinflamatorio, antiviral, antiséptico y antiespasmódico, razón por la cual es muy bueno para aliviar rápidamente las infecciones respiratorias.

Normalmente es empleado para ayudar a disminuir la congestión y relajar los músculos bronquiales.

Ya en la antigüedad, los egipcios utilizaban este aceite para curar la fiebre.

Puede ser utilizado tanto por vía inhalada como tópica, siendo lo ideal diluirlo con un aceite portador.

Además puedes mezclarlo con otros aceites esenciales como el de lavanda, de árbol del té, de limón y geranio.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Lima

Citrus aurantifolia

El aceite de lima es un excelente antiséptico, antiviral y antibacteriano siendo muy efectivo para fortalecer el sistema inmunológico. Es excelente para proteger contra la gripe y los resfriados de modo que ayuda a combatir los gérmenes.

Además es útil para aliviar la fiebre y la tos gracias a que es también antialérgico y antiinflamatorio.

También tiene una muy buena cantidad de antioxidantes.

Sus beneficios se pueden obtener mediante la aromaterapia, usando purificadores o difusores.

Este aceite lo puedes diluir con aceite de oliva o aceite de coco.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Salvia

Salvia officinalis

El aceite de salvia posee grandes cualidades antibacterianas, antisépticas y astringentes siendo muy beneficioso para aliviar el dolor de garganta y la tos.

Debe ser diluido con un aceite portador si se lo desea usar de modo tópico.

También puedes usarlo mediante un difusor o colocando algunas gotas en una olla con agua caliente y respirando el vapor.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Pino

Pinus sylvestris

El aceite de pino es eficaz para tratar la inflamación y el exceso de moco causado por la gripe o los resfriados.

Al igual que la mayoría de los aceites que he mencionado, es un gran antiséptico, antibacteriano y antiinflamatorio. Ayuda al sistema respiratorio a funcionar de manera más eficiente, a aliviar la inflamación y a eliminar las infecciones, así como a reducir la congestión nasal.

Una manera de aprovechar sus beneficiosas cualidades es mediante un humificador o difusor, o inhalando el vapor.

Así mismo, también puede ser utilizado por vía tópica previamente diluido con un aceite base o portador.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Hierba de Limón (Limoncillo o Lemongrass)

Cymbopogon citratus, Cymbopogon flexuosus

El aceite de lemongrass es muy eficaz para reducir los dolores y la fiebre, así como otros síntomas del resfriado, la bronquitis y la gripe.

También estimula el sistema inmunológico y calma el sistema nervioso.

Es un buen antiséptico y analgésico natural muy usado en la medicina Ayurvédica de la India y en la medicina tradicional China.

Además posee propiedades antimicrobianas, astringentes y bactericidas.

Puedes beneficiarte de sus propiedades agregando unas gotas al baño (previamente diluido), mediante difusión o masajes.

Puedes mezclarlo con aceite de limón, de naranja, lima, pomelo, geranio y bergamota.

Compra Ahora

Aceite Esencial de Canela

Cinnamomum zeylanicum, Cinnamomum verum

El árbol del que se extrae el aceite de canela es originario de Sri Lanka y otras partes de Asia. Es considerado uno de los árboles más antiguos del mundo. Tiene un aroma almizclado, dulce y amaderado.

Entre sus muchas y muy buenas virtudes curativas se destacan que es antiinflamatorio, antibacteriano, antiviral y antiséptico, además de poseer muy altos niveles de antioxidantes. Así ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y matar las bacterias del cuerpo.

También contribuye a desinflamar las membranas mucosas y despejar las vías respiratorias, permitiendo respirar mejor.

Al ser un aceite esencial muy potente puede irritar o incluso quemar la piel si no es diluido con un aceite portador.

La mejor manera para que uses este aceite es mediante un difusor o bien inhalando directamente su aroma desde la botella.

Compra Ahora

Cómo Usar y Aplicar los Aceites Esenciales para Aliviar la Tos, Resfriados, Gripe, Congestión Nasal y Dolores de Garganta

El primer paso para usar aceites esenciales es la elección de un aceite esencial de calidad. Para ello, al elegir el aceite a utilizar debes buscar aquellos que sean 100% naturales, puros y orgánico o ecológicos, como los que te he recomendado.

Además se debe siempre leer la etiqueta del envase donde se detalle el país de origen, la información o datos botánicos, quimiotipo, las fechas de destilación y el vencimiento.

Dicho esto, vamos a pasar a ver las diferentes formas de usar los aceites esenciales para aliviar síntomas de las enfermedades respiratorias.

Aceites Esenciales Cómo Usarlos

Inhalación

Ésta es la más recomendada y puede llevarse a cabo de distintas maneras:

– Inhalación de vapor

 Esto implica la combinación de aceites esenciales con agua caliente lo que generará un vapor terapéutico. Normalmente se recomienda agregar entre 3 a 7 gotas del aceite esencial en una olla con dos o tres tazas de agua caliente.

Después debes cubrirte la cabeza con una toalla y respirar con inhalaciones el vapor que se desprenda de ese recipiente, a una distancia de unos 60 centímetros. Ten cuidado de no quemarte y siempre hazlo con los ojos cerrados para evitar que se irriten.

– Inhalación directa

Otra forma de aprovechar el poder y los beneficios de los aceites esenciales para aliviar los síntomas de los resfriados y la gripe. Se pueden inhalar desde su propio envase o bien agregar dos o tres gotas en un pañuelo, un cuenco o una bolita de algodón e inhalar profundamente varias veces.

Por ejemplo, puedes crear una mezcla con aceites esenciales y aceites portadores. Pon de 10 a 12 gotas de un aceite esencial puro y mézclalo con 30 ml de un aceite portador como aceite de oliva virgen extra o con aceite de coco.

Después de ponerlo en un pañuelo, cuenco, bolita de algodón o incluso en la palma de tus manos, acércalo a tus fosas nasales. Inhala profundamente durante más o menos un minuto.

– Difusores

Los difusores de aromaterapia funcionan descomponiendo los aceites esenciales en moléculas pequeñas que contienen sus principios activos. Seguidamente se propagan por el aire y son asimiladas por el cuerpo. Son una buena manera de aprovechar los beneficios de estos aceites, habiéndose diluido previamente.

Cabe destacar que lo más recomendable es utilizar un difusor ultrasónico y no quemadores con vela o eléctricos. Estos últimos calientan el aceite esencial con lo cual se pierden muchos de sus beneficios. Por el contrario, usando el difusor ultrasónico el aroma se propagará en frío en el ambiente, conservando todas sus propiedades y beneficios.

– Baño de aromaterapia

Consiste en agregar de 2 a 12 gotas de aceite esencial previamente diluido con un aceite portador, en una bañera con agua tibia. Te sumerges en ella durante unos 15 o 20 minutos e inhalas profundamente mientras realizas el baño.

Te aconsejo que siempre leas las instrucciones del fabricante del aceite que vas a utilizar o bien consultes con un especialista. De este modo usarás las dosis correctas y evitarás irritaciones oculares y/o de otras partes de tu cuerpo.

Cabe remarcar que es importante que no olvides diluir el aceite esencial con una sustancia portadora antes de agregarlo al baño.

Vía Tópica

Los masajes son otra manera de utilizar los aceites esenciales y aprovechar sus beneficios. Mezcla unas 10 gotas de aceite esencial con una o dos cucharadas de aceite portador como el de aceite de coco, el de aguacate, el de jojoba o el aceite de almendra dulce. Seguidamente te das unos masajes durante algunos minutos en la zona del pecho y la garganta, para aliviar la tos y la congestión nasal.

También puedes agregar unas gotas de aceite esencial en tu aceite de masaje o loción favorita y usarla como lo haces habitualmente.

Otra opción es que frotes la mezcla en la planta de tus pies por la noche antes de acostarte.

Recuerda que es muy importante que si vas a usar algún aceite esencial de modo tópico siempre lo diluyas previamente con algún aceite portador o base. Los aceites esenciales puros son muy potentes y podrían irritar tu piel.

Si quieres saber más sobre cómo diluir los aceites esenciales y los aceites base que hay, estos artículos te interesarán:

Vía Oral… NO

Como he dicho, los aceites esenciales puros son altamente concentrados y potentes, por lo que no se recomienda su aplicación oral o interna. Pueden resultar tóxicos.

Cabe aclarar que en este blog no se recomienda la ingesta de aceites esenciales.

Remedios Caseros y Naturales con Aceites Esenciales para Aliviar los Problemas Respiratorios

Existen varias maneras de usar los aceites esenciales para aliviar los síntomas de la gripe, la sinusitis, la tos y los resfriados.

A continuación te detallo algunas recetas caseras y 100% naturales muy sencillas de realizar y efectivas.

Receta #1: Mezcla para masajes hecha con aceites esenciales de Limón y Lavanda

Con esta receta podrás aliviar la tos, la congestión y el resfriado de manera natural, y es realmente muy fácil de realizar.

Coloca las 5 gotas de aceite de lavanda y las 2 gotas de aceite de limón en un frasco o recipiente y mézclalo.

Luego agrégale 1 cucharada del aceite portador que hayas elegido. Mezcla bien.

¡Eso es todo! Ya tienes lista tu preparación para realizarte masajes.

Ahora debes frotar la mezcla en tu pecho, espalda, cuello o detrás de las orejas para aliviar la tos y la congestión.

También podrías usar esta mezcla para realizar un baño de aromaterapia, colocándola en una bañera con agua tibia y tomando un baño.

Receta #2: Mezcla con aceites esenciales de Menta, Romero y Eucalipto

Mezcla los siguientes ingredientes en un recipiente:

Una vez mezclados todos estos ingredientes úsalos con un difusor.

También puedes usar esta mezcla combinándola con un aceite portador como el de aguacate, de jojoba o de almendras dulce y aplicarlos por medio de masajes.

Receta #3: Mezcla con aceites esenciales de Lavanda, Limón, Eucalipto y Pino

Mezcla estos ingredientes en un cuenco o recipiente:

Cuando hayas mezclado todos estos aceites en las proporciones mencionadas colócalos en un difusor o en una olla con agua caliente para inhalar el vapor.

Si lo mezclas con un aceite portador puedes usarlo para realizar masajes en el área del cuello y el pecho.

Receta #4: Mezcla con aceites esenciales de Menta, Romero y Tomillo

Mezcla en un recipiente los siguientes aceites esenciales:

Al igual que en el caso anterior puedes colocar esta mezcla en una olla o recipiente con agua caliente e inhalar el vapor terapéutico.

También la puedes usar con un difusor o humificador.

Si lo mezclas con un aceite portador puedes usarlo para realizar masajes en el área del cuello, la espalda y el pecho.

Precauciones, Advertencias y Consejos de Uso

Aceites Esenciales - Precauciones y Consejos de Uso

Como ya te comenté anteriormente, para que hagas un uso correcto de estos aceites esenciales debes tener presente ciertas precauciones y recomendaciones. De esta manera evitarás problemas y serás capaz de aprovechar todos sus beneficios de la mejor manera posible.

  • Embarazo y lactancia: generalmente no se recomienda utilizarlos en el embarazo y la fase de lactancia, de modo que si éste es tu caso consulta con tu médico antes de emplearlos.
  • Bebés y niños pequeños: al ser productos muy puros no se aconseja su uso en niños pequeños o en bebés. Si deseas utilizarlos en este sentido consulta antes con un especialista.
  • Enfermedades severas: las personas con estas enfermedades deben consultar con un médico antes de utilizarlos.
  • Exposición al sol: ciertos aceites esenciales pueden ser fotosensibles, por lo que no se recomienda exponerse al sol después de su aplicación.
  • Pruebas de tolerancia: siempre realiza una pequeña prueba de tolerancia con una o dos gotas de aceite esencial diluidos en aceite portador, en una zona sensible del cuerpo, como la parte interior del antebrazo o en la muñeca. Espera al menos 12 horas para cerciorarte de que no se produzcan reacciones alérgicas.

Además otras recomendaciones generales de su uso son:

  • Sigue siempre las recomendaciones del fabricante y usa sólo las cantidades recomendadas.
  • Mantenlos alejados y fuera del alcance de los niños pequeños.
  • No los apliques sobre tus ojos o zonas mucosas.
  • Si tuvieses una reacción alérgica deja de usarlos de inmediato y acude al médico. Lleva la botella del aceite que has utilizado.
  • Debes guardarlos en envases oscuros, de vidrio y siempre alejados de la luz y del calor.
  • Mantenlos fuera del alcance de las mascotas.

¿Cuándo Deberías Acudir al Médico?

Los aceites esenciales son muy buenos como terapias alternativas y complementos a los tratamientos convencionales. No obstante, si tienes síntomas como mucosidad excesiva, fiebre, hinchazón, falta de aliento, dolor en la cara y nariz, y/o congestión nasal que permanece más de 10 días, deberías consultar con un médico de confianza. Si los síntomas se van pero vuelven persistentemente, también.

Aceites Esenciales - Cuándo acudir a un médico

En algunos casos el médico podrá prescribirte antibióticos o medicamentos, los cuales deberás tomar como él te indique.

Normalmente es efectivo y seguro que continúes utilizando aceites esenciales para tratar los signos y síntomas de la gripe, resfriado, sinusitis o bronquitis. Pero siempre es recomendable que consultes a un profesional de la salud.

Y una vez que los síntomas se hayan ido puedes continuar usando aceites esenciales para prevenir futuras infecciones.

Conclusión

Como ya has visto estos 21 aceites esenciales son muy buenos para curar la gripe, el resfriado, la tos, los dolores de garganta y la congestión nasal, gracias a sus propiedades, beneficios y aplicaciones.

Sin embargo, se deben seguir ciertas recomendaciones de uso y precauciones antes de utilizarlos. Siempre debes leer las instrucciones del fabricante y utilizar las dosis recomendadas, para evitar efectos secundarios y/o complicaciones.

Ya sabes, si tienes problemas de tos, dolores de garganta, congestión nasal o algún otro problema respiratorio puedes aprovechar el poder de estos ingredientes naturales que son excelentes remedios caseros.

Y finalmente cabe mencionar que el uso de los aceites esenciales no debe ser considerado un sustituto de la medicina convencional. Son un excelente complemento, pero si tienes dudas sobre tu salud consulta con un médico de confianza.

¡Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Guarda ESTE PIN en tu tablero de Aceites Esenciales de Pinterest y consúltalo en cualquier momento! :)

21 Aceites Esenciales que alivian los síntomas de gripe, resfriados y tos. Son antiinflamatorios y antibióticos. Te ayudarán a acelerar el proceso de tu recuperación.

Referencias

Safety Information – NAHA – The National Association for Holistic Aromatherapy

Essential oils – Health warning Department of Health – Goverment of Western Australia

3 Common and Dangerous Essential Oil Mistakes – AMERICAN COLLEGE OF HEALTHCARE SCIENCES

What Are Essential Oils? – Taking Charge of your Health & Wellbeing – University of Minnesota’s

Kuriyama, H., Watanabe, S., Nakaya, T., Shigemori, I., Kita, M., Yoshida, N., Masaki, D., Tadai, T., Ozasa, K., Fukui, K., … Imanishi, J. (2005). “Immunological and Psychological Benefits of Aromatherapy Massage”. Evidence-based complementary and alternative medicine : eCAM, 2(2), 179-184.

Swamy, M. K., Akhtar, M. S., & Sinniah, U. R. (2016). “Antimicrobial Properties of Plant Essential Oils against Human Pathogens and Their Mode of Action: An Updated Review.” Evidence-based complementary and alternative medicine : eCAM, 2016, 3012462.

Buhner, Stephen Harrod, Herbal Antibiotics: Natural Alternatives for Treating Drug-Resistant Bacteria, 2012. Storey Publishing, North Adams, MA.

Essential Oils : Natural Remedies, 2015.- Althea Press, Berkeley, CA.

The Complete Book of Essential Oils & Aromatherapy.- Valerie Ann Worwood,  

The Encyclopedia of Aromatherapy, 1996.- ChrissieWildwood

Essential Oils for Beginners: How to Use The Essential Oils to Maximize your Health and Longevity.- Amy Joyson.Amy Joyson

National Institute of Health, Antimicrobial (Drug) Resistance, www.niaid.nih.gov, October 10, 2014

¡Compartir es bueno!